_
_
_
_
_

Cientos de miles de personas acuden a las manifestaciones convocadas por el PP contra la amnistía

Feijóo: “No nos callaremos hasta hablar en unas elecciones y que todos podamos otra vez votar”. Vox secunda las protestas

Desde la izquierda, Ana Botella, José María Aznar, Isabel Díaz Ayuso, Alberto Núñez Feijóo, José Luis Martínez- Almeida y Afonso Serrano, este domingo en la Puerta del Sol de Madrid.Foto: CLAUDIO ÁLVAREZ | Vídeo: EPV
Virginia Martínez

La derecha demostró este domingo su fuerza en lo que pretende ser una larga serie de protestas contra la futura ley de amnistía. Cientos de miles de personas secundaron las concentraciones convocadas por el Partido Popular en las 52 capitales de provincia de España contra la medida de gracia y las negociaciones del PSOE para investir a Pedro Sánchez. Los principales dirigentes populares nacionales y territoriales comandaron las protestas. En el acto más numeroso, organizado en la Puerta de Sol de Madrid, unas 80.000 personas coparon tanto la plaza como las calles aledañas, según datos de la Delegación del Gobierno, que el PP elevó en un primer momento a 500.000 y finalmente incluso a un millón. “No nos callaremos hasta hablar en unas elecciones y que todos podamos otra vez votar. Porque lo que se está haciendo es lo contrario de lo que hemos votado. Le tienen miedo a las urnas. Los españoles tenemos derecho a opinar”, reclamó el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, en la capital madrileña, cuatro meses después de los comicios generales del 23-J, en los que su partido fue la fuerza más votada, pero sin posibilidad de formar Gobierno. La protesta se produce unos días antes del debate de investidura del candidato socialista, que ha logrado aglutinar 179 votos a favor, lo que supone mayoría absoluta y el apoyo de todos los partidos políticos del Congreso salvo PP, Vox y UPN. Vox secundó las manifestaciones en todo el país, pese a la pugna abierta con los populares por liderar la contestación contra Sánchez en la calle. El presidente los ultras, Santiago Abascal, escuchó a Feijóo entre el público madrileño.

Todos los actos comenzaron con la lectura de un manifiesto común, En defensa de la igualdad de todos los españoles. Tanto la reivindicación de la “igualdad” como de la “libertad” fueron las proclamas más repetidas por los dirigentes populares. “Los españoles no admitimos que la Presidencia del Gobierno sea una compraventa. Queremos democracia, queremos justicia y queremos dignidad. No se ha visto una cosa igual en ninguna democracia occidental”, defendió en Madrid un enérgico Feijóo, con un tono duro como el utilizado durante los últimos días contra el acuerdo de PSOE y Junts. El jueves comparó el pacto con el 23-F, ETA y el desafío soberanista catalán.

El líder popular no llegó a afirmar que Sánchez esté implantando una “dictadura”, como ha reiterado la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, pero sí lanzó mensajes deslegitimando el futuro Ejecutivo de coalición. “Los españoles recuperaremos nuestra libertad y dignidad. ¡Viva España! ¡Viva la democracia!”, terminó el líder del PP como si dicha libertad o democracia no existieran en el país, a pesar de que él mismo calificó la manifestación de “legal” y ha afirmado que se puede “hacer en cualquier lugar de España”. Feijóo no contestó a Sánchez, después de que el presidente en funciones pidiera el sábado en Málaga al PP que acepte los resultados electorales y aplique “cordura y mesura” tras una semana de concentraciones marcadas por episodios violentos frente a las sedes del PSOE.

Las protestas de este domingo a mediodía fueron pacíficas y comunicadas a la Delegación del Gobierno, a diferencia de las celebradas en las inmediaciones de las sedes socialistas de estos últimos días, que en Madrid han desembocado en disturbios. En su discurso, Feijóo evitó referirse a las acciones violentas ni condenarlas. Por su parte, Ayuso volvió a ir más lejos que el presidente del PP en los ataques a Sánchez: “Su proyecto es el totalitarismo. Ha decidido que él no va a perder el poder, le cueste lo que le cueste a España. Nos llevará por este camino a una dictadura si no hay contrapeso en el poder. Ha decidido ser el poder ejecutivo, legislativo y judicial”, dijo la líder del PP madrileño en su intervención, previa a la de Feijóo, en la que hizo una advertencia grave: “Nos encargaremos de devolver golpe por golpe”. Las consignas emitidas tanto por el jefe de los populares como por Ayuso asegurando que Sánchez no respeta la democracia arengaron a los asistentes, que respondieron con gritos de “¡Sánchez, a prisión!”, “¡Sánchez, dictador!”, “¡Queremos votar!” y “¡Libertad!”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

También desde el público, algunos concentrados pidieron a Feijóo una huelga general. “No tengáis ninguna duda que si se me ocurriese acordar lo que está pactando Pedro Sánchez, habría una gran huelga general en toda España”, les respondió el líder popular, sin incitar específicamente al paro, pero sin rechazarlo tampoco. En privado, fuentes de la dirección del PP sostienen que llevar a cabo ese tipo de protesta sería muy complicado porque no la apoyarían los sindicatos principales. La idea del paro laboral ha sido sugerida por el sindicato Solidaridad, conectado con Vox.

Manifestación contra la amnistía, este domingo en Pontevedra.
Manifestación contra la amnistía, este domingo en Pontevedra.ÓSCAR CORRAL

En declaraciones previas al acto, Abascal sí avanzó que su partido apoyará dicha huelga en caso de ser convocada. “Es tremendo que el presidente que da un golpe de Estado pida mesura y [respeto a la] legitimidad”, indicó sobre Sánchez. “Llegó al poder mintiendo y ahora también. El Gobierno anterior era ilegítimo y este, también”, sostuvo el líder ultra, que posteriormente se dirigió hacia la sede nacional del PSOE, en la calle de Ferraz, donde a la una de la tarde volvieron a concentrarse cientos de personas en una protesta no comunicada a las autoridades.

Feijóo estuvo arropado por el expresidente del Gobierno José María Aznar; el vicesecretario de Cultura, Borja Sémper; el presidente del Senado, Pedro Rollán, la diputada Cayetana Álvarez de Toledo y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que calificó ya al líder de los populares como “jefe de la oposición”, cargo que ejercerá oficialmente tras ser investido Sánchez la semana próxima. Después de ese momento, Feijóo tendrá que tomar decisiones sobre los “ajustes” que pretende hacer en el seno de la ejecutiva popular.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, durante la concentración en Sevilla.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, durante la concentración en Sevilla.Alejandro Ruesga

En los actos convocados por el PP en las diferentes provincias, la tónica general de los manifestantes fueron consignas contra el presidente en funciones y contra Carles Puigdemont, junto a pancartas con lemas como “España no se vende” y banderas españolas y europeas. En Sevilla, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, subió al atril para dirigirse a 50.000 personas, según datos de la Delegación y de la formación. “No vamos a estar callados, no vamos a hincar las rodillas, vamos a levantarnos en defensa de la libertad y la separación de poderes. Desde el sur de España vamos a dar la batalla judicial, institucional, política y en todos y cada uno de los rincones de Andalucía”, continuó Moreno, interrumpido por aplausos y gritos de “Puigdemont, a prisión”, informa Eva Saiz.

En la Comunidad Valenciana, donde la delegación de Gobierno estima que acudieron 50.000 manifestantes en las tres capitales de provincia, el presidente de la Generalitat Valenciana, Carlos Mazón, aseguró en Alicante (20.000 personas) que el “desafío a la democracia” de Sánchez requiere de “una reacción” con “todas las medidas de respuesta pacíficas, constitucionales y serenas”, y advirtió a “aquellos que miran a otro lado” de que “se arrepentirán en un futuro por ser cómplices con su pasividad”. En el acto celebrado en Valencia (24.000 personas, según la Delegación, 50.000, según el PP), el dirigente popular Esteban González Pons indicó desde la tarima que los “ultras” no eran bienvenidos. En la concentración posterior de unos miles de personas frente a la sede del PSPV-PSOE, una periodista y un cámara de À Punt, la televisión pública valenciana, fueron insultados y sufrieron lanzamientos de botes, según denunció ella misma en directo, informa Ferran Bono. En la cúpula del PP querían evitar que cualquier tipo de acto violento ensuciase sus protestas.

Concentración frente a la sede del PSPV en Valencia.
Concentración frente a la sede del PSPV en Valencia. Mònica Torres


Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Virginia Martínez
Es redactora en la sección de España y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en la sección audiovisual hasta verano de 2021. Antes cubrió información local en el diario Granada Hoy. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Granada y en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de Periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_