Elecciones Cataluña

Torrent apunta al 14 de febrero para celebrar las elecciones catalanas

La consejera de Presidencia, Meritxell Budó, asegura que desconocía la fecha

El presidente del Parlament, Roger Torrent, en el pleno de la Cámara catalana.
El presidente del Parlament, Roger Torrent, en el pleno de la Cámara catalana.LLUIS GENE / AFP

Las elecciones catalanas ya tienen una fecha perfilada: el domingo 14 de febrero de 2021. El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha anunciado este viernes el día, durante una entrevista a RAC1 y ya ha comenzado la ronda con los partidos para buscar un posible candidato. La cuenta oficial de los 124 días hacen que los comicios fueran un miércoles, pero Torrent ha asegurado que conviene más que sean en un día no laborable y ha considerado que habrá acuerdo político para ello. La consejera de Presidencia, Meritxell Budó, ha asegurado que desconocía ese calendario.

Torrent ha hecho la salvedad de que el 14-F es posible "si no hay un debate de investidura previo que pueda tener éxito”. De momento, ningún grupo independentista ha propuesto a nadie para someterse a ese debate y así aspirar al cargo que ahora ostenta de manera interina el republicano Pere Aragonès. Los expresidentes Quim Torra y Carles Puigdemont habían pedido que nadie de ERC o Junts se presentara, como una manera de protestar por la inhabilitación de Torra, confirmada esta semana por el Tribunal Supremo.

Desde el PSC y Ciudadanos, el grupo mayoritario, se han puesto sobre la mesa propuestas para hacer una investidura instrumental, con la convocatoria de elecciones como único punto del programa de Gobierno, pero los intentos no han cuajado. Eso permitiría ahorrarse al menos un mes de espera para los nuevos comicios.

Los plazos para convocar nuevas elecciones y elegir a un president de la Generalitat están estipulados tanto en la ley catalana de la presidencia como en la ley electoral. La norma dice que, tras notificarse el hecho del cese del jefe del Govern (en este caso la sentencia contra Torra), Torrent tiene un plazo de diez días para reunirse con los grupos parlamentarios e intentar encontrar un candidato con apoyos suficientes para presentarse al pleno de investidura. Fuentes de la presidencia del Parlament explican que solo se cuentan los días hábiles y eso empuja el plazo hasta el 15 de octubre.

Esas mismas fuentes descartan que se hagan reuniones públicas con los grupos, como suele pasar tras unas elecciones, o incluso las reducen a conversaciones informales por medios electrónicos. Comenzarían el próximo lunes. El entorno de Torrent, siguiendo un informe de los letrados, entiende que pasado ese plazo puede realizar un “acto equivalente” a un pleno fallido de investidura, para así poner en marcha la cuenta de dos meses para la disolución automática de la Cámara. Ese “acto” podría ser un pleno en el que el presidente del Parlament informe de que no hay candidato o bien una comunicación en una publicación oficial, como el Diario Oficial de la Generalitat o el Boletín Oficial del Parlament.

Tras la disolución, la ley electoral fija 54 días para la celebración de las elecciones. Torrent ha recordado que siguiendo esos plazos el día señalado sería un miércoles, pero ha considerado que con “acuerdo político” se puede ubicar en domingo, para garantizar la conciliación. Una gran movilización también beneficia al independentismo. Esta semana, el líder de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, había puesto sobre la mesa la fecha del fin de semana directamente anterior, el 7 de febrero. La consejera de Presidencia, Meritxell Budó, ha asegurado durante una entrevista en SER Catalunya que se ha enterado del 14-F por la radio.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50