Podemos denuncia en Anticorrupción a García Egea, López Miras, Fran Hervías y a los tránsfugas de Ciudadanos

El partido de Pablo Iglesias considera que el pacto que hizo fracasar la moción de censura en Murcia incluyó la compra de diputados

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, interviene este miércoles en el Congreso.
El secretario general del PP, Teodoro García Egea, interviene este miércoles en el Congreso.EUROPA PRESS/A.Ortega.POOL / Europa Press

Podemos ha interpuesto este jueves ante la Fiscalía Anticorrupción la denuncia por presunto delito de cohecho que había anunciado Pablo Iglesias contra el secretario general del PP, Teodoro García Egea, el presidente murciano (PP), Fernando López Miras, el exdirigente de Ciudadanos Fran Hervías y los tres diputados de Cs que pactaron con el PP el fracaso de la moción de censura en la Región de Murcia.

El partido liderado por el aún vicepresidente segundo considera que el acuerdo que desbarató la moción de censura que previamente habían pactado Ciudadanos y el PSOE contra López Miras incurrió en la “compra de voluntades”. Según la denuncia, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, los tres diputados de Cs “obtuvieron un rédito personal y político con motivo de la modificación de su cambio de voto”. “Nos parece que es un caso evidente de soborno, un soborno grave que merece un reproche no solo social, sino penal”, había asegurado el miércoles en rueda de prensa el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens.

Podemos acusa a García Egea y a Fran Hervías, que horas después de conocerse el pacto de López Miras con los tres tránsfugas liberales anunció que dejaba Cs y se sumaba al PP, de ser cooperadores necesarios o inductores de un delito de cohecho. También acusa a los tres diputados de Ciudadanos ―Isabel Franco, Francisco Álvarez y Valle Miguélez― de un delito de cohecho por traicionar su firma no “por desavenencias políticas”, sino por sucumbir ante el pago en “especie” de la oferta de cargos del PP.

Podemos considera que con su denuncia pone “indicios encima de la mesa” y emplaza a la Fiscalía a indagar en la búsqueda de pruebas. “Ha sido de dominio público que ha habido una compensación y compra de voluntades a través del ofrecimiento de unos cargos públicos retribuidos”, sostuvo Asens. La denuncia, de 15 páginas, incluye numerosas referencias a artículos publicados en medios de comunicación sobre la negociación secreta entre el PP y los tres diputados que llevó al acuerdo que hizo fracasar la moción. El texto defiende que ni los populares ni los tres diputados de Cs han obligado a rectificar lo publicado.

El terremoto político que suscitó el anuncio de la moción de censura en Murcia ha tenido tantas réplicas en 15 días que es difícil recordar que todo comenzó la mañana del 10 de marzo con un Ciudadanos triunfal. El PSOE y Cs habían alcanzado un acuerdo para arrancar el omnipotente poder murciano al PP en la Asamblea regional y el Ayuntamiento de la capital. Ciudadanos, hasta entonces socio del PP en la región, anunció la ruptura de la coalición con los populares y, de la mano del PSOE, presentó un acuerdo que incluía la presidencia de la comunidad para ellos y la alcaldía para el PSOE.

Mientras el PSOE y Ciudadanos saboreaban el asalto al poder en Murcia por primera vez en 26 años de gobiernos del PP, la maquinaria popular trabajaba a toda velocidad para retener la plaza. El viernes, antes de cumplirse 72 horas del registro de la moción, López Miras convocó a la prensa. Tres de los cinco diputados liberales, que habían estampado su propia firma en la moción, flanquearon al exultante presidente murciano que anunció la composición del nuevo Ejecutivo regional y que incluía a los tres tránsfugas de Cs. “Pensé con el paso de las horas que no era buena idea”, dijo entonces Franco como explicación a su cambio de parecer.



Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50