_
_
_
_
_

El abogado del TJUE considera que fue un error no reconocer a Puigdemont como eurodiputado en 2019

El letrado de Luxemburgo cree que la justicia europea debe anular la decisión de la Eurocámara de impedir que el ‘expresident’ y Toni Comín accediesen al hemiciclo

Carles Puigdemont Junts
Carles Puigdemont en un pleno en el Parlamento Europeo EstrasburgoRONALD WITTEK (EFE)
Silvia Ayuso

Carles Puigdemont apura sus últimos días como eurodiputado con la mira puesta ya en las elecciones catalanas, en las que aspira volver a presidir la Generalitat. Pero su agitada carrera política europea, plagada de recursos judiciales, sigue coleando. Aunque apenas tiene ya impacto, porque está a punto de cerrar el capítulo de Bruselas, el abogado general del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) le ha dado este jueves un espaldarazo al considerar que fue un error que se le impidiera ocupar su escaño en julio de 2019 y proponer que se anule la decisión del entonces presidente de la Eurocámara Antonio Tajani de negarle a él y a Toni Comín el acceso a las instancias legislativas europeas.

Con su decisión, el entonces presidente de la Eurocámara “puso en cuestión los resultados electorales oficialmente proclamados” por la Junta Electoral Central el 13 de junio de 2019, razona el abogado del TJUE Maciej Szpunar, cuya opinión no es vinculante, pero suele dar indicios de hacia dónde apuntará el tribunal europeo cuando se pronuncie al respecto. De este modo, agrega Szpunar, Tajani “dio efectos a la suspensión de las prerrogativas de los señores Puigdemont y [Toni] Comín dimanantes de su condición de miembros del Parlamento Europeo, en violación del Derecho de la Unión”. Según subraya, “ningún precepto de este Derecho autoriza a un Estado miembro a suspender las prerrogativas de los miembros del Parlamento Europeo”.

El dictamen del abogado del TJUE contradice la decisión en primera instancia del Tribunal General de la UE (TGUE) de julio de 2022, cuando declaró inadmisible el recurso de Puigdemont y Comín a la decisión de Tajani al considerar que el entonces presidente de la Eurocámara se había limitado a tomar nota de la situación jurídica de los dos políticos. Ambos recurrieron dicha decisión, que ha tenido en la opinión favorable a su causa del abogado Szpunar un primer espaldarazo para los independentistas.

Puigdemont, que con este paso se dice confirmado en su estrategia de acudir a la justicia europea para enfrentar las decisiones españolas en su contra, ha afirmado desde la Eurocámara en Bruselas que la opinión del abogado del TJUE demuestra que “tanto el Parlamento Europeo como las autoridades españolas vulneraron derechos fundamentales de ciudadanos europeos” al impedirles acceder a su escaño. “Han puesto todas las trabas posibles para nuestro trabajo. Si se confirma la opinión del abogado, será la constatación de una gravísima violación de derechos fundamentales”, ha declarado a periodistas en medio del pleno que se celebra estos días en la capital belga, el penúltimo de esta legislatura. Poco antes, había indicado en las redes sociales que si el TJUE acaba avalando la opinión del abogado general, “alguien tendrá que dar explicaciones por violar derechos fundamentales de los electores europeos, haciendo un uso partidista de las instituciones de la Unión como el Parlamento Europeo”.

La legislatura europea de Puigdemont y Comín, que aspira ahora a renovar su mandato en Bruselas y acaba de ser nominado cabeza de lista de Junts, ha estado cargada de sobresaltos desde su elección, en los comicios europeos del 26 de mayo de 2019. Apenas unos días antes de que la legislatura arrancara, Tajani decidió, a finales de junio de ese año, negarse a reconocerles la condición de eurodiputados. Según dijo, no podía tratarlos como futuros miembros de la Eurocámara porque sus nombres no figuraban en la lista de candidatos electos notificada oficialmente por las autoridades españolas (acabarían asumiendo su puesto seis meses más tarde).

El motivo fue que, aunque en la lista de candidatos españoles electos a la Eurocámara emitida por la JEC el 13 de junio figuraban Puigdemont y Comín, en la notificación que envió el organismo electoral español a Bruselas cuatro días más tarde sus nombres habían desaparecido, dado que la JEC concluyó que no podían ser eurodiputados porque no habían acudido personalmente a acatar la Constitución en el Congreso, como exige la ley, para evitar ser detenidos al pisar suelo español. En consecuencia, Tajani informó el 27 de junio de 2019 a los dos afectados por carta de que no podía aceptarlos como eurodiputados en esas condiciones. “Parece ser que sus nombres no están en la lista de diputados electos comunicada oficialmente al Parlamento Europeo. En consecuencia, y hasta nuevas notificaciones de las autoridades españolas, no estoy por ahora en posición de tratarlos como futuros miembros del Parlamento Europeo”, explicaba en la misiva.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para el abogado del TJUE, el “principal error” del tribunal europeo de primera instancia es “no haber considerado que el escrito del 27 de junio de 2019 contenía la decisión definitiva del presidente del Parlamento Europeo de hacer caso omiso de la proclamación del 13 de junio de 2019, por la cual, de conformidad con la sentencia Junqueras Vies, Puigdemont y Comín habían adquirido la condición de miembros del Parlamento”. En su sentencia sobre el caso de Junqueras, emitida en diciembre de ese mismo año, el TJUE consideró que el expresidente de ERC debió haber sido reconocido como eurodiputado, consideración que facilitó finalmente que Puigdemont y Comín pudieran tomar posesión de sus actas como eurodiputados seis meses después de haber comenzado la legislatura.

También desde la Eurocámara, el eurodiputado de Ciudadanos Jordi Cañas y Carlos Carrizosa, rival por Cs de Puigdemont en la carrera por la presidencia de la Generalitat y de visita en Bruselas, han rechazado la opinión del abogado del TJUE. “Puigdemont no debió ser nunca eurodiputado porque un delincuente no puede defender principios que violó”, ha declarado Cañas, que confía en que la sentencia del Tribunal, que podría llegar en las próximas semanas, no seguirá la línea del abogado. “Hemos venido a Bruselas a detener al señor Puigdemont y el próximo 12-M lo tenemos que detener todos los catalanes”, ha dicho por su parte Carrizosa, de visita en el Parlamento Europeo.

En su recurso, los todavía eurodiputados catalanes también apelaron la decisión tomada el 29 de mayo de 2019 de denegárseles el “servicio especial de acogida” a los nuevos miembros electos y, también, impedir ser acreditados hasta que se confirmara oficialmente su elección. Ahí el abogado del TJUE considera que “las alegaciones contra la instrucción” de Tajani “carecen de fundamento”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Silvia Ayuso
Corresponsal en Bruselas, después de contar Francia durante un lustro desde París. Se incorporó al equipo de EL PAÍS en Washington en 2014. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y continuó en la alemana Dpa, para la que fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_