_
_
_
_
_

Once detenidos por vender aceite de oliva adulterado a gran escala

Los arrestados en Italia y España vendían como virgen extra aceites lampantes, que no pueden comercializarse, de mal sabor y ácidos. Inmovilizados 5.200 litros adulterados listos para su venta. Jaén, Córdoba y Ciudad Real, epicentro de la operación

Once personas han sido detenidas en una operación en Italia y España, los dos mayores productores europeos de aceite de oliva, por vender aceite de oliva adulterado, ya que mezclaban productos de la aceituna que no se pueden comercializar para consumo humano (turbios y lampantes) con otros mejores hasta lograr parámetros de calidad mínimos para venderlos. La Guardia Civil y los Carabinieri han inmovilizado 5.200 litros de aceite de oliva adulterado listo para su venta al público tras haber pasado un fraudulento periplo físico y químico para poder ser vendido de matute. La grasa que llevaba el producto era de tan mala calidad que la Operación ha sido bautizada como Omegabad (omega malo, en referencia a la grasa benéfica del aceite). La operación ha afectado a las provincias de Ciudad real, Jaén y Ciudad Real, las grandes provincias productoras del oro líquido de la cocina mediterránea, cuyo precio de venta al público está disparado.

La operación comenzó después de que el Seprona (policía ecológica de la Guardia Civil) detectase irregularidades en el aceite de oliva que transportaba un camión cisterna que fue inspeccionado en la localidad Manzanares (Ciudad Real). Lo que vieron es que ese producto estaba en el límite de la calidad mínima para ser virgen o virgen extra (el de máxima calidad). La Guardia Civil asegura que los implicados compraban aceites de menor categoría o directamente malos para hacerlo pasar por buenos, en un momento en que en España el precio de este producto está desbocado, especialmente en el caso de los de mayor categoría.

Así, según el instituto armado, empleaban los llamados aceites lampantes, los de peor calidad por su elevada acidez y su olor y sabor desagradables, cuya comercialización está prohibida. Suele proceder de aceituna tardía o recogida del suelo. Para poder ser consumido es necesario refinarlo. Según los investigadores, los detenidos “mezclaban los aceites turbios, un subproducto de la oliva, con el aceite de oliva de mejor calidad para conseguir unos parámetros adecuados de grasas y eritrodiol que permitieran su comercio. También obstaculizaban la trazabilidad del producto al no registrar los aceites de oliva de su empresa”.

Según ha informado la Guardia Civil, los implicados utilizaban en España una empresa vinculada con el proceso de adquisición de aceites de menor categoría para realizar cambios en la categoría de aceites turbios a lampantes para convertirlos en virgen y virgen extra mediante falsificaciones de la documentación para poder comercializarlos.

En Italia, dos empresas aglutinaban aceites “de gran parte de los países que tienen relevancia en el panorama oleícola, entrando la mayoría en la Unión Europea a través de Portugal”. Estas empresas ejecutaban ya la falsificación y manipulación en España. A lo largo de la investigación se han realizado ocho registros en España e Italia de forma simultánea, que se han saldado con la detención de 11 personas. Cinco de las inspecciones se han producido en envasadoras y almacenes de aceite de las provincias de Ciudad Real, Jaén y Córdoba.

Entre todos los registros se han inmovilizado 16 depósitos de aceite y más de 5.200 litros de aceite de oliva adulterado listo para su venta al público. Igualmente, han sido intervenidos más de 91.000 euros en efectivo, cuatro vehículos de alta gama y bloqueado varias cuentas bancarias.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_