Carlos Lesmes dimitirá este lunes como presidente del Poder Judicial y del Supremo

El bloqueo en la renovación del órgano de gobierno de los jueces y la parálisis por la imposibilidad de hacer nombramientos ha provocado la renuncia

Carlos Lesmes anuncia en un vídeo las razones de su dimisión.Vídeo: CGPJ

Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), dimitirá este lunes, según ha anunciado el órgano de gobierno de los jueces en un comunicado. “Finalizado hoy el plazo anunciado a los vocales del Consejo en el pleno del pasado 29 de septiembre sin que Gobierno y oposición hayan alcanzado un acuerdo para la renovación del CGPJ o para la devolución de sus competencias por ley”, señala el texto enviado por el Consejo, el presidente “formalizará mañana su renuncia al cargo”. “Los contactos desarrollados entre las fuerzas políticas a raíz de la visita del Comisario de Justicia de la Comisión Europea no han dado resultado positivo alguno”, añade la nota enviada a los medios. Lesmes volverá “de inmediato” al servicio activo en la carrera judicial y se incorporará a su destino como magistrado en la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo.

En una breve alocución remitida a los medios a última hora de la tarde, Lesmes afirma que se va por “conciencia profesional”, por “respeto a la dignidad de las instituciones” y una vez “perdida toda esperanza de rectificación y ante el patente deterioro del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial”. Según él, su presencia en la cúpula del Poder Judicial, a la que accedió en diciembre de 2013 para un mandato que la Constitución fija en cinco años, “carece ya de utilidad”. Lesmes explica que renuncia también “por respeto a los jueces españoles”, que, asegura, “esperan que quien les representa no permanezca impasible ante una situación que compromete gravemente el prestigio y el funcionamiento de la justicia entera”. “Permanecer solo podría servir para convertirme en cómplice de esta situación que aborrezco y que es inaceptable”, remacha Lesmes su discurso.

La renuncia se esperaba desde que el propio Lesmes amenazó con ella en su discurso de la apertura del año judicial, el pasado 7 de septiembre. Pero la confirmación a última hora de este domingo de que dimitirá el lunes ha sorprendido a los propios vocales del CGPJ. Varios de ellos se han enterado a través de un mensaje enviado a los miembros del órgano instantes después de que el equipo de comunicación remitiera un comunicado a los medios.

Todos daban por segura la marcha de Lesmes esta semana o, como mucho, la siguiente, pero el presidente se había comprometido a no hacerlo hasta conseguir que el CGPJ nombrara a los dos magistrados del Tribunal Constitucional pendientes de designar desde el pasado 13 de septiembre. El desconcierto entre los vocales se acentúa porque Lesmes había instado a los interlocutores del bloque progresista y del conservador a que este lunes le propusieran un candidato para el tribunal de garantías con el objetivo, según les explicó, de intentar llegar con un pacto cerrado al pleno del próximo jueves, que él mismo había convocado y se había comprometido a presidir.

El cese lo tendrá que sancionar ahora el presidente del Gobierno (lo hará previsiblemente el martes en el Consejo de Ministros) y luego sancionarlo el Rey. Podría estar publicado en el BOE el mismo jueves.

La confirmación de la salida del presidente del CGPJ abre una crisis institucional ante la que ya ha reaccionado La Moncloa. “Ante el anuncio de renuncia del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, el presidente del Gobierno ha convocado al presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, a una reunión mañana por la mañana en el palacio de la Moncloa”, ha informado la Secretaría de Estado de Comunicación poco después de que se conociera la dimisión. El líder del PP ha confirmado el encuentro en las redes sociales: “Me reuniré con @sanchezcastejon mañana en La Moncloa. Allí está desde julio mi oferta de pacto para garantizar la independencia de la Justicia como pide la UE y, aunque lamento que se haya tenido que llegar a la renuncia del presidente del TS, acudiré con la mejor disposición”, ha escrito en su cuenta de Twitter.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el comunicado remitido por el Consejo, Lesmes justifica su renuncia en que este domingo acababa el plazo que él había dado a los vocales para comprobar si el PSOE y el PP estaban en disposición de retomar las negociaciones para renovar el CGPJ, una renovación que hasta ahora ha sido imposible por las sucesivas exigencias impuestas por el PP. El presidente del Consejo contactó a finales de esta semana —e incluso ayer mismo por la mañana— con socialistas y populares para ver en qué estado estaban las conversaciones, y, según las fuentes del órgano, no obtuvo una respuesta positiva. En la nota enviada a los medios, el presidente explica que, después del llamamiento realizado durante la apertura del año judicial al presidente del Gobierno y al jefe de la oposición para que “pusieran solución definitiva a la insostenible situación” en la que se encuentran el Tribunal Supremo y el CGPJ, así como de las “exhortaciones en el mismo sentido” hechas por el comisario de Justicia de la Unión Europea, Didier Reynders, durante su reciente visita a España, “los contactos desarrollados estos últimos días”, de los que confirma haber informado, no han dado “resultado positivo alguno”.

La marcha de Lesmes sin que el Consejo haya nombrado a los dos magistrados del Constitucional va a complicar, previsiblemente, esa designación. El presidente se había convertido en el principal defensor de los nombramientos en el grupo conservador, en el que ocho vocales maniobran desde hace semanas para impedir la renovación del tribunal de garantías, que daría un vuelco a la composición actual del Constitucional a favor de los progresistas. Con todo, algunos vocales conservadores, molestos con la postura de Lesmes, han insinuado en los últimos días que estarían dispuestos a sacar adelante los nombramientos una vez que el presidente se marchara, para no darle así la posibilidad de cumplir su compromiso de mantenerse en el cargo hasta propiciar la renovación del Constitucional. Vocales consultados creen que esta creciente presión interna y la constatación de que no iba a ser fácil sacar adelante los nombramientos en el pleno del próximo jueves han influido en la salida precipitada del presidente.

La marcha de Lesmes va a provocar además, casi con toda seguridad, un fuerte debate interno sobre su sucesión, ya que la mayoría de los vocales no están de acuerdo con el informe elaborado por el gabinete técnico del CGPJ, que señala que el vicepresidente del Supremo, Francisco Marín Castán, debe ser su sustituto tanto en el Supremo como en el órgano de gobierno de los jueces de forma “automática”, sin que medie ningún acuerdo por parte del Consejo. Los consejeros, tanto del bloque conservador como del progresista, consideran que al sucesor de Lesmes debe elegirlo el pleno y han anunciado que darían la batalla en ese sentido una vez que Lesmes formalizara su renuncia.

Sobre la firma

Reyes Rincón

Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS