Cambios en el Govern por la crisis de las residencias

Esquerra traslada de Asuntos Sociales a Salud la competencia tras la presión del ‘president’ Torra

El Ejército desinfecta una residencia de Campdevànol (Girona)
El Ejército desinfecta una residencia de Campdevànol (Girona)EJÉRCITO DE TIERRA (Europa Press)

Golpe de timón en la situación de las residencias en Cataluña tras superar el millar de ancianos fallecidos por el coronavirus. La competencia pasará del departamento de Trabajo y Asuntos Sociales al de Salud. Así lo explicaron ayer en rueda de prensa los responsables de ambas carteras, Chakir El Homrani y Alba Vergés, los dos de ERC. El cambio en la estructura del Govern, que rubricará el president Quim Torra, busca mejorar una de las situaciones más delicadas en esta crisis. Según Asuntos Sociales, los ancianos con coronavirus fallecidos en las residencias asciende a 1.123 y los contagiados superan los 1.900. Desde Barcelona, la alcaldesa Ada Colau ha insistido en que la ciudad dispone de más de 600 plazas para trasladar y aislar a ancianos con síntomas de Covid-19 y ha acusado a Asuntos Sociales de “bloquear" estos traslados.

Los dos socios del Govern, Junts per Catalunya y ERC, se habían enfrentado abiertamente por la gestión de las residencias. Torra incluso tomó la iniciativa y se reunió con las entidades que agrupan a las residencias. El president, explican fuentes de Palau, pidió al vicepresidente Pere Aragonès, de ERC, el pasado martes en su reunión semanal, hacer los cambios necesarios y que estos fueran “visibles” a la ciudadanía.

La cúpula de los republicanos se reunió para diseñar la fórmula, que se decidió ayer en la madrugada y fue presentada a Torra poco después del mediodía. La actual dirección general de Autonomía Personal y Discapacidad se desgaja de Asuntos Sociales y pasa a depender de Salud. El nuevo plan lo capitaneará la hasta ahora directora de Atención Primaria, Yolanda Lejardi.

“Ahora tiene que prevalecer el criterio sanitario”, argumentó ayer El Homrani. En la dirección de ERC creen que la fórmula elegida permitirá “agilizar la gestión”. “En la crisis del coronavirus, al final, las decisiones las toma Salud”, recuerdan esas voces. Pese al segundo plano al que pasa El Homrani —ya no comparecerá en la rueda de prensa diaria—, su departamento seguirá a cargo del día a día de otros aspectos de las residencias, por ejemplo, las bolsas de trabajo.

El cambio fue bien recibido por las patronales de las residencias. “Esto es una crisis sanitaria y lo que necesitamos son recursos sanitarios”, dijo Cinta Pascual, presidenta de la patronal catalana de la dependencia. “Esta medida nos permitirá ver cómo afrontar mejor el coronavirus, dar la asistencia que toca a las personas mayores y sectorizar mejor a los ancianos en los centros”, dijo Vergés. En las últimas 24 horas se han registrado 214 nuevos fallecidos en estos equipamientos.

Al departamento que lidera El Homrani le ha costado asumir errores en la gestión de la emergencia que azotaba a las residencias. A las quejas del president Torra por la falta de “claridad” de Asuntos Sociales en la comunicación de la situación de las residencias, el consejero admitió que pudo haber equivocaciones en la comunicación. Sin embargo, el secretario de Asuntos Sociales y Familia, Francesc Iglesias, descartó errores en la gestión. “Errores nunca hemos cometido. Hemos actuado desde el primer día. Directrices ha habido y hemos escrito muchas, otra cosa es que lleguen y se apliquen. La preocupación de los profesionales la entendemos porque se han doblado jornadas, hubo escasez de medios de protección... La realidad hizo imposible trabajar desde el primer día con elementos de protección”, explicó Iglesias a EL PAÍS el pasado viernes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Con el contador de fallecidos en las residencias por encima del millar de ancianos, El Homrani ha admitido este miércoles en una entrevista a Catalunya Ràdio, haber llegado “tarde” en la protección de los trabajadores de las residencias. El republicano ha reconocido que la realidad de las residencias es “compleja y muy dura”. Sobre la falta de equipos de protección individual (EPI) ha justificado que la problemática para abastecer a los profesionales de equipos de seguridad es de ámbito mundial. “Somos conscientes de que tenemos 1.073 residencias, que es un tejido muy capilarizado y el material fungible es continuo”, ha explicado. El consejero ha apuntado a la compra centralizada del Estado para justificar las carencias de material. “Después de ver que cuando se centralizó la compra no funcionaba, lo que hice fue enviar carta al vicepresidente Pablo Iglesias diciendo que como no nos había llegado, nosotros haríamos compra directamente. Hicimos una primera compra por un 1,6 millones y otra por un valor de cinco millones”, ha señalado.

El otro agujero negro en la gestión de las residencias por parte de Asuntos Sociales está en el control de la situación de las residencias de forma individualizada. El Departamento asegura que desplegó a mediados de marzo un aplicativo para que cada centro reportase su situación (contagiados, fallecidos y personal afectado). Sin embargo, y pese a que una orden del Gobierno central obligaba a los centros a informar de su situación, no todos los centros lo han hecho. En concreto, 31 residencias nunca han reportado información. “Estamos llamando a las residencias para que trasladen esta información. Ayer martes salió una instrucción del Departamento explicando que es una obligación. Entendemos la complejidad pero hay que destinar un poco de tiempo de cada residencia para tener actualizados los datos”, ha manifestado el consejero durante la rueda de prensa diaria del Govern.

Mientras, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha acusado este miércoles a la Generalitat de “bloquear el traslado de ancianos enfermos de coronavirus” de residencias a camas medicalizadas habilitadas por el Ayuntamiento en pabellones y hoteles, informa Clara Blanchar. Colau ha asegurado que en la ciudad hay 800 ancianos con síntomas de coronavirus y que la ciudad dispone de 222 camas en pabellones habilitados como plantas de hospital y 445 en hoteles, además de cuatro residencias vacías y desinfectadas. “Es necesario hacer traslados masivos, no hablamos de 100 a la semana, sino al día, porque los expertos dicen que aislar a los enfermos para evitar que los contagios avancen y salvar las vidas del resto de residentes”, ha afirmado después de admitir que el consistorio es consciente de la complejidad de estos enfermos, por su edad y problemas de movilidad. Colau ha cuantificado en 34 los traslados realizados este miércoles y se ha mostrado esperanzada de que el cambio de gestión en las residencias, que el Govern ha decidido pasar de Asuntos Sociales a Salud se traduzca en una clara instrucción para facilitar estos traslados.

---

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS