El Gobierno pide al PP que no utilice “el dolor de las víctimas” y se comprometa “con los derechos de las mujeres”

Feijóo, sobre la ‘ley de solo sí es sí': “Necesitamos que alguien asuma responsabilidades. El Código Penal no es un conjunto de eslóganes políticos”

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez (en el centro), antes de presidir este viernes en Palma junto a la presidenta del Govern, Francina Armengol, la Comisión Mixta de Transferencias que aborda el traspaso de competencias en materia de Costas. Foto: ATIENZA (EFE) | Vídeo: EPV

La ofensiva del Partido Popular contra el Gobierno a cuenta de las rebajas de penas por la entrada en vigor de la Ley de Garantía de la Libertad Sexual ha encontrado este viernes la respuesta frontal en boca de la ministra portavoz, Isabel Rodríguez. “Me parecen muy inoportunas las manifestaciones que he escuchado al señor Feijóo en estos días, que con tal de atacar al Gobierno, ataca las políticas de igualdad”, ha criticado Rodríguez, para censurar después a aquellas “formaciones políticas” que utilizan “el dolor de estas víctimas” mientras “no se comprometen con los derechos de las mujeres”. La portavoz del Ejecutivo de coalición, en declaraciones a los medios desde Palma de Mallorca, ha acusado además al PP de usar el goteo de recursos en los tribunales como un dardo arrojadizo “sin ninguna legitimidad”.

La ley del solo sí es sí fue aprobada por una amplia mayoría parlamentaria de 205 votos a favor, 141 en contra (84 del PP, 52 de Vox, uno del PNV y cuatro del grupo mixto) y tres abstenciones (dos de la CUP y una de PRC) el pasado 25 de agosto. “Hemos trasladado al Gobierno, antes de su aprobación, que esa ley iba a facilitar la disminución de las penas en los delitos sexuales y lamentablemente así se ha producido”, ha contestado el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, desde un acto en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), minutos después.

En medio de un viaje relámpago a Cataluña, Feijóo ha calificado de “chapuza” el texto normativo y ha exigido al Gobierno que mueva ficha en los ministerios de Justicia e Igualdad. “Necesitamos que alguien asuma responsabilidades”, ha aseverado el jefe de los conservadores, que ha aprovechado la coyuntura para hurgar en la tensión que anida dentro del Ejecutivo. “Veremos si el presidente puede destituir a una ministra que no ha nombrado”, ha manifestado en alusión a la dirigente de Podemos Irene Montero. La titular del departamento de Igualdad ha reiterado estos días que los jueces “están incumpliendo la ley” por “machismo”.

La nueva norma eleva las penas para algunos supuestos, como las violaciones en grupo o bajo sumisión química, pero también reduce el castigo mínimo o máximo en casos en los que no existen agravantes. Esto ha abierto la puerta a que los abogados de decenas de condenados con la antigua legislación reclamen en los tribunales que se revise su sentencia, amparándose en que el Código Penal establece el derecho de los penados a que su condena se adapte a la nueva ley si esta resulta más favorable para su caso. El Partido Popular, que se opuso desde un primer momento a la tramitación de la ley, advirtió en la comisión de Igualdad sobre la eventual reducción de las penas, pero algunas de las enmiendas parciales que intentó introducir en sede parlamentaria seguían distinguiendo entre agresión y abuso, delitos que unificaba la ley del solo sí es sí y una de las bases que inspiraron su redacción.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Este viernes, Feijóo ha aceptado finalmente responder a las preguntas de la prensa para cerrar una semana en la que ha ofrecido hasta cuatro monólogos ante los medios de comunicación. Han sido apenas tres cuestiones las que ha aceptado el líder conservador a la salida de una visita a una empresa de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) que emplea a personas con discapacidad, en las que ha acusado al Gobierno de frivolizar con el rediseño del marco legal —“el Código Penal no es un conjunto de eslóganes”, sin aclarar si distinguiría entre agresión y abuso en una hipotética reforma o derogación— y ha apremiado al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, a corregir la “chapuza” de la ley. Por contra, Isabel Rodríguez ha admitido compartir “la preocupación ciudadana” y ha pedido “prudencia y respeto” para la acción de los jueces, de la fiscalía y del Tribunal Supremo. “Han de valorar qué es lo que está ocurriendo, cómo se está trasladando esto que era la voluntad de la ley en su aplicación, para valorar qué medidas han de adoptarse”, ha sentenciado la ministra portavoz desde Palma de Mallorca.

Pinza de Vox y Ciudadanos

El líder del PP rechaza presentar la moción de censura con la que le presionan el presidente de Vox, Santiago Abascal, y la de Ciudadanos, Inés Arrimadas, por la reforma del delito de sedición. La modificación se votará este jueves en el Congreso. El portavoz de la formación de ultraderecha en la Cámara baja, Iván Espinosa de los Monteros, retiró este jueves la petición de moción de censura, ahora, además, por la rebaja de las penas provocada por la ley de solo sí es sí. Arrimadas, que este miércoles admitió haber mantenido una llamada telefónica con Abascal, también se ha referido a la norma, a la que dieron su voto a favor. “Es evidente que la ley tiene un error. El Gobierno debe reconocerlo, corregir la ley cuanto antes y dejar de atacar a los jueces. Toda esa prisa que se está dando para rebajar las penas de sedición o de malversación es la que tendría que tener para corregir un fallo que es evidente, que hay que reconocerlo y hay que corregirlo lo más rápido posible”, ha subrayado en la sede de Cs, este viernes.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS