Las mujeres viven más pero pasan 20 años con mala salud

Los niveles de depresión son el doble de altos que en los hombres

Una pareja de ancianos camina por una calle de Sant Andreu (Barcelona) el año pasado.
Una pareja de ancianos camina por una calle de Sant Andreu (Barcelona) el año pasado.JOAN GUERRERO

Las mujeres viven más tiempo que los hombres —86,2 frente a 80,7—, pero pasan más años con peor salud. En concreto, ellas pasan dos décadas con un mal estado de salud, mientras que ellos solo 14 años. La depresión, por ejemplo, es una de las patologías que se ceba especialmente con el colectivo femenino: el 11,2% de las mujeres padecen esta dolencia, una prevalencia dos veces mayor que en los hombres. Las mujeres de mayor edad, con bajo nivel socioeconómico y pocos estudios son el perfil más vulnerable.

Según el último Informe de Salud de Cataluña, la brecha de género también se cristaliza en el estado de salud. Ocho de cada 10 varones, de hecho, manifiestan tener un estado de salud excelente, muy bueno o bueno. En mujeres son el 73%.

Además, hay más mujeres que hombres con problemas de salud crónicos (el 41% frente al 35%). El estudio advierte que estas dolencias crónicas “pueden desembocar en situaciones de dependencia”. De hecho, la mitad de las mujeres mayores de 75 años necesitan ayuda para desempeñar la actividad básica de la vida diaria.

Con todo, las mujeres tienen hábitos de vida más saludables. Por ejemplo, fuman tabaco el 20% de ellas y casi el 31% de los varones. La proporción de hombres que hacen un consumo de riesgo de alcohol (6,4%) también es el triple que las mujeres. El exceso de peso también es más prevalente entre los varones (el 59,3% frente al 43,2%) y las mujeres suelen seguir más las recomendaciones de una dieta mediterránea (67,2% frente al 57,7% de los hombres).

La implicación en las tareas domésticas también cristaliza una profunda brecha de género. El 41% de las mujeres dicen ser las únicas responsables de estas labores. En cambio, solo el 11% de los hombres manifiestan asumir todas las tareas domésticas. Si bien es verdad que en los grupos de menos edad se suelen compartir este tipo de trabajos (31% ellas y 29,7% ellos en la franja de 15 a 44 años), a medida que avanza la edad, estas tareas son asumidas en solitario por las mujeres (casi la mitad de ellas frente al 10% de ellos en los mayores de 65 años). Asimismo, el nivel de estudios también supone un gradiente que influye en la desigualdad a la hora de asumir esta clase de trabajos: las personas con estudios universitarios comparten más estas tareas que aquellos con menos formación académica.

Según el Departamento de Salud, de media, las mujeres también dedican más horas que los hombres a las labores del hogar, tanto los días laborales (dos horas ellas frente a una hora ellos) como los festivos (3,1 horas y 1,7, respectivamente). “La diferente implicación de hombres y mujeres en las tareas domésticas queda patente, entre otras cosas, por el lugar donde más frecuentemente ocurren los accidentes: en las mujeres es dentro de la casa y en los hombres, en el trabajo”, apunta Salud.

En cuanto a la mortalidad, las causas más frecuentes en mujeres son las enfermedades circulatorias (28,4%), los tumores (uno de cada cinco fallecidas) y las dolencias respiratorias (10%). En los hombres, la causa de muerte más común son, en un tercio de los casos, los tumores, seguido de las enfermedades circulatorias (24,2%) y las respiratorias.

Lo más visto en...

Top 50