Crisis económica del coronavirus

El sector hotelero de Barcelona afronta el verano con el 50% de establecimientos abiertos

El negocio pierde 2.100 millones de euros de facturación en 15 meses de pandemia

El Gran Hotel Barcino cerrado de la Calle Jaume I en el centro de Barcelona.
El Gran Hotel Barcino cerrado de la Calle Jaume I en el centro de Barcelona.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

Un 28 de abril de cualquier año antes de la covid en los hoteles de Barcelona dormirían unas 60.000 personas y esta noche no habrá más de 2.200. La proporción del antes y después es el ejemplo que han puesto esta mañana los responsables del gremio de hoteles para ilustrar el tamaño de la “tragedia” de un negocio boyante y en constante expansión antes de la covid. Ahora, las perspectivas siguen inciertas, hasta el punto de que ven difícil que este verano pueda abrir más del 50% de la planta hotelera, lo que supondría poco más de 200. En 15 meses, desde el estallido de la pandemia, el sector afirma que han perdido 2.100 millones de euros de facturación. “Ahora están abiertos 130 hoteles de una planta de algo más de 400, con unas ocupación media de un 15% y con tarifas de hasta un 50% más baratas”, ha afirmado Jordi Mestres, presidente del gremio de hoteles de la capital catalana, a la hora de explicar las perspectivas. Lo ha hecho mostrando un vídeo de imágenes de decenas de puertas de hoteles cerradas y una triste melodía musical.

Las crisis es severa pero no tanto como para que cierren hoteles. “Lo que sí está pasando es que algunos podrán cambiar de manos, pero no cerrar”, matizaba Manel Casals, director del gremio. De momento se han cerrado entre 8 y 10 operaciones aunque podría haber más a tenor de la bajada de precios que se registran en algunos portales inmobiliarios especialistas en el sector. Uno de esos cambios de manos, por ejemplo, ha supuesto el aterrizaje en Barcelona de la cadena hotelera de lujo Intercontinental Hotels&Resorts, que ha renovado por completo el hasta ahora Crowne Plaza Barcelona, a los pies de Montjuïc, y cuya reapertura está prevista para julio.

Más información

La marca Barcelona y la fortaleza del sector turístico es lo que no hace dudar al sector de la recuperación segura: “No se duda de eso, porque la ciudad sigue siendo atractiva. La cuestión es cuándo”, ha insistido Casals. La dependencia del negocio hotelero del sector turístico, sea de vacaciones o el ligado a convenciones y negocios, es la que lo hace más vulnerable ―junto con el sector de agencias de viajes― a la ausencia de visitantes, especialmente extranjeros. “Veremos qué pasa con el Mobile porque hasta dos o tres semanas antes de que empiece no tendremos la confirmación de las reservas, de cuántos participantes vendrán finalmente a Barcelona”, concretaba Mestres, que ironizaba: “A John Hoffman le deberíamos dedicar una calle o una plaza” por su perseverancia para organizar la feria de forma presencial este año. A diferencia del MWC, la feria de audiovisual ISE, que iba a debutar este año, y el salón Alimentaria se han aplazado a 2022.

El sector hotelero representa el 5% del PIB de Barcelona y da trabajo a 35.000 personas, de las que un 90% siguen en ERTE, según los datos del gremio. “Por eso pensamos que es muy grave la situación y por las casi nulas ayudas que hemos recibido”, insistía Mestres, que se quejaba de que la mayor parte de los 4.000 millones de euros de un paquete de medidas de apoyo al sector hotelero del Gobierno central era en formato de préstamos. “Que hay que devolver, como los ICO, después de no facturar casi nada durante más de un año”, añadía. “Y de tener que seguir pagando impuestos, como el IBI o el IAE aun cuando los ingresos han sido de cero euros para los que siguen cerrados”, ha apostillado Casals.

A estas alturas de la pandemia, los hoteleros consideran que la ayuda más efectiva es acelerar la vacunación y la instauración de un certificado covid que permita la llegada del turismo: “Que asegure la libertad para viajar de todos los vacunados y los que ya han pasado la enfermedad, por lo menos”. Lo que más les preocupa es que otros países, como Turquía y Grecia, tomen la delantera a España y, más concretamente a Barcelona que representa el 10% del sector turístico a nivel nacional.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50