_
_
_
_

Los letrados del Congreso rechazan las alegaciones del PP para anular la votación de la reforma laboral

Los populares mantienen su tesis de que se ha producido “un atropello democrático” y han anunciado la presentación de dos recursos al Constitucional

Alberto Casero
Alberto Casero, diputado del PP, en una imagen de archivo.Paco Campos (EFE)
Javier Casqueiro

Los letrados del Congreso han rechazado de manera contundente todas las alegaciones del PP que pretendían anular la polémica votación que aprobó por un solo voto a favor de margen la reforma laboral la semana pasada, según ha adelantado La Sexta y ha podido confirmar EL PAÍS. Un informe de los servicios jurídicos de las Cortes, enviado este viernes a los grupos parlamentarios para sustentar el debate de la Mesa de la Cámara que se celebrará el martes, concluye que el voto erróneo del diputado popular Alberto Casero es irrevocable y “fue válidamente emitido”. El documento determina que no existen precedentes ni razones jurídicas o reglamentarias que permitan al parlamentario Casero tener “una segunda oportunidad” para volver a votar, como él mismo y el PP pretendían. El PP mantiene su tesis de que se ha producido “un atropello democrático” y aseguran que ya han presentado dos recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional.

La primera conclusión del documento de 14 páginas de los letrados desmonta ya de manera firme algunos de los argumentos utilizados por el PP para presentar varios recursos y alegaciones contra la actuación de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que no autorizó que el diputado Casero repitiera su voto, esta vez presencialmente en el hemiciclo. “El procedimiento de votación, única forma válida de expresión de la voluntad de la Cámara, no es disponible para el diputado, no pudiendo quedar a su arbitrio, lo que introduciría un elemento de incertidumbre contrario al derecho fundamental de participación política y a los principios de igualdad y de seguridad jurídica. En concreto, el procedimiento de votación telemática es de carácter excepcional, de modo que solo cabe de forma limitada, no pudiendo comportar ninguna ventaja frente a los votantes presenciales y debiendo articularse de manera que garantice la personalidad del voto”, señala el documento de los servicios técnicos del Congreso.

Teodoro García Egea y Cuca Gamarra protestan a Batet por la aprobación de la reforma laboral, el 3 de febrero en el Congreso. En la tercera fila, tras Egea, el diputado Casero sentado.Foto: EUGENIA MORAGO | Vídeo: EPV

El informe de los servicios jurídicos añade que el voto del diputado Casero fue “válidamente emitido y produce plenos efectos”. Tras examinar numerosos precedentes y revisar el sistema de voto telemático aplicado y en vigor desde mayo de 2020, en plena pandemia, los letrados afirman también que “no se produjo un fallo en el sistema de votación, debiendo imputarse a un error material del diputado que el voto emitido no coincidiera con la voluntad que se quería manifestar”. “Tampoco resultó violentado el procedimiento de votación telemática, el cual se desarrolló de conformidad con el régimen jurídico vigente, siendo así que, tal y como ha venido ocurriendo desde el inicio de la pandemia”, añade. El informe añade que la comprobación personal que reclamaban los populares, no se realiza de forma telefónica, como viene recogido en el apartado cuarto de la Resolución de la Mesa de 21 de mayo de 2012, “sino mediante la introducción de usuario y contraseña en la intranet de la Cámara”.

Los letrados consideran ―frente a la queja reiterada de varios portavoces y dirigentes del PP, desde Pablo Casado a su portavoz en la Cámara, Cuca Gamarra― que el diputado Casero sí pudo ejercitar “de forma correcta y plena el derecho fundamental que le reconoce el artículo 23 de la Constitución”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El PP ya se había preparado para el rechazo de los servicios jurídicos de las Cortes y su portavoz en el Congreso. Cuca Gamarra ha anunciado a través de Twitter que han presentado dos recursos de amparo al Constitucional porque se impidió que el voto de Casero “fuera conforme a su voluntad, alterando la voluntad mayoritaria de la Cámara”. Los populares entienden que el parlamentario vio vulnerado su derecho a votar lo que creía en conciencia, contrario al voto que emitió desde su casa por vía telemática. El PP llegó a denunciar en un primer momento que se había producido un fallo del sistema, un error informático, pero luego relegó esa queja tras comprobarse que el diputado Casero se había equivocado esa misma jornada hasta cuatro veces en las 14 votaciones previstas.

Tanto el portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, como Gamarra, han obviado las razones de los letrados y técnicos de las Cortes y han remarcado que el partido acudirá al Constitucional.

El trabajo de los servicios jurídicos del Congreso también entra en el debate que se ha producido en estos días sobre la posibilidad de corregir un voto. Y reafirma que “el voto válidamente emitido, sea presencial o telemáticamente, es irrevocable, de lo que se deriva necesariamente que las votaciones, salvo error técnico (Sentencia del Tribunal Constitucional 361/2006, de 18 de diciembre) y en los casos expresamente previstos en el Reglamento (artículos 37 y 88), no se repiten”. Según el informe, en estos años ha habido “numerosos precedentes” y, cuando se han registrado errores materiales, se ha permitido al diputado afectado dejar constancia de su discrepancia.

El PP, tras obviar sus primeros reproches sobre el sistema, ha centrado sus reclamaciones al hecho de que la Mesa del Congreso, el órgano que dirime y regula el funcionamiento de la Cámara, no se hubiera reunido para valorar la petición del diputado y su partido para repetir su voto telemático fallido desde el hemiciclo. En esta ocasión esgrimen el apartado sexto de una resolución de la Mesa del Congreso del 21 de mayo de 2012, que impide que el diputado que haya votado de forma telemática pueda repetir su voto de forma presencial si no tiene autorización expresa de la Mesa. Los letrados resuelven, sin embargo, que esa opción “no puede situar en una posición de ventaja al votante telemático ni frente a los diputados que votan por el procedimiento ordinario, ni frente al resto de votantes telemáticos que no pudieran acudir a votar presencialmente”. Y aclaran que ese apartado “no se concibe como una segunda oportunidad para el diputado que vota telemáticamente, sino como un mecanismo excepcional previsto para que, si fuese pertinente (...) garantizar el ejercicio del derecho de voto”. Los letrados defienden que el caso de Casero no está dentro de esos hipotéticos precedentes y, por tanto, “no resultaba ni jurídicamente exigible y tampoco necesario reunir a la Mesa”.

El documento jurídico de los letrados se acompaña de otro informe, en este caso del director de Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones del Congreso, Javier de Andrés Blasco, remitido al secretario general del Congreso, Carlos Gutiérrez Vicen, en el que descarta que el día de la votación, el pasado 3 de febrero, se produjera “ninguna incidencia técnica” en la votación de Casero.

Los responsables técnicos de la aplicación de voto telemático del Congreso han analizado hasta el detalle más nimio el ficheroy el rastro de los pasos del diputado Casero ese día, desde que se conectó a las 17.39. El representante popular entró en el sistema y la sesión del día, le mostraron los 28 asuntos en discusión, se le indicaron los 20 disponibles para votar hasta las 18.00 y los ocho restantes que ya habían sido votados previamente. Casero guardó en el sistema su votación a las 17.46 y 55 segundos y ahí se observa “sin ningún género de dudas” que opta por marcar el sí a la reforma laboral. El documento especifica que, tras guardar el diputado su voto, le apareció en su pantalla un resumen con la votación emitida, un botón para confirmarla y otro para cancelarla y volver al inicio. A las 17.46 y 59 segundos se registró el justificante de su voto. El sistema constata que en el resto de esa tarde, entre las 17.49 y las 17.55, el diputado Casero volvió a entrar en la aplicación para consultar sus votaciones hasta cinco veces.

Tras todas estas comprobaciones, el servicio técnico de informática del Congreso también concluye que “no se observa ningún error informático ni incidencia alguna”. Y sustentan esa posición también en que ese día, para esa votación, se habilitó a un total de 14 diputados para que emitieran su voto de manera telemática como Casero y ninguno ha comunicado ningún problema.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Javier Casqueiro
Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_