_
_
_
_
_

Abascal defiende en Israel la ofensiva sobre Gaza y dice que Sánchez debe pedir perdón por cuestionarla

El líder de Vox se reúne con dos ministros de Netanyahu y visita el kibutz atacado por Hamás el 7 de octubre

Santiago Abascal
Abascal, durante su visita al kibutz de Nir Oz (Israel), atacado el pasado 7 de octubre por Hamás.Vox

Santiago Abascal ha visitado esta semana Israel, donde ha defendido la ofensiva del ejército israelí sobre Gaza y ha exigido que el presidente español pida perdón por haberla cuestionado, según ha informado Vox. Para el líder del partido ultra, Pedro Sánchez “debe pedir disculpas a las víctimas y al pueblo israelí por cuestionar la legítima respuesta de un Estado democrático frente a los asesinos que matan, torturan y decapitan civiles en sus hogares; violan y raptan mujeres; secuestran a niños y ancianos; y que usan su propia población civil como escudos humanos”.

En un mensaje publicado en la red social X (la antigua Twitter), Abascal ha añadido que “acabar totalmente con Hamás, que encarna el mal absoluto, es un imperativo moral”. “El Gobierno de Israel tiene todo nuestro apoyo, afecto y comprensión”, concluye, sin hacer ninguna alusión a que la respuesta israelí a los ataques terroristas de Hamás del 7 de octubre deban respetar el derecho internacional humanitario.

Abascal ha viajado a Israel invitado por el Likud, la formación del primer ministro, Benjamín Netanyahu, que está asociada al Partido de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), que preside la jefa del Gobierno italiano, Giorgia Meloni, y al que está afiliado Vox. La delegación del Vox —de la que también ha formado parte el eurodiputado Hermann Tertsch y el director de la fundación Disenso, Jorge Martín— ha sido recibida por dos miembros del Gobierno israelí, el ministro de la Diáspora y la Lucha contra el Antisemitismo, Amichai Chikli, y el ministro de Agricultura, Avi Dichter. Chikli, hijo del presidente de la Universidad Judía de México, visitó Madrid en mayo pasado y es un adversario declarado de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y del multimillonario y filántropo judío George Soros; mientras que Dichter ha sido director del Shin Bet, el servicio secreto interno israelí, y forma parte del Gabinete de Guerra de Netanyahu.

Según ha informado La Gaceta, órgano de prensa de la fundación de Vox, los dos ministros expresaron su agradecimiento al partido ultra por su “apoyo constante frente a los terroristas de Hamás, mientras que Abascal les expuso “la vergüenza que la mayoría de los españoles ha sentido” en su opinión ante las declaraciones de Pedro Sánchez, en las que cuestionaba que Israel estuviera cumpliendo el derecho internacional humanitario en sus bombardeos sobre la Franja, y los “aplausos que ha recibido del grupo terrorista Hamás”; en alusión al comunicado de este último en el que elogiaba la posición mantenida por los jefes de Gobierno de España y Bélgica durante su gira por Oriente Próximo la semana pasada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según La Gaceta, Chikli dijo a sus invitados que “Vox se enfrenta a una campaña de deslegitimación constante” Y apostilló: “No somos ajenos ello, pero estamos convencidos de que seguiremos trabajando juntos por la libertad de expresión, la libertad de pensamiento y todos los valores fundamentales de la civilización occidental”.

En Israel, Abascal ha visitado el kibutz (cooperativa agraria) Niz Oz, a unos cuatro kilómetros de la Franja, asaltado el 7 de octubre por Hamás, que mató o secuestró a 180 de sus 400 habitantes. Durante la visita, la delegación de Vox ha tenido que refugiarse en un refugio antiaéreo, ya que han sonado las alarmas, pero el ataque no ha llegado a producirse.

Desde su fundación, en 2013, Vox ha sido un partido alineado con los halcones de la política israelí. Sin embargo, entre sus seguidores subsiste el ancestral antisemitismo que ha caracterizado a la ultraderecha española. El único diputado provincial de Vox por Barcelona, Jordi de la Fuente, fue detenido en 2009 por realizar pintadas contra Israel junto a una sinagoga; y la presidenta del partido en Madrid, Rocío Monasterio, tuvo que desautorizar a un diputado de su grupo por mostrarse comprensivo con la arenga antisemita que se pronunció en una marcha neonazi.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Miguel González
Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_