Cascos, Arenas y Cospedal se enrocan en negar la caja b del PP pese a las evidencias

Los tres ex secretarios generales se suman a Acebes y niegan haber conocido o manejado fondos de origen opaco

Francisco Álvarez-Cascos, exministro y ex secretario general del PP, a su llegada este martes a la Audiencia Nacional. En vídeo, las frases más contundentes de las declaraciones de los testigos en el juicio por la caja b del PP.Foto: EP | EPV

Virgilio Latorre, abogado de una de las acusaciones populares personadas en el juicio sobre la caja b del PP, observa a través del monitor a Javier Arenas, exsecretario general de la formación conservadora entre 1999 y 2003. El exministro de José María Aznar, que declara por videoconferencia, niega con insistencia cualquier conocimiento sobre la contabilidad paralela que el extesorero popular Luis Bárcenas llevaba de su puño y letra. “Conocí esos papeles a través de los medios de comunicación”, dice. Aunque, de repente, admite que alguna anotación contable “puede ser cierta”, ya que varios receptores las han reconocido. Eso sí, destaca rápidamente: “En lo que a mí respecta, no [...] En los que aparezco yo, no reconozco el apunte”.

—Pero sabe usted que el señor Bárcenas ha declarado que todas las anotaciones que aparecían con el apellido, nombre, siglas o acrónimos ‘Javier Are.’, ‘J. A.’, ‘J. Ar’ o ‘Arenas’ se corresponde a pagos que se le efectuaron a usted. ¿Es cierta esa afirmación? —vuelve a la carga el letrado Latorre.

—No. Evidentemente, no soy el único Javier que aparece en esos papeles. Ni tampoco el único Javier del PP. Y le insisto en lo que he dicho antes. Yo no he recibido ninguna cantidad. Ni proveniente de empresarios, ni del partido. Nunca. Y todo lo que he recibido, lo he declarado.

—Pero, ¿sí es el único que se llama Javier Arenas en el PP?

—En la dirección del partido, sí. Pero ya dije en otra declaración, que somos cientos de miles de militantes. Y desconozco si en la organización hay algún otro Javier Arenas.

Javier Arenas, durante su declaración este martes por videoconferencia.
Javier Arenas, durante su declaración este martes por videoconferencia.AUDIENCIA NACIONAL (Europa Press)
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Arenas ha despejado así el balón durante su interrogatorio como testigo. Al igual que harían horas después, ya por la tarde, Francisco Álvarez Cascos y Marías Dolores de Cospedal, que también ocuparon el puesto de secretario general. Los tres se han enrocado en negar la caja b pese a las evidencias que se acumulan en este juicio y en anteriores resoluciones judiciales —incluida la sentencia del Tribunal Supremo sobre la trama principal de Gürtel, conocida como Época I, que ya la dio por acreditada el pasado octubre—.

“El contenido de esos papeles [de Bárcenas], para mí no tiene ninguna significación”, ha dicho Álvarez Cascos. “Yo no recuerdo que el señor Bárcenas me hablara nunca de una caja b”, ha alegado también Arenas. “Yo no conozco ni admito el sistema de pagos de sobresueldos”, ha remachado Cospedal. Sus palabras se suman así a las que pronunció Acebes, que también ostentó el cargo de secretario general, durante su declaración como testigo del pasado 15 de marzo: “No son ciertos [los papeles de Bárcenas]. No se corresponde con la realidad ni con nada que se le aproxime que yo conozca”.

Durante su declaración como acusado el pasado 8 de marzo, el extesorero popular confirmó el contenido de sus apuntes y señaló directamente a los cuatro ex secretarios generales. Según dijo, todos ellos conocían la caja b, que se nutría de donaciones de empresarios. Todos ellos recibieron sobresueldos. Y a todos ellos, él les entregó el dinero en mano —a excepción de Acebes, a quien se lo habría dado su antecesor en el cargo, Álvaro Lapuerta—. Además, Bárcenas aseguró que fue Álvarez Cascos, secretario general entre 1989 y 1999, quien ordenó a Lapuerta sistematizar la contabilidad opaca.

“Es falso”, ha resumido Cascos: “Yo nunca he conocido ni manejado ninguna caja b”. “Mientras desempeñé cargos en el PP, todas mis retribuciones se declararon a Hacienda. Siempre las hemos percibido a través de cheques nominativos o a través de transferencias”. “A mí no me ha entregado dinero nadie”, ha apostillado el único ex secretario general que ha acudido en persona a declarar ante el tribunal.

—Muchas gracias por su comparecencia —le ha despedido el presidente del tribunal, el magistrado José Antonio Mora, tras una hora de negativas.

—Encantado de colaborar con la justicia —ha respondido Cascos, que recibió supuestamente 421.693 euros de la caja b, según los papeles del extesorero.

“La caja b es de esa persona, no del PP”

María Dolores de Cospedal, este martes, durante su declaración como testigo.
María Dolores de Cospedal, este martes, durante su declaración como testigo.

Cospedal, última en comparecer este martes y también por videoconferencia, se ha pronunciado en la misma línea que sus predecesores: “Yo nunca he conocido que se hicieran donaciones que no fueran regulares al PP”. La exministra de Defensa ha evitado durante gran parte de su declaración referirse a Bárcenas por su nombre, para lo que ha utilizado las expresiones “esa persona” o “el que fuera anteriormente el tesorero”. “La contabilidad era de él, no del PP”, ha repetido en un par de ocasiones. El extesorero anotó dos veces su nombre en los papeles como receptora, en 2008, de un total de 15.000 euros y, según aseguró, le entregó además un sobre con 25.000 euros, en 2010, cuando supuestamente se puso fin a esa contabilidad paralela. La expolítica los ha negado, al igual que ha rechazado que se pagara en negro parte de la reforma de la sede de la calle Génova, como mantiene la Policía y la Fiscalía Anticorrupción.

—Pero, entonces, ¿nadie sabía nada de las finanzas del partido excepto el tesorero? —le ha preguntado una abogada de la acusación.

—Es que las finanzas del partido figuran en una contabilidad remitida todos los años al Tribunal de Cuentas, fiscalizada con regularidad. […] Es que la caja paralela no existe. No era del PP. Sería de esa persona —ha contestado Cospedal, que ha admitido su “desprecio” hacia Bárcenas.

Los tres ex secretarios generales han descargado la responsabilidad de las finanzas del partido en los tesoreros Álvaro Lapuerta, fallecido en 2018, y Luis Bárcenas, este último desde junio de 2008. “Yo ni gestioné, ni negocié absolutamente nada. Un compañero me vino a contar una necesidad y yo le dije que fuera a hablarlo con el tesorero”, ha explicado Arenas, por ejemplo, sobre un apunte recogido en los papeles de Bárcenas relativo a Pío García-Escudero, expresidente del Senado, quien ya admitió en su día esa anotación y detalló que fue un crédito que pidió al partido tras sufrir un atentado de la banda terrorista ETA que destrozó totalmente su vivienda habitual en Madrid.

El turno de Aznar y Rajoy

Acabada la sesión de este martes, el juicio continuará el miércoles con uno de los platos fuertes de la vista. Entre los testigos previstos se encuentran José María Aznar y Mariano Rajoy, expresidentes del Gobierno y exlíderes del PP. Durante el mandato de ambos funcionó la contabilidad paralela acreditada por el Supremo. Ambos declararán por videoconferencia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS