La jueza suspende el juicio contra Errejón por una supuesta patada a un hombre para que la Audiencia aclare si debe abstenerse

El diputado defiende su inocencia: “Tengo ganas de poder aclararlo todo porque es un disparate desagradable”

Íñigo Errejón, diputado de Más País, sentado este martes en el banquillo de los madrileños juzgados de plaza de Castilla.
Íñigo Errejón, diputado de Más País, sentado este martes en el banquillo de los madrileños juzgados de plaza de Castilla.JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)

El calvario judicial de Íñigo Errejón se prolonga más. La magistrada Margarita Valcarce, encargada de la causa contra el diputado de Más País por un delito leve por dar supuestamente una patada a un vecino de Lavapiés (Madrid) en mayo de 2021, ha acordado suspender la vista oral justo antes de comenzar este martes. La juez ha tomado esta decisión in extremis para que la Audiencia Provincial de Madrid aclare si debe abstenerse después de que, en la fase de cuestiones previas, la Fiscalía apuntase que la “imparcialidad” de Valcarce se encuentra comprometida al haber sido también la magistrada que instruyó el caso.

La decisión de última hora de la juez no ha evitado, sin embargo, que Errejón protagonizara una de las imágenes que más temen los políticos: su foto en el banquillo de los acusados. Un vecino de Lavapiés, Alberto Domarco, lo denunció por supuestamente propinarle una patada en el estómago cuando, según la versión de la presunta víctima, solo quería hacerse una foto con el político en la víspera de las elecciones autonómicas a la Comunidad de Madrid. El diputado de Más País, también fundador de Podemos, siempre ha negado la agresión, pero la instructora consideró que existían elementos suficientes para celebrar la vista. Eso sí, antes descartó el delito de lesiones después de que los médicos forenses no encontraran “ninguna lesión traumática” derivada del supuesto golpe.

Íñigo Errejón, a su llegada a los juzgados este martes.
Íñigo Errejón, a su llegada a los juzgados este martes. Andrea Comas

Pese a que el diputado se encuentra aforado ante el Supremo, la ley permite que estos delitos leves se diriman en los juzgados ordinarios. En el caso de acreditarse la imputación, Errejón sería condenado como mucho al pago de una multa, pero la sentencia supondría un terremoto político en la izquierda.

La Fiscalía se ha encargado de poner sobre la mesa el debate sobre la falta de “imparcialidad” de Valcarce. El ministerio público ha apoyado una posible petición de recusación de la juez, pero los abogados de las partes han insistido en que este tipo de solicitud no se ha producido. Eso sí, el letrado de Errejón ha matizado que, en su opinión, lo más correcto “procesalmente” es que la propia magistrada decida abstenerse: “Para que la vista se celebre ante un tribunal que no haya conocido [antes del asunto] y que no haya ninguna sombra de duda”. Pero, ha continuado el abogado defensor, “si su señoría considera que debe celebrarse, esta parte no va a poner ninguna objeción”.

Errejón muestra su documentación antes de entrar a los juzgados, este martes.
Errejón muestra su documentación antes de entrar a los juzgados, este martes. Andrea Comas
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Es habitual que, ante este tipo de denuncias por delitos leves, los jueces no lleguen a desarrollar una instrucción profunda, lo que les habilita para poder enjuiciar directamente los hechos en la vista. En este caso, el denunciado y la Fiscalía consideran que la investigación —donde declararon testigos y se encargaron informes policiales y forenses— tuvo la suficiente entidad como para comprometer la apariencia de imparcialidad de Valcarce.

“Un disparate desagradable”

Acompañado por su abogado, el diputado de Más País ha llegado a los juzgados a las nueve y cuarto de la mañana, 15 minutos antes de su cita ante el tribunal. El parlamentario ha aprovechado entonces para responder brevemente a los periodistas y defender su inocencia: “Tengo ganas de poder aclararlo todo porque todo esto ha sido un disparate desagradable”. ¿Niega usted que diera esa patada? “Por supuesto”, ha remachado el denunciado.

—De ser condenado, ¿asumiría alguna responsabilidad política? —ha insistido uno de los reporteros.

—Es que ni contemplo [ser condenado] —ha contestado Errejón.

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS