_
_
_
_

La fiscal jefa Antidroga: “La delincuencia organizada no está en el foco prioritario del Parlamento ni del Gobierno”

Rosa Ana Morán, primera mujer al frente de una de las tres fiscalías especiales de la Audiencia Nacional, critica el modelo para perseguir el delito y reclama más medios

Rosa Ana Moran
La fiscal jefa de Antidroga, Rosa Ana Morán, en su despacho de la Audiencia Nacional, el 2 de febrero.Samuel Sánchez
Joaquín Gil

Rosa Ana Morán (Oviedo, 61 años) se convirtió hace ocho meses en la primera mujer en aterrizar en la jefatura de una de las tres fiscalías especiales de la Audiencia Nacional. Tras 36 años de carrera, la máxima responsable de Antidroga pilota a otros 42 fiscales desde un soleado y silencioso despacho. Reclama más medios, carga contra el óxido del engranaje de la justicia y denuncia lo que considera una falta de interés institucional para combatir el crimen organizado y un deficiente modelo en la instrucción de las causas: “Todo el mundo sabe que el sistema no funciona”, se queja.

Pregunta. ¿Cómo son los narcotraficantes en España?

Respuesta. Es una delincuencia globalizada con organizaciones multinacionales, donde trabajan ciudadanos de países productores, como Colombia. Se mezclan con españoles y gente de los Balcanes. La última información relevante de la policía proviene de las evidencias de Encrochat o Sky ECC [chats encriptados usados por delincuentes que fueron intervenidos en 2020 y 2021, respectivamente] y muestra grandes organizaciones con múltiples nacionalidades. Sus jefes están en Dubái.

P. ¿Por qué Dubái?

R. Supongo que su legislación permite [a los señores de la droga] vivir bien y manejar sus asuntos desde allí. Tenemos acuerdos de extradición con muchos de estos países, pero la relación de cooperación internacional y extradición no está tan avanzada como la de otros lugares más cercanos. Nos afecta a todos. Vengo de París, de hablar con los responsables de la Fiscalía de Delincuencia Organizada. Y tenemos los mismos problemas. Necesitamos crear nuevos vínculos con los países del Golfo y trabajar con Dubái.

P. ¿Dubái actúa como refugio de narcos o también como lavadora de fondos?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. Por ahora, tenemos ubicados allí a los capos, pero tenemos que investigar el tema financiero.

P. Según la última memoria de la Fiscalía General del Estado, el ministerio público impulsó en 2021 un total de 20.890 procedimientos por narcotráfico en España, un 4,47% más que el año anterior. ¿A qué responde este incremento?

R. Es muy difícil saber cuánta droga hay. La sensación es que hay más. La pandemia provocó un stock en los países productores que hay que colocar. En España no queremos tener los problemas que están sufriendo países tan avanzados como Bélgica u Holanda, donde las mafias amenazan a las instituciones y a la familia real [el denominado grupo de narcos Mocro Mafia puso en jaque el pasado año la seguridad de la princesa Amalia de Orange, heredera al trono holandés]. Hay que estar en alerta.

P. ¿Por qué Barcelona, donde en 2021 se abrieron 3.458 investigaciones antidroga, encabeza el ranking nacional?

R. Barcelona tiene puerto, pero creo que se mueve más mercancía en Valencia. Según el Observatorio Europeo de Droga de 2021, el tercer puerto con más movimiento de droga en Europa es Valencia, por detrás de Amberes y Róterdam. Las estadísticas son verdaderas, pero no recogen todos los matices.

P. Los últimos golpes contra el narco en España han mostrado que los delincuentes manejan arsenales de armas de guerra.

R. Los delincuentes son cada vez más peligrosos. Y esto debería alertar a las instituciones, a la sociedad y al legislador.

P. ¿Ha recibido amenazas?

R. En los ocho meses que llevo en el cargo, no.

P. ¿Y alguno de sus fiscales?

P. A alguno le hemos puesto seguridad. No le puedo decir a quién. Javier Zaragoza [que fue hasta abril de 2021 fiscal delegado Antidroga en el Campo de Gibraltar] tenía protección. La amenaza puede llegar en cualquier momento.

P. ¿Cómo han evolucionado los sistemas de blanqueo del crimen organizado con las criptomonedas? ¿Cómo se indaga este fenómeno?

R. Estamos en ello [ríe]. Existe el blanqueo tradicional, el de toda la vida, a través de sociedades y compra de propiedades de lujo, y el más sofisticado. La investigación siempre va por detrás del delito.

P. ¿Las divisas digitales remplazarán a las lavadoras de fondos tradicionales?

R. No lo creo. La UE está trabajando para evitarlo. Hay cosas que me preocupan más ahora y que son muy inmediatas. Existe un anteproyecto de ley que ha remitido el Ministerio de Justicia con una nueva regulación de agentes encubiertos [policías infiltrados en investigaciones] del que vamos a informar en el Consejo Fiscal y que me gustaría que se hubiera comentado antes con la Policía, que me consta que no se ha hecho, y con nosotros.

P. ¿Por qué le preocupa?

R. Porque tenemos que conseguir sistemas útiles para investigar a las organizaciones internacionales y los agentes encubiertos lo son.

Rosa Ana Morán, durante la entrevista.
Rosa Ana Morán, durante la entrevista.Samuel Sánchez

P. ¿Cómo es la carga de trabajo de los fiscales?

R. Hay mucho trabajo. El fiscal interviene en todo. Informa al juez desde el principio, trabaja con la policía para pedir diligencias. El sistema de instrucción del juez no significa que este se ocupe de todo. Lamento decirlo. En la Audiencia Nacional hay solo seis jueces de instrucción que trabajan con las fiscalías Antidroga (15 fiscales), de la Audiencia Nacional (19) y Anticorrupción (29). No es cierto que instruyan los jueces. Funcionan como jueces de libertades y garantías. Creo que nadie negará que todo lo que se hace en materia de drogas va precedido de un informe del fiscal.

P. ¿Los fiscales deberían formalmente instruir las causas?

R. Lo estamos haciendo. No lo ignora nadie.

P. ¿Debería cambiar la ley para que eso se reconociera?

R. Por supuesto. Y para que podamos trabajar de otra forma. Vengo de Francia, donde se inventó la figura del juez instructor y se mantiene, pero se ha cambiado la Ley de Enjuiciamiento Criminal de manera que el 96% de las causas las instruye el fiscal junto a un juez de libertades y garantías […] El sistema español no funciona porque no responde a la delincuencia organizada.

P. ¿Cuál es su sistema ideal?

R. Una instrucción del fiscal, especialización en las materias, que haya expertos en delincuencia organizada que trabajen con la policía, y jueces de garantías. Todo el mundo sabe que el sistema no funciona. Me voy a jubilar y no lo he visto. Cualquier juez con experiencia suficiente sabe que es así.

P. ¿La Audiencia Nacional está obsoleta para combatir el crimen organizado?

R. Sí y, además, es muy pequeña. La Oficina de Delincuencia Organizada en París tiene jurisdicción especializada en varias regiones, lo que incluye jueces y fiscales. Lo que ha pasado en Algeciras no puede seguir ocurriendo. Jueces de salida en La Línea de la Concepción (Cádiz) que indagan grandes organizaciones de narcotráfico porque solo funcionan allí. ¿Cómo le puedes dejar a un juez con dos o tres años de experiencia en juzgados mixtos, que tienen civil y familia, llevar una gran organización de delincuencia organizada? No puede ser. Se han hecho planes, como el Especial del Campo de Gibraltar, donde se enviaron a estas zonas a agentes de Policía y Guardia Civil, y no se han ampliado los medios para jueces y fiscales. Un Estado fuerte debe tener planes completos. Ahora vamos a tener un juicio con más de 140 acusados que no tiene salas. No tengo la sensación de que la delincuencia organizada esté en el foco prioritario de las instituciones que deben responder, como el Parlamento o el Gobierno. Llevo aquí ocho meses y conmigo no ha hablado nadie.

P. ¿Dice eso porque reivindica y no le escuchan?

R. Voy a empezar a hacer reivindicaciones. Me he reunido con el secretario de Estado pero porque le he pedido hora.

La fiscal jefa Antidroga en su despacho.
La fiscal jefa Antidroga en su despacho.Samuel Sánchez

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Joaquín Gil
Periodista de la sección de Investigación. Licenciado en Periodismo por el CEU y máster de EL PAÍS por la Universidad Autónoma de Madrid. Tiene dos décadas de experiencia en prensa, radio y televisión. Escribe desde 2011 en EL PAÍS, donde pasó por la sección de España y ha participado en investigaciones internacionales.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_