Albares califica de “injustas” las críticas en EE UU a la política de España en América Latina

El presidente del Comité de Exteriores del Senado en Washington se quejó de la actitud de Madrid hacia Cuba, Venezuela y Nicaragua

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, en el acto celebrado este lunes en un hotel de Madrid.Video: MARISCAL (EFE)

El jefe de la diplomacia española, José Manuel Albares, ha calificado este lunes de “injustas y muy poco informadas” las críticas que destacadas figuras de la política estadounidense han hecho en las últimas semanas a la política del Gobierno español hacia América Latina y, en particular, hacia Cuba, Venezuela y Nicaragua. El presidente de la Comisión de Exteriores del Senado, el demócrata Bob Menéndez, se mostró este 7 de octubre “profundamente preocupado de que España adopte [respecto a América Latina] puntos de vista que están fuera de la democracia y las disposiciones en materia de derechos humanos que uno esperaría de un aliado de la OTAN”.

Menéndez hizo estas declaraciones durante la audiencia a la futura embajadora de su país en Madrid, Julissa Reynoso, quien también calificó de “deslucida” la política de España en la región y aseguró que aspira desde su nuevo cargo a que sea “más franca” y haga “mucho más”. España no se sumó este julio a una declaración promovida por Washington y apoyada por una veintena de aliados en la que se condenaba la represión de las manifestaciones en Cuba y se amenazaba al régimen con la adopción de medidas si esta no cesaba.

Albares ha retado a citar un solo país que esté haciendo tanto como España por los derechos humanos y la democracia en América Latina y ha recordado la llamada a consultas de la embajadora española en Nicaragua y el estudio de sanciones contra el régimen de Ortega en la UE; el apoyo a las conversaciones entre el régimen de Maduro y la oposición venezolana en México y su “decepción” por la ruptura de las mismas; o las declaraciones que hizo nada más tomar posesión de la cartera pidiendo respeto al derecho de manifestación en Cuba y la liberación de los periodistas detenidos.

El ministro ha asegurado que estas críticas “no responden” al diálogo que mantiene con el secretario de Estado, Antony Blinken, con quien ha abordado la situación de América Latina en varias ocasiones ―la última durante la reunión que ambos mantuvieron el pasado día 6 en París―, en las que ambos han coincidido en la necesidad de cooperar para el desarrollo de la región. También se ha quejado de que se reduzca la realidad de continente a Cuba, Venezuela y Nicaragua, cuando para España “todos los países son igualmente importantes y aspira a construir con ellos la comunidad iberoamericana de naciones”.

En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum Europa en un hotel de Madrid, Albares también ha advertido, con respecto a Polonia, que “quien dice que su derecho nacional está por encima del derecho europeo se sitúa fuera de la UE”, y ha pedido a la Comisión Europea que envíe “una señal muy fuerte” al Gobierno de Varsovia. No obstante, no se ha querido pronunciar sobre la conveniencia de cortar el grifo de las ayudas de la UE a Polonia alegando que hay que compaginar la firmeza con “intentar hasta el último momento mantener la cohesión”. El ministro, que la semana pasada se entrevistó por segunda vez en pocos días con su homólogo argelino en Trípoli, ha insistido en que la cobertura de la demanda española de gas “está garantizada”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS