DESPOBLACIÓN

Castilla y León, Castilla-La Mancha y Aragón reclaman al Gobierno una cumbre para abordar la despoblación

Los presidentes regionales piden la asistencia de las ocho comunidades con más riesgo demográfico

Los presidentes de Aragón, Castilla y León y Castilla-La Mancha, Javier Lambán, Alfonso Fernández Mañueco y Emiliano García-Page, suscriben la Declaración de Albarracín contra la Despoblación, este jueves.
Los presidentes de Aragón, Castilla y León y Castilla-La Mancha, Javier Lambán, Alfonso Fernández Mañueco y Emiliano García-Page, suscriben la Declaración de Albarracín contra la Despoblación, este jueves.JUNTA C-LM / Europa Press

Los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page (PSOE) y Aragón, Javier Lambán (PSOE), han solicitado este jueves al Gobierno una cumbre entre las comunidades más afectadas por la despoblación para abordar el riesgo demográfico. Los dirigentes autonómicos reclaman abordar la cuestión con Teresa Ribera, vicepresidenta para el Reto demográfico, junto a los representantes de los otros territorios que ven comprometido su futuro a causa del descenso demográfico. La petición se ha hecho pública tras una reunión de los presidentes autonómicos en Albarracín (Teruel), provincia que junto a Soria y Cuenca sufre una de las mayores despoblaciones en España. En la cita también han firmado una declaración conjunta en la que piden un régimen de ayudas específicas para estas tres provincias.

Los mandatarios de la que han definido como “España interior” reclaman la reunión con el Ejecutivo para poder exponer 130 medidas con las que buscan igualar los desequilibrios de sus regiones con respecto a otras zonas más habitadas. Lambán, anfitrión de una reunión que se suma a otras citas mantenidas por los mismos políticos en los últimos meses, ha insistido en que las comunidades con las que debe reunirse la vicepresidenta son las integrantes del foro sobre la despoblación: Castilla y León, Aragón, Castilla-La Mancha, Galicia, Asturias, Cantabria, Extremadura y La Rioja. Mañueco ha demandado también una nueva asamblea entre todas las comunidades para tratar la evolución de la pandemia y las vacunaciones.

Fondos europeos

Los tres presidentes han apuntado a los fondos europeos como mecanismo de “reequilibrio” entre regiones. A su vez, han insistido en la necesidad de adaptar la financiación autonómica para que tenga en cuenta que determinados servicios, como la educación o la sanidad, son mucho más caros de dispensar en el medio rural que en la ciudad. En el ámbito agrario, troncal en unos territorios con una marcada tradición rural, han pedido una apuesta para que las energías renovables sirvan para “impulsar el desarrollo” de comarcas en riesgo de desertificación demográfica. También han pedido control para que las prestaciones de la Política Agraria Común europea no recalen en aquellos que no residan en esos pequeños núcleos ni estén “dedicados plenamente” al primer sector.

Lambán, García-Page y Fernández Mañueco han abogado también por el “aprovechamiento digital” para mejorar las conexiones en localidades donde habitualmente falla la cobertura o no llegan las líneas rápidas de Internet, una de las claves para habilitar el teletrabajo y fomentar un éxodo inverso desde las ciudades al campo. La Comisión Europea ha recibido sus alabanzas gracias a la reciente autorización de bonificaciones en la seguridad social de empresas asentadas en Teruel, Soria y Cuenca, con exenciones de hasta el 20%, por su escasa densidad demográfica.

El debate terminológico también ha aparecido. Lambán ha considerado que la denominación de “España vacía” o “vaciada” supone un “flaco favor para la defensa del medio rural” y tampoco se ha mostrado a favor del uso del concepto “reto demográfico”, pues entiende que es toda España, tanto en los pueblos como en las ciudades, la que encara el envejecimiento social.

García-Page ha confiado en que el bautizado como Pacto de Albarracín contribuya a dar visibilidad nacional a una causa que toma presencia en una “sociedad y política cada vez más fragmentada”, en la que partidos pequeños, en alusión a Teruel Existe o al Partido Regionalista de Cantabria, con un solo escaño en el Congreso de los Diputados, cobran peso para decantar mayorías y exponen las quejas de autonomías “en estado de alarma poblacional”. El dirigente manchego ha opinado que “se desconoce la realidad del territorio” y que existe un centralismo que esconde “una realidad distinta más allá de la M-50”, en referencia a una de las carreteras de circunvalación de Madrid.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50