Presos procés

Junqueras cree que los indultos buscan blindar al Estado ante los recursos de los presos en Estrasburgo

El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, secunda al republicano y cree que la medida será “el preludio de la derrota” ante la justicia europea

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, el pasado sábado, durante la presentación de su nuevo libro en Barcelona.
El presidente de ERC, Oriol Junqueras, el pasado sábado, durante la presentación de su nuevo libro en Barcelona.Alejandro García / EFE

El lanzamiento de Contra la adversidad, el nuevo libro de Oriol Junqueras, que recoge sus vivencias en estos tres años y medio en prisión tras ser condenado a 13 por delitos de sedición y malversación, coincide con el debate abierto sobre la concesión de los indultos a los líderes independentistas que prepara el Gobierno El aún presidente de ERC y exnúmero dos de la Generalitat ha aprovechado este domingo una de las entrevistas promocionales para asegurar que detrás del gesto del Ejecutivo de Pedro Sánchez en realidad hay un afán por blindarse ante un posible varapalo judicial del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. Una idea que también secunda otro de los posibles beneficiarios, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y que ve la medida de gracia como “el preludio” de la derrota de España ante la justicia europea.

Hasta el momento, el propio Cuixart, Jordi Turull y Josep Rull son los únicos que han llevado su caso hasta Estrasburgo. Se espera que todos lo hagan en un intento de acorralar el proceso llevado por la Fiscalía y el Tribunal Supremo. “Los indultos son un triunfo porque demuestran algunas de las debilidades del aparato del Estado. Porque cuando las decisiones que se han tomado en algunos de esos aparatos se confronten con la justicia europea no resistirán el examen. El Estado intenta ahora [con el perdón] protegerse contra las medidas abusivas que ha tomado anteriormente”, ha asegurado Junqueras en una entrevista este domingo a Catalunya Ràdio. El encuentro fue grabado el pasado sábado cuando, aprovechando un permiso penitenciario, el historiador presentó su libro en un acto en un parque del barrio del Poble Nou, en la capital catalana.

Más información

En una entrevista al digital El Nacional, Cuixart ha utilizado una retórica más subida de tono. El líder independentista pronostica una “derrota” del Estado ante la justicia comunitaria y que Estrasburgo “legitimará todavía más que lo que hicimos los ciudadanos de este país no es delito, y al contrario: que la única manera de proteger los derechos fundamentales condenados por los tribunales españoles es ejerciéndolos”. “La resolución del conflicto político pasa por la autodeterminación, por la amnistía y el retorno de los exiliados” ha añadido.

El exconsejero de Economía ha hecho una lectura de la llegada de la medida de gracia mucho menos lesiva para los intereses del independentismo que la de, por ejemplo, la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana. Elisenda Paluzie aseguró, en una visión compartida por otros sectores, que de cierta manera es un triunfo del Estado al “desarmar” el relato represivo que hace el secesionismo y que esperan que sea certificado por el TEDH. Eso sí, no se ha separado una coma del discurso oficial: “Nosotros defendemos la amnistía, el referéndum y la independencia. Si para ello somos más útiles estando fuera [de la cárcel] que dentro, es evidente que queremos ser útiles”, ha asegurado el exvicepresidente de la Generalitat catalana.

Junqueras, que lleva cuatro años en prisión si se suma el tiempo que estuvo recluido de manera preventiva, ha pedido al Gobierno que no especule con la concesión del perdón y ha esquivado la pregunta sobre qué opinión le merecía que el Govern no asista a la conferencia que mañana lunes ofrecerá Sánchez en el Liceu para explicar su propuesta para Cataluña una vez los líderes independentistas estén fuera de la cárcel. “Si el Gobierno quiere hacer una cosa, que la haga y que deje de especular con el sufrimiento no solo de los que estamos en prisión sino también de los afectados en otros procesos judiciales y el del Tribunal de Cuentas”, ha asegurado. El líder republicano se enfrenta ahora, por la investigación del órgano fiscalizador sobre la promoción internacional del procés, a un posible embargo de sus bienes.

Junqueras también ha quitado relevancia a su presencia en la mesa de diálogo con el Gobierno, una posibilidad con la que se especuló mediáticamente hace unos días. “Es irrelevante si me siento allí o no”, ha dicho.

La idea de un Sánchez que actúa por la supuesta presión internacional y no porque apueste por intentar desinflamar la situación política en Cataluña es cada vez más repetida por el independentismo. La semana pasada otro de los presos que muy posiblemente este martes reciba la medida de gracia, Jordi Sànchez, la esbozó en la rueda de prensa de Junts per Catalunya. El Tribunal de Estrasburgo ya tiene en su mesa varios recursos contra la sentencia del procés del Supremo. El del presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, sostiene entre otras cosas que sufre una “limitación abusiva de derechos fundamentales”, una vulneración del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH).

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50