LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La Generalitat rectifica y propone libertad de movimiento entre Barcelona y su área metropolitana

El Govern solicita al Ministerio de Sanidad que las regiones sanitarias de Girona, la Catalunya Central y las comarcas del Garraf y Alt Penedés pasen a fase 2 el próximo lunes

Cruce entre la calle Constitució y Riera Blanca, el límite entre Barcelona y L'Hospitalet de Llobregat.
Cruce entre la calle Constitució y Riera Blanca, el límite entre Barcelona y L'Hospitalet de Llobregat.Massimiliano Minocri

La Generalitat de Cataluña ha rectificado y ha pedido al Ministerio de Sanidad unificar las regiones sanitarias de Barcelona ciudad, la Metropolitana Nord y la Sud para que haya libertad de movimiento entre la capital catalana y sus municipios colindantes, un conglomerado de ayuntamientos que suma unos cinco millones de habitantes. Como el Govern insistió en iniciar la desescalada por regiones sanitarias —en lugar de por provincias, como recomendaba el ministerio—, la ciudad de Barcelona, que es una región sanitaria por sí sola, se ha quedado encerrada entre sus propios límites municipales. A pesar de entrar en fase 1, los barceloneses no pueden salir de la capital catalana excepto por motivos laborales. El Departamento de Salud ha anunciado que solicitará a Sanidad que las tres regiones sanitarias que conforman la capital catalana y su área metropolitana sean, a partir del próximo lunes, una única unidad territorial a efectos de aplicar las fases de la desescalada.

A diferencia de Madrid, que es una única unidad territorial y los madrileños pueden moverse por toda la comunidad sin restricciones al entrar en la fase 1, el inicio de la desescalada en Barcelona ha resultado descafeinado por los problemas de movilidad que ha generado pertenecer a regiones sanitarias diferentes. Una treintena de alcaldes socialistas de la provincia de Barcelona ya habían enviado una carta el pasado viernes al presidente de la Generalitat, Quim Torra, mostrando su disconformidad con esta situación y reclamando que solicitase al ministerio la flexibilización de la movilidad entre las tres regiones sanitarias.

El Departamento de Salud ha claudicado y, pese a que en su momento defendió las regiones sanitarias como las unidades territoriales adecuadas para la desescalada (son los términos territoriales que se emplean para la gestión de los equipamientos sanitarios), ahora ha decidido desdecirse y reclamar una unificación de las tres regiones sanitarias. Esto ayudará, ha justificado en un comunicado Salud, a "esponjar la alta densidad de población de Barcelona".

El Procicat, el comité técnico de la Generalitat encargado de pilotar la pandemia, también ha aprobado solicitar al Ministerio de Sanidad que la próxima semana, las regiones sanitarias de Girona y la Catalunya Central y las comarcas del Garraf y Alt Penedés pasen a la fase 2. Si Sanidad da el visto bueno a la propuesta, estas zonas se unirían a las otras unidades territoriales que este lunes estrenaron la nueva fase: las dos regiones sanitarias que engloban la provincia de Tarragona y el Pirineo de Lleida.

En el aire queda, no obstante, la zona de Lleida, que se encuentra ya en fase 1 y, previsiblemente, permanecerá, al menos, esta y otra semana más, en este escalón del proceso de desconfinamiento. “Los datos de incidencia de nuevos casos de covid-19 en la región han aumentado desde que se hizo efectivo su paso a la fase 1”, ha justificado un portavoz de Salud. Cuando se aprobó el paso de Lleida a la fase 1, el pasado 11 de mayo, la tasa de incidencia acumulada a los siete días era de 12,1 casos por 100.000 habitantes. El 22 de mayo, sin embargo, este valor ascendió a 42,7 casos por 100.000 habitantes. “Según informaciones de los servicios territoriales de la Agencia de Salud Pública, se han detectado cadenas de transmisión en empresas agroalimentarias que han mantenido trabajos mínimos. El Departamento de Salud ha decidido esperar unos días para ver la evolución de estas incidencias”, ha concretado este portavoz.

Salud ha apuntado que la evolución de los factores de riesgo epidemiológico —la incidencia de nuevos casos y la tasa reproductiva efectiva— sigue siendo baja. Además, ha señalado, “el impulso dado a la atención primaria para tener capacidad de diagnóstico y seguimiento de casos con la disposición de pruebas PCR también contribuye a considerar que es momento para hacer este nuevo pase de fase”. Cataluña ha notificado cerca de 292.000 casos confirmados de covid-19 o con sospecha clínica de la enfermedad. De ellos, 11.848 han fallecido, según el cómputo de la Generalitat a través de los partes de defunción que reportan las funerarias.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50