Feijóo cuestiona en Bruselas la excepción ibérica y la gestión española de los fondos europeos

El líder del PP considera “posible” el acuerdo para renovar el Consejo General del Poder Judicial, aunque ha evitado calificarlo de inminente

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, saluda a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la reunión del Partido Popular Europea en Bruselas este jueves.Foto: TAREK (EUROPA PRESS) | Vídeo: EUROPA PRESS

En su segunda visita a Bruselas desde que es presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo ha dejado de lado el perfil más institucional y ha pasado al ataque contra el Gobierno español, criticando dos relevantes asuntos de la política europea que afectan a España. El líder del PP ha cuestionado la excepción ibérica para el precio del gas y la “decepcionante” gestión española de los fondos europeos, de la que, ha dicho, habló el miércoles con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; justo el mismo día en que esta dijo que conviene analizar si la excepción ibérica se amplía a toda la UE. Feijóo, que ignoraba esas declaraciones de Von der Leyen, critica esta medida porque “está saliendo muy cara a los españoles”. A pesar de su contundencia contra el Gobierno, el jefe de la oposición sigue negociando en privado para renovar el Consejo General del Poder Judicial. El acuerdo “es posible”, ha dicho en Bruselas, evitando calificarlo de inminente.

A su llegada a la reunión del PP Europeo de este jueves en la capital comunitaria, Feijóo ha criticado la excepción ibérica para el precio del gas porque “está costando 1.000 millones de euros de subvención a los consumidores franceses” y ha cuestionado todos sus efectos positivos. “De momento, lo que ha producido es un aumento del consumo del gas en España”, ha apuntado; “con datos de Eurostat, somos el país con la quinta tarifa eléctrica más cara”. “Si España quiere seguir con su excepción, ha de saber que eso es caro, que hay consumidores españoles que están incrementando su factura un 40%, que hay muchas empresas que se van a quedar en una situación de vulnerabilidad porque no pueden pagar el precio del gas y que el consumo de gas ha crecido por encima de la media de la UE”, ha argumentado el líder del PP, obviando, en cambio, que la medida ha conseguido ralentizar el aumento del precio de la electricidad en España, como reconoce la UE. Hace algo más de un mes, durante una entrevista en La Sexta, Feijóo aseguró que si llegase al poder eliminaría la excepción ibérica.

En el Senado, Pedro Sánchez aportó el martes datos concretos sobre los efectos de la excepción ibérica en España y cifró en torno a 2.900 millones de euros el ahorro para los consumidores españoles. “A 7 de octubre, el precio del megavatio hora que pagamos es un 35% inferior a Alemania, un 55% menos que en Francia y casi un 70% inferior a Italia”, especificó el presidente en el debate. También Von der Leyen ha reconocido la evidencia de que el mecanismo ha conseguido reducir el precio de la electricidad en España y Portugal, aunque en términos absolutos la energía haya seguido encareciéndose.

Pero, en su afán por cargar contra esta iniciativa del Gobierno español, el líder del PP ha negado incluso que la UE esté considerando extender la excepción ibérica a todos los países miembros, a pesar de que la propia Von der Leyen lo anunció el miércoles en su discurso ante el Parlamento Europeo. “Tampoco ha visto usted ninguna declaración de la UE en favor de la ampliación de la excepción ibérica para toda la UE”, se ha descolgado Feijóo a preguntas de los periodistas en Bruselas. Sin embargo, la presidenta de la Comisión fue muy clara el miércoles en Estrasburgo. “Este modelo”, dijo la mandataria sobre la excepción ibérica, “se ha introducido en España y Portugal, donde se han reducido los precios de la electricidad. Creemos que se puede considerar que sea introducido en la Unión Europea”.

Feijóo no ha dado tregua al Gobierno de Pedro Sánchez en Bruselas, y también ha cuestionado la gestión de España de los fondos europeos, al igual que hizo en su día su predecesor al frente del PP, Pablo Casado. “Ha sido decepcionante por la baja ejecución, en el entorno del 20%, y además la hacemos vía transferencia a las comunidades. Es decepcionante para las empresas, porque no está llegando el dinero para las inversiones; para las comunidades, porque están ausentes en la cogobernanza, y decepcionante en el impacto en la economía”, ha cargado. La única política europea del Gobierno español que ha contado con el apoyo del PP es el Midcat —un proyecto que este jueves han enterrado España, Portugal y Francia, ante la oposición del último, en favor de un corredor marítimo de Barcelona a Marsella—, aunque el líder popular también había criticado que no se hiciera en 2018.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Feijóo habló sobre la gestión española de los fondos europeos con la presidenta de la Comisión en su reunión bilateral el miércoles por la tarde en Bruselas, según él mismo ha explicado. Tras el encuentro con Von der Leyen, que tenía como objetivo no declarado limar asperezas después de la tensión que los distanció por el impuesto a las eléctricas hace unas semanas, Feijóo ha querido hacer explícito su apoyo a las medidas de la Comisión Europea que dirige su colega de partido.

“El PP en España está respaldando al mil por cien las medidas que ha adoptado y sigue adoptando la Comisión Europea”, ha enfatizado, queriendo cerrar filas con la dirigente comunitaria. El respaldo expreso del líder del PP a la Comisión llega, sin embargo, después de que el PP haya hablado de “timo ibérico” en referencia a la excepción europea, una expresión de la que ahora se trata de distanciar Feijóo diciendo que él nunca la ha utilizado ―sí lo hizo su número tres, el coordinador general, Elías Bendodo―, aunque ha seguido cuestionando el mecanismo.

Puentes con otros conservadores europeos

Feijóo está tratando de recomponer puentes con sus colegas conservadores europeos tras un estreno con turbulencias en la política comunitaria. Este jueves se ha reunido con el líder de los populares europeos, Manfred Webber, que también defendió con vehemencia el impuesto a las eléctricas mientras el PP español votaba en contra en España, y ha comido con el líder del Partido Social Demócrata portugués (PSD, centroderecha), Luís Montenegro. La paradoja es que en España Feijóo no deja de poner de ejemplo una y otra vez al primer ministro portugués António Costa, socialdemócrata como Sánchez y rival de Montenegro.

En la reunión a puerta cerrada del PPE, Feijóo ha apelado ante sus colegas a la “responsabilidad histórica del PPE” y ha lamentado que “socialistas y populistas” hayan “arrinconado” a los conservadores en Europa. “No debemos olvidar que nuestro partido y sus valores han salvado a la Unión de sus tiempos más difíciles”, ha reflexionado, según fuentes presentes. “Debemos luchar contra los esfuerzos de los socialistas de reescribir la historia”.

El presidente del PP está acompañado en la reunión del PPE y en todos sus encuentros privados con otros líderes del vicesecretario Institucional y eurodiputado Esteban González Pons, que es además negociador del PP con el Gobierno del pacto para el Poder Judicial. Con González Pons a su lado, Feijóo ha explicado a los periodistas que el pacto es “posible”, pero no ha querido calificado de inminente, y ha dejado claro que el PP exige que los miembros del próximo consejo no hayan tenido cargos públicos en los últimos años. Esto deja fuera a la juez Victoria Rosell, candidata por Unidas Podemos en la terna que se elaboró en 2018 y actual delegada del Gobierno para la violencia de género. “Aquellas personas que tienen cargos públicos o políticos o que lo han tenido en los últimos meses o años no cumplirían los requisitos que estamos pactando con el Gobierno”, ha enfatizado el líder popular, que a pesar de que no da tregua a Sánchez sigue negociando en privado con él.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS