_
_
_
_

Podemos ve “imprescindible” que Irene Montero siga al frente de Igualdad en un futuro Gobierno de coalición

Belarra abre un “proceso de reflexión” para “redefinir” la estrategia del partido, y avisa sobre Sumar: “Acuerdos en estas condiciones no se pueden volver a repetir”

La líder de Podemos, Ione Belarra, junto aIrene Montero, Lilith Verstrynge e Isa Serra.Foto: FERNANDO ALVARADO (EFE) | Vídeo: EUROPA PRESS
Paula Chouza

Podemos ha reclamado este sábado formalmente que Irene Montero siga al frente del Ministerio de Igualdad si se reedita el Gobierno de coalición con el PSOE. En el acto de arranque del curso político, que ha derivado en un nuevo pulso a Sumar, la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ha anunciado también la apertura de un proceso de “reflexión y debate” para renovar el documento político que definirá el rumbo del partido en la próxima legislatura. El texto hecho público por la tarde recuerda su rechazo a “la doble militancia” —lo que impide formar parte a la vez de su organización y de la de Yolanda Díaz, que tiene pendiente la celebración de una asamblea—, además de exigir para cualquier futuro acuerdo electoral “primarias abiertas y sin vetos”.

El discurso de la también ministra de Derechos Sociales en funciones, previo a la reunión del Consejo Ciudadano Estatal, máximo órgano de dirección del partido, ha tenido dos mensajes diferenciados: uno sobre las propuestas de Podemos para apoyar la investidura de Pedro Sánchez; el otro, en torno al futuro de la formación y su nuevo encaje en un proyecto bajo las órdenes de Díaz en el que son ya minoritarios. El mitin, celebrado a media mañana en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, se ha convertido en toda una reivindicación del partido y la figura de Montero, y la intervención de Belarra anticipa las líneas de batalla de los próximos meses.

Evitando en todo momento hablar de líneas rojas o condiciones inamovibles, y sin poner en duda su voto afirmativo en una hipotética investidura de Pedro Sánchez, la líder de Podemos ha esbozado sus “propuestas” para un acuerdo con los socialistas: congelar los alquileres durante toda la legislatura, abaratar la cesta de la compra y el transporte público, subir el salario mínimo a 1.500 euros al mes, derogar la ley mordaza, renovar el Consejo General del Poder Judicial y, “ante todo”, seguir gestionando Igualdad con la actual ministra a la cabeza. “Es imprescindible que Irene Montero y su equipo sigan al frente del Ministerio de Igualdad”, ha explicitado.

Aunque las conversaciones de Sumar con el PSOE las dirige un equipo liderado por Nacho Álvarez, secretario de Estado, portavoz económico de la formación de Díaz y a la vez responsable de esta cartera en Podemos, los de Belarra buscan tener también una interlocución directa. La ministra ha insistido en que Montero “ha convertido a España en una referencia de los derechos de las mujeres y el colectivo LGTBI en todo el mundo” y ha apostado por que ella y su equipo sigan “impulsando las transformaciones” en este ámbito, como un sistema de cuidados, la lucha contra las violencias machistas o una ley antirracista. “Creo que sería la mejor contribución de Podemos al próximo Gobierno de coalición”, ha concluido.

Sobre la importancia de seguir impulsando políticas feministas había hablado antes la propia ministra de Igualdad, vitoreada por cerca de 500 militantes en el Teatro Fernando de Rojas del Círculo, que se ha quedado pequeño para acoger al millar de simpatizantes que había acudido al encuentro. Entre el público se encontraban políticos de otras formaciones, como Gabriel Rufián, de ERC; Carlos Sánchez Mato, de IU; o Juan López de Uralde, de Alianza Verde.

“Todos debéis tener muy claro, Ione también, que podéis contar conmigo”, anticipó Montero. “Podemos es la garantía de que haya transformaciones profundas en el siguiente Gobierno de coalición”. La misma semana en la que el grupo parlamentario de Sumar ha constituido su órgano de dirección y ha querido zanjar el debate sobre las portavocías adjuntas —de las que Podemos e IU se han quedado fuera, en favor de grupos regionalistas con menos diputados—, la secretaria de Organización, Lilith Verstrynge, ha reclamado “soberanía, voz propia y capacidad de acción política” para seguir “empujando” esos cambios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

No a la doble militancia y primarias para los acuerdos electorales

Para afrontar esta nueva etapa, con menos poder tras las autonómicas y generales, y ya en clave interna, Belarra ha comunicado el inicio de un proceso de discusión que “redefina” la estrategia del partido en los próximos años. La secretaria general, quien ha subrayado que tienen “la responsabilidad de proteger” su “autonomía como fuerza política” y su “capacidad de toma de decisiones”, ha explicado que los objetivos con los que la dirección se presentó a la cuarta Asamblea Ciudadana en 2021 —proponer a Yolanda Díaz como candidata a la presidencia para “ampliar la base electoral” y competir por ser “la fuerza mayoritaria del Gobierno”— “no se han cumplido”.

“De aquí al 4 de noviembre nuestra organización debatirá, enmendará y votará un documento político con el objetivo de fortalecer Podemos política y organizativamente”, ha expuesto Belarra, que ha cargado contra el traumático acuerdo de integración en Sumar para las elecciones del 23-J; un proceso, ha dicho, que “no se puede llamar de unidad”, al que ha calificado de “injusto” y que, ha remarcado, ha “derivado en la pérdida de votos y escaños”, unas conclusiones presentes también en el texto publicado después. “Acuerdos en estas condiciones no se pueden volver a repetir”, ha afirmado la dirigente, en alusión a la exclusión de Irene Montero de las listas electorales del 23-J y ante el aplauso unánime del auditorio. “Tenemos la responsabilidad de cuidarnos las unas a las otras y de sostener una forma de hacer política en equipo, que implica que no te pones de perfil, que no se deja nunca caer a la gente que se ha puesto en primera línea para llevar los cambios más lejos que nadie”, ha ahondado la ministra.

En el documento a discusión (La fuerza para seguir transformando), Podemos vuelve a presentarse como “fuerza de Gobierno”, defiende su participación en Ejecutivos de coalición “sin confundirse ni subordinarse a fuerzas social-liberales” y rechaza la doble militancia, una advertencia clara sobre futuros planes de integración en Sumar recogida ya en su reglamento. “Podemos es una fuerza política autónoma, que tendrá siempre su propia hoja de ruta, su programa, sus órganos de dirección y sus mecanismos de decisión protagonizados por la militancia y las y los inscritos. Podemos respeta a las demás fuerzas políticas y a las personas que militan en ellas y, precisamente por ello, en Podemos no existe la doble militancia”, reza el texto.

Además, alerta sobre futuros pactos electorales, al señalar que trabajará por llegar a acuerdos de unidad, pero “siempre que resulte útil, conveniente y eficaz desde el punto de vista político y electoral”; exista “respeto mutuo a la autonomía de las distintas fuerzas políticas” que conformen la coalición; y las listas de la candidatura se hagan siempre “mediante primarias abiertas sin restricciones y sin vetos”.

Si en 2021 el partido abogaba por “cuidar, consolidar e impulsar” el liderazgo de Díaz y lograr convertirla en “la primera mujer presidenta” de España, el documento ahora a debate solo contiene dos referencias a la vicepresidenta segunda en funciones en las que reitera el fiasco por la no consecución de esos objetivos el pasado 23-J.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Paula Chouza
Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_