'CASO BÁRCENAS'

La defensa de Bárcenas se reafirma en la “veracidad” de los apuntes que revelan la caja b del PP

El abogado del extesorero culpa a la Operación Kitchen del “déficit documental” de su cliente para corroborar sus declaraciones

El abogado Gustavo Galán (en la pantalla), defensor del extesorero del PP Luis Bárcenas, visto desde la sala de prensa durante la primera sesión del juicio por la caja b del PP.
El abogado Gustavo Galán (en la pantalla), defensor del extesorero del PP Luis Bárcenas, visto desde la sala de prensa durante la primera sesión del juicio por la caja b del PP.Juan Carlos Hidalgo / EFE

La defensa del extesorero del PP Luis Bárcenas ha utilizado este martes buena parte de su exposición final en el juicio por la caja b del PP para reafirmarse, como hizo su cliente durante su declaración en el juicio, en que el partido pagó presuntamente con dinero negro las obras de la reforma de su sede de la calle Génova de Madrid y que, por tanto, los apuntes contables manuscritos que así lo recogen, los llamados papeles de Bárcenas, son “veraces”. En una intervención que ha tenido más puntos en común con los escritos que en las dos jornadas precedentes habían expuesto las acusaciones que con los de las dos defensas que han tomado la palabra tras él, el letrado Gustavo Galán ha enumerado las pruebas que respaldan la “veracidad” de esas anotaciones sobre una caja b que durante 20 años se nutrió de donaciones irregulares: desde la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso Gürtel que el pasado octubre dio por probada su existencia a los informes grafológicos y las declaraciones que durante el juicio han realizado en el mismo sentido numerosos testigos y otro de los imputados, el exgerente Cristóbal Páez. El abogado ha hecho alusión a la Operación Kitchen, el espionaje ilegal a Bárcenas y su esposa, Rosalía Iglesias, que aún se investiga en la Audiencia Nacional, como la responsable del “déficit documental” de su cliente para corroborar con nuevas pruebas sus afirmaciones.

Galán ha pedido para su cliente la absolución o, si es condenado, que se le aplique, entre otras, la atenuante de colaboración con la justicia. La Fiscalía, que mantiene la petición de cinco años de cárcel para él por tres delitos, no recogía esta colaboración en su exposición final. El abogado ha lamentado, precisamente, esta “postura dura” del representante de Anticorrupción y la ha contrapuesto con la que han defendido algunos de los abogados de las acusaciones, que sí pidieron el lunes que se le aplicara esta atenuante. El letrado del extesorero ha recalcado que el arrepentimiento —que se plasmó en un escrito presentado ante Anticorrupción poco antes de que se iniciara el juicio— “es producto de la reflexión y arrepentimiento que [Bárcenas] sufre con la pérdida de la libertad” y, sobre todo, por considerarse el culpable de que su esposa esté actualmente encarcelada. Galán ha insistido en que, igual que su cliente ha asumido su responsabilidad, “otros deberían asumir la suya”, parafraseando lo que el propio Bárcenas dijo cuando declaró en el juicio en referencia a los dirigentes del PP que niegan la existencia de la caja b. El extesorero, cuya presencia está prevista en la última sesión del juicio para que pueda ejercer el derecho a la última palabra, cumple condena de 29 años y un mes de prisión por la llamada Época I del caso Gürtel. Su mujer fue condenada a 13 años y 10 meses en la misma causa.

El defensor también ha alegado, para que se le aplique una posible pena, otra atenuante, la de dilaciones indebidas de la justicia, al haber pasado más de cinco años y medio desde que se dio por concluida la instrucción de la causa, en el verano de 2015, y el inicio de la vista el pasado febrero. Y ha recordado como una muestra del arrepentimiento de Bárcenas que su cliente se ha ofrecido a facilitar la repatriación a España de los aproximadamente 25 millones de euros que las autoridades de Suiza bloquearon a petición de la justicia española cuando se descubrió que el extesorero poseía cuentas bancarias ocultas en este país. Fuentes jurídicas estiman que, de ser tenidas en cuenta por el tribunal estas atenuantes, la pena podría quedar en dos años, lo que no aumentaría de ningún modo al tiempo efectivo que Bárcenas tiene que pasar en prisión y que la Audiencia Nacional fijó en 12 años recientemente.

Durante su exposición, el abogado ha admitido que su cliente ha podido caer en contradicciones a lo largo de las diferentes declaraciones que ha prestado, tanto durante la instrucción de la causa como en los diferentes juicios, pero lo ha atribuido a los cambios de abogado —cuatro diferentes desde 2013— y a las diferentes estrategias adoptadas por estos. Sobre los posibles “descuadres” que reflejan su contabilidad manuscrita, y que las otras defensas han esgrimido para negar veracidad a la misma, el defensor ha recalcado que se trata de tan solo media docena de apuntes en los cerca de 600 que recogen estos papeles. “Es una contabilidad más rudimentaria, más casera”, ha recalcado el abogado para concluir que estas diferencias en las cifras son “explicables” por esta circunstancia. Por ello, Galán ha insistido en varias ocasiones en que el grueso de las anotaciones son ciertas y se corresponden con ingresos y pagos reales, entre ellos los que recogen el supuesto pago de sobresueldos a dirigentes del PP, entre los que ha citado expresamente al expresidente Mariano Rajoy, quien declaró como testigo en el juicio y negó haber recibido ninguna cantidad.

Estrategia distinta

Muy diferente ha sido la estrategia de los otros dos abogados defensores que han tomado la palabra este miércoles. Los letrados de Gonzalo Urquijo y Belén García, los dos propietarios del estudio de arquitectura Unifica, que se hizo cargo de las obras de reforma en la sede del PP, han pedido la absolución de sus clientes, al considerar que no existen o han prescrito los diferentes delitos que les atribuyen tanto la fiscalía, como la Abogacía del Estado y las acusaciones. Ambos defensores, que también han esgrimido las dilaciones indebidas para pedir la rebaja de una hipotética pena a sus clientes, han insistido, en la línea que defiende el PP, que los papeles de Bárcenas no recogen una contabilidad opaca del partido sino una del propio extesorero. Luis Jordana de Pozas, que defiende a Urquijo, ha recalcado como prueba de ello que “la caja b se vacía justo cuando el señor Bárcenas es cesado” y ha insinuado que los 47 millones que este llegó a acumular en cuentas en Suiza procedían, precisamente, de esta.

Por su parte, el abogado de Belén García ha criticado que la supuesta existencia de “un juicio político” paralelo al judicial con el supuesto objeto de “dotar de realidad a los papeles de Bárcenas”. Este letrado ha recalcado que, pese a que numerosas personas que aparecen en la contabilidad contable del extesorero han reconocido que recibieron el dinero que reflejan los mismos, han sido más los que han negado la realidad. “Bárcenas, se dedicaba, como el mago Merlín, a hacer aquellos apaños que le servían a su finalidad, lucrarse” y que, para ello, no dudo en incluir nombres de “personas relevantes”, en referencia a los expresidentes Rajoy y José María Aznar. La defensa de Belén García también ha criticado el trabajo de los policías que investigaron la causa, a los que ha acusado de ir más allá de las funciones que tienen atribuidas.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50