ELECCIONES CATALANAS

El Govern permitirá saltarse el confinamiento municipal para ir a mítines durante la campaña

La pandemia encarece el presupuesto de las elecciones del próximo 14 de febrero en ocho millones de euros

La consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en rueda de prensa telemática.(FOTO: EUROPA PRESS | VÍDEO: EFE)

El Gobierno catalán permitirá a los ciudadanos saltarse el confinamiento municipal para ir a mítines de los partidos en la campaña de las elecciones del 14-F para proteger el derecho a la participación política. La campaña arranca la noche de este jueves y el veto a salir de los municipios, impuesto de nuevo después de Reyes, está en vigor de momento hasta el domingo 7 de febrero. El Ejecutivo revisará la próxima semana si mantiene o no las restricciones y tomará la decisión en función de cómo evolucione la pandemia.

Meritxell Budó, consejera de la Presidencia, ha alegado este martes que el Govern está obligado a garantizar el derecho fundamental a la participación política. “La ciudadanía tiene derecho a recibir información de los partidos y estos a poder trasladar sus propuestas”, dijo en una comparecencia. Budó ha sostenido que con toda probabilidad los partidos recurrirán también a mecanismos telemáticos y que los mítines deberán cumplir los protocolos anticovid que obligan a utilizar un aforo reducido, mantener la distancia y el uso de mascarillas y gel. La mayoría de partidos se decantan por formatos mixtos. “Se va a permitir asistir, pero con todas las medidas”, afirmó la consejera. Las personas que quieran asistir podrán utilizar el certificado de auto responsabilidad para acreditar que acuden a un acto político.

La decisión ha generado un enorme revuelo en la red ante la incomprensión que ha suscitado la imposibilidad de cambiar de municipio para ir, por ejemplo, a ver a un familiar o acudir a un espectáculo cultural pero sí para asistir a un mitin. Junts per Catalunya, el partido al que pertenece la consejera, ha emitido esta noche un comunicado en el que aclara desde que se estableció el confinamiento municipal en otoño se contempló la excepción de romperlo para ejercer el derecho de participación política o el de reunión.

“No ha habido hoy ninguna novedad”, señalan conscientes de las críticas que ha suscitado el anuncio. En la nota, Junts recomienda a la ciudadanía en general y a sus simpatizantes en particular asistir solo a los mítines en su propio municipio. El partido asegura que en su caso priorizará los actos telemáticos y que se podrán seguir por Youtube. El máximo responsable de la logística electoral de la Generalitat, Ismael Peña-López, ha afirmado que piden a los partidos un uso responsable del ejercicio de esos derechos fundamentales priorizando los actos virtuales y la campaña en la red. “Si se tiene que mover gente, que sean candidatos, no simpatizantes”, ha propuesto.

“Pedimos a los partidos un uso responsable de los derechos fundamentales. Si se tiene que mover gente, que sean candidatos, no simpatizantes”, dice Peña-López, responsable de la logística del 14-F

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) se ha dado de plazo hasta el 8 de febrero para decidir si confirma o no la fecha del 14-F, pero la realidad es que tanto el Govern como todos los partidos dan por sentado que el calendario es inamovible. La campaña arranca mañana y el veto para salir del municipio estará vigente hasta el día 7, cuando ya se habrá cruzado el ecuador de la misma. El Procicat decidirá la próxima semana si mantiene o no las restricciones. Este lunes se notificaron 75 fallecimientos y que 600 de las 1.100 plazas de UCI existentes en Cataluña están ocupadas por enfermos de covid. El único dato positivo es que la velocidad de transmisión está por debajo del índice 1.

El Govern aprobó ayer dos contratos para activar la maquinaria electoral: el alquiler del pabellón 1 de la Fira de Barcelona, que será el cuartel general del 14-F, y el de los impresos electorales. El presupuesto de las elecciones es de 37,4 millones de euros, ocho más de los que se habrían destinado en unos comicios sin covid. La mitad de esa suma, 4,5, se invertirán en adquirir el material de protección para el personal que trabaje en las elecciones. Tras recalcar que el compromiso es que se pueda votar con “total seguridad”, Budó subrayó que el plazo para pedir el sufragio por correo se ha ampliado al día 5 y que el voto presencial se hará en colegios más grandes y con más secciones electorales para que los electores estén más esponjados. La duda es si a los miembros de las mesas se les hará un test antígenos o un PCR.

Lo más visto en...

Top 50