_
_
_
_

El PSOE pide al juez que impute a ex altos cargos de Interior por persecución ilegal a la familia de Sánchez

La Audiencia investiga desde hace año y medio los audios de la corrupción sobre la operación Cataluña, la caja b del PP y el acoso a Podemos

El comisario jubilado José Manuel Villarejo a su llegada a la Audiencia Nacional, el pasado 19 de marzo de 2024.
El comisario jubilado José Manuel Villarejo a su llegada a la Audiencia Nacional, el pasado 19 de marzo de 2024.Gustavo Valiente (Europa Press)

El PSOE solicitó este martes al juez Manuel García Castellón que tome declaración como imputados al exsecretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y al comisario José Manuel Villarejo, en relación a una conversación entre ambos en la que maquinaron la búsqueda de información contra la familia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para destruir su reputación. Esos supuestos planes entre el número dos de Interior y el comisario se registraron apenas un mes después de que Sánchez se hiciera con el liderazgo del PSOE en unas primarias.

La Audiencia Nacional investiga desde septiembre de 2022 los audios de la corrupción que publicó EL PAÍS donde el comisario Villarejo tramaba con distintos dirigentes del PP y del Ministerio del Interior planes para desacreditar a independentistas catalanes y a dirigentes de Podemos o para buscar pruebas de la financiación ilegal del PP con la intención de ocultárselas al juez encargado del caso. El material que reunió el instructor para su investigación incluye una conversación de casi dos horas del 22 de agosto de 2014 en la que el entonces número dos de Interior, Francisco Martínez, considera que el conocimiento de los negocios del suegro de Pedro Sánchez podría ser “mortal” para la carrera del presidente y anima al comisario a conseguir más información. Unos meses antes de las elecciones generales de 2015, donde Pedro Sánchez encabezaba la lista del PSOE, aparecieron las primeras noticias sobre los negocios de su suegro. El PSOE denuncia en su escrito dirigido al juez que “la investigación desarrollada por funcionarios y con dinero público del Ministerio del Interior tenía única y exclusivamente fines partidistas, sin guardar ningún tipo de relación con las funciones que legalmente tiene atribuido el Ministerio del Interior, pues en nada afectaba a la seguridad del Estado”.

El juez García Castellón pidió al comenzar esta investigación un informe a la Unidad de Asuntos Internos de la Policía sobre la “relevancia penal” de los audios publicados por EL PAÍS. La cúpula policial del ministerio del Interior, a las órdenes de dirigentes del PP, llevó a cabo distintas operaciones a espaldas del juez que ahora investiga el juez en base a la información publicada en este periódico. Son las que siguen:

Operación Cataluña

Sin mandato judicial pero con conocimiento de los principales jefes políticos de Interior, varios comisarios participaron entre el último trimestre de 2012 y finales de 2017, en la denominada Operación Cataluña para desacreditar a dirigentes independentistas catalanes. Los audios publicados por EL PAIS datan el comienzo de estas maniobras en noviembre de 2012, cuando Cataluña iba a celebrar unas elecciones anticipadas origen del desafío independentista. Villarejo filtró a El Mundo, según reconoce él mismo en conversación con Francisco Martínez, un informe donde se denunciaban numerosas corruptelas del expresidente Jordi Pujol; del entonces presidente Artur Mas, y de otros cargos independentistas. El informe, sin fecha, ni sello, ni firma, denunciaba cuentas suizas multimillonarias que nunca aparecieron. CiU, el partido de Mas, que obtuvo 50 diputados, 12 menos de los que tenía. Los audios de la corrupción acreditan otras operaciones similares por parte de la cúpula policial de Interior contra dirigentes independentistas: cuentas falsas del exalcalde de Barcelona, Xavier Trias; extorsión a dueños del Banco de Andorra para lograr las cuentas de la familia Pujol... En las conversaciones de Villarejo también aparece, como defensora de las iniciativas policiales, la exsecretaria general del PP, Dolores de Cospedal, a la que el juez no ha imputado pese a la petición de la Fiscalía.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Hundir a Podemos con pruebas falsas

Podemos se convirtió, desde mayo de 2014 cuando entró en el Parlamento Europeo, en un adversario político principal del PP, que gobernaba en España. La policía maniobró desde ese momento hasta 2017 para desacreditar a esta formación política con operaciones sin repaldo judicial que han quedado acreditadas en los sumarios abiertos. Desde la difusión del famoso informe PISA (Pablo Iglesias S. A.) a principios de 2015 que todos los tribunales archivaron (Audiencia Nacional, Supremo y Tribunal de Cuentas); hasta el recibo falso que la policía patriótica coló en Okdiario sobre un supuesto ingreso de dinero del Gobierno venezolano en una cuenta a nombre de Pablo Iglesias en el paraíso fiscal de las Islas Granadinas. También intentaron los cargos policiales de Interior convencer a exaltos cargos venezolanos para que denunciaran corruptelas de Podemos.

Robar documentos a Bárcenas para tapar el caso de la caja b

Las conversaciones grabadas por Villarejo, difundidas por EL PAÍS, e incorporadas a la pieza 34 de la investigación abierta en la Audiencia Nacional, revelan las maniobras del PP y del ministerio del Interior para evitar daños judiciales por la investigación abierta a raíz de la publicación de la contabilidad secreta que llevaba el extesorero del PP, Luis Bárcenas. En esos audios se escucha hablar a Dolores de Cospedal o a Francisco Martínez sobre las maniobras necesarias para obstaculizar la investigación judicial abierta por esta causa. Entre las operaciones destaca el pago de fondos reservados a Sergio Ríos para espiar a la familia del extesorero del PP.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_