La Feria de Abril, amenazada por la rebelión de los caseteros

El sector de la hostelería de feria anuncia paros si no se les busca un encaje en las condiciones a la contratación temporal de la reforma laboral que les permita poder trabajar más de ocho horas

Labores de montaje de la portada de la Feria de Abril de Sevilla, en 2020.
Labores de montaje de la portada de la Feria de Abril de Sevilla, en 2020.Paco Puentes

Apenas queda un mes para la Feria de Abril y en el Real de Los Remedios de Sevilla ya empiezan a asomarse los toldos blanquiverdes y rojiblancos sobre las pañoletas que marcan las casetas. Un trajín que antecede a una fiesta que tiene un impacto económico de 800 millones de euros, el 3% del PIB de la capital andaluza y que durante dos años ha quedado en suspenso por la pandemia. Pero a la ilusión que esta primavera había logrado esquivar a la covid, podría empañarla un imprevisto de última hora: el paro anunciado por la Asociación Andaluza de Hostelería de Feria, que no ve un encaje claro de su sector a las limitaciones en cuanto a contratación temporal que establece la nueva reforma laboral, que, después del plazo transitorio de tres meses, entró en vigor este 31 de marzo.

“Necesitamos que alguien regularice nuestro sector y se flexibilicen las condiciones para contratar”, explica José David Martín González, el presidente de la asociación, que esta mañana ha emitido un comunicado en el que avisa de que el gremio de caseteros hará paros en todas las ferias de Andalucía porque el nuevo marco de contratación “hace inviable nuestra actividad, dado que la misma se lleva a cabo por períodos de corta duración, vinculados a las distintas ferias que se celebran, requiriendo durante dicho período la plena disponibilidad y horarios prolongados de atención al público”. Si no se halla una solución, las primeras ferias afectadas serían la de Mairena del Alcor, que se celebra entre el 20 y el 24 de abril, y después la de Sevilla, que arranca la noche del 31 de abril.

El gremio de los caseteros andaluces está integrado por 120 autónomos. “En una feria de una semana podemos dar empleo a unas 10.000 personas”, explica Martín. Antes de la pandemia, en un buen año, podían ganar entre 12.000 y 14.000 euros, asegura. Durante la crisis sanitaria, la asociación ya demandó soluciones específicas a la Junta de Andalucía, pero no se llegó a nada concreto. En estos dos años, donde apenas ha habido ferias en la comunidad por las sucesivas olas de la pandemia, muchos autónomos se han visto obligados a vender su material o a cambiar de trabajo.

La norma no escrita en la temporada de ferias es que los trabajadores estén empleados unas 12 horas, pudiendo ganar en una semana una media de entre 1.200 a 1.500 euros netos. Con las limitaciones de horas de trabajo y de horas extra de la reforma laboral alegan que tendrían que contratar al doble de personas. “No hay personal y menos cualificado y el que viene a trabajar a la feria quiere que le salga rentable y no lo hace si trabaja menos horas y, por tanto, cobra menos”, explica Pepe Galván, secretario general de la Unión de Autónomos de Andalucía, a quien los caseteros se dirigieron la semana pasada y que está tratando de mediar con el Ministerio de Trabajo a través de la federación nacional para buscar un marco flexible.

Comunidado de convocatoria del paro para la Feria de Sevilla

Juan Garrido tiene a su cargo el montaje de 23 casetas de la Feria de Abril y el catering de 10. “En el montaje no tengo problemas porque las jornadas son de ocho horas, pero ya he hablado con los presidentes de las casetas porque no sé cómo voy a hacer con el servicio de catering”, explica. Entre todos los locales a su cargo, hay días en los que puede emplear a 80 personas, entre cocineros, camareros, guardas… Además de en Sevilla, él trabaja en otras 20 ferias —que es la media que suelen hacer todos los autónomos del gremio― a lo largo de la temporada, que puede durar entre seis y ocho meses.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Francisco Solís solo trabaja en dos casetas de la Feria de Sevilla. También se ocupa del montaje y de la hostelería. Como Garrido, con la primera actividad no tiene problema, pero sí está empezando a ver los peros con las contrataciones. “¿Cómo se hace un contrato para seis días a ocho horas con la nueva ley?”, se pregunta. Juan Pedro, otro casetero, ha rebajado de cinco a tres el número de casetas con las que contrata habitualmente en la Feria de Abril ante la incertidumbre del futuro, pero también “por las estrecheces” tras dos años en blanco.

El sector teme las sanciones de la Inspección de Trabajo y busca un régimen laboral especial. También se ha dirigido a la Consejería de Trabajo de la Junta para que canalice sus peticiones ante el Ministerio y están trabajando con los sindicatos en un convenio colectivo que pueda equipararlos de alguna manera con el gremio de la hostelería de la provincia de Sevilla donde, explica Galván, hay un margen para contrataciones de hasta 10 horas. Jesús Cruz Villalón, catedrático de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Universidad de Sevilla, es más escéptico sobre la ausencia de soluciones dentro de la ley. “Pueden firmar contratos temporales por circunstancias de la producción si existe una causa coyuntural, que en su caso existe, cuando no superen los 90 días al año, que en su caso se da. Además, al hacerse por ese período de tiempo no están obligados a tener que volver a contratarlos el año que viene”, puntualiza.

Después de dos años duros, los caseteros son otro sector amenazado ante la necesidad de adaptarse a la coyuntura de los nuevos tiempos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS