José Luis Moreno se defiende ante el juez: “No tengo testaferros porque no puedo soportarlos”

El productor de televisión, investigado por encabezar una supuesta red de fraude y blanqueo, niega ante el juez ser el “capo de nada”

José Luis Moreno, a su llegada a la Audiencia Nacional, este jueves.
José Luis Moreno, a su llegada a la Audiencia Nacional, este jueves.Ángel Díaz Briñas (Europa Press)

Quince minutos antes de su cita con el magistrado, el ventrílocuo, empresario, productor y humorista español José Luis Moreno ha aterrizado “tranquilo” en la Audiencia Nacional para declarar como imputado en las pesquisas judiciales que lo mantienen en la diana. En la Operación Titella se le atribuye el liderazgo de una presunta trama de fraude y estafa millonaria a entidades bancarias e inversores privados. “Confío en la justicia”, ha dicho ante las cámaras apostadas a las puertas del edificio, donde a partir de las 10.00 ha comenzado a declarar ante el juez Ismael Moreno. Un interrogatorio que, según han informado fuentes jurídicas, ha aprovechado para negar cualquier ilegalidad: “No soy el capo de nada [...] No tengo testaferros porque no puedo soportarlos”.

El productor rompe así su silencio en la causa. En verano, tras su arresto y cuando el sumario se encontraba bajo secreto, se negó a declarar. Ahora, pasados unos meses, Moreno cambia de estrategia y ofrece su versión. “No he hecho nada para ocultar dinero”, ha asegurado al juez, según fuentes presentes en el interrogatorio: “No tengo millones en el extranjero”, ha insistido.

Los investigadores describen una trama dividida en dos patas. Una primera, encabezada por Moreno y su socio Antonio Aguilera, especializada desde 2017 en el “fraude y estafa”. Según fuentes policiales, estos se dedicaban a crear compañías para ofrecer proyectos “de todo tipo que nunca se materializaban”. “Moreno era conocedor de la identidad falsa que utilizaba Aguilera para conseguir financiación fraudulenta de las entidades bancarias a través de las sociedades que entre ambos dirigían y gestionaban”, apunta la Guardia Civil en un informe: “Moreno ha recibido dinero de las empresas pantalla que forman el entramado”.

Ambos se apoyaban después supuestamente en la otra parte de la red, con Carlos Brambilla al frente, un presunto narco que se habría dedicado al blanqueo del dinero que obtenían.

Según los investigadores, el empresario argentino Alejandro Roemmers es una de sus víctimas. Los agentes sostienen que Moreno se “apropió” de la mitad de los 32 millones que este le transfirió para rodar una serie de televisión, Resplandor y tinieblas, sobre la vida de San Francisco de Asís, que nunca llegó a hacerse. “Es un bulo lo del fraude con [la serie], porque los capítulos están en la Audiencia Nacional”, se ha defendido el ventrílocuo este jueves ante el juez. También ha tirado de pasado e insistido en que tiene a las espaldas más de 3.000 producciones y 150 millones en contratos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sin embargo, para reforzar su tesis, la Guardia Civil explica en un informe que los ingresos que recibía Moreno de forma legal eran “insuficientes para sufragar los gastos” de su elevado tren de vida: “pagos de hipotecas, renting y leasing de vehículos de alta gama y viajes de lujo”. “Reconoce en sus escritos que lleva tres años de dedicación exclusiva en la producción de Resplandor y tinieblas, sin recibir salario alguno”, apostilla el instituto armado. En su defensa, el humorista ha alegado que, actualmente, le “pagan el día a día” sus hermanas.

Tras más de tres horas de declaración dentro de la Audiencia Nacional, Moreno ha ofrecido una breve declaración ante las cámaras a la salida:

—Se ve emocionado —le ha dicho un periodista.

—Lo estoy —ha contestado el imputado. —Me gusta España, me gusta la ley y me gusta lo que he vivido allí dentro.

—¿Sigue defendiendo su inocencia?

—Sí [...] ¿Tengo yo pinta de capo?

La anotación personal sobre la “mordida”

La Guardia Civil destaca en un informe del pasado septiembre, donde analiza los escritos de las agendas personales de José Luis Moreno, que constan dos apuntes del empresario donde usa la palabra “mordida”. En una ocasión, junto al nombre de Fernando López Puig, “director de contenidos de TVE”, según el instituto armado. “Cerrar contrato director y mordida”, anotó el productor de televisión. “Por todos es conocida la expresión ‘mordida’, haciendo clara referencia al dinero o provecho obtenido de un particular por un funcionario o empleado, con abuso de atribuciones de su cargo”, recalcan los investigadores. Sobre esa expresión, Moreno aseguró este jueves que no se refería a comisiones ilegales, sino que Mordida era el nombre de otra serie que estaba preparando y que versaba sobre un hombre que se hizo rico a base de mordidas, según detallaron fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio. 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS