SESIONES CONTROL GOBIERNO

Casado utiliza a las víctimas de ETA para confrontar con el Gobierno y Sánchez le acusa de “política trumpista”

El presidente del Gobierno pide a Ciudadanos que no haya “vetos cruzados”

El líder del PP, Pablo Casado, durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, en Madrid, en octubre.
El líder del PP, Pablo Casado, durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, en Madrid, en octubre.EUROPA PRESS/E. Parra. POOL / Europa Press

La relativa tregua que se había instalado en el Congreso tras la fallida moción de censura de Vox, el pasado 22 de octubre, se ha roto con el acercamiento entre el Gobierno y EH Bildu en la negociación presupuestaria. El PP ha vuelto a evocar este miércoles los crímenes de ETA para descalificar los acuerdos del Ejecutivo durante la sesión de control parlamentario. “El pacto con Bildu le va a perseguir toda su vida”, ha atacado el líder del PP al presidente del Gobierno, quien ha replicado acusando a los populares de practicar “la política del trumpismo”. “Mentira, fake news [noticias falsas] y desinformación”, ha resumido Pedro Sánchez.

Casado ha marcado el tono desde el inicio de la sesión semanal de control al Gobierno. Ha comenzado rememorando el asesinato en 1998 del concejal de Sevilla Alberto Jiménez Becerril y su esposa, para señalar que una hermana del edil se sienta ahora en los escaños del PP. El líder popular se ha referido a los 850 crímenes de ETA, entre ellos los de 27 miembros del PP y los 12 del PSOE. “¿Se imagina usted a Biden pactando con los terroristas del 11-S? ¿O a Macron con los del Bataclan? Pues ustedes pactan con los de Hipercor y Vic”, ha insistido Casado. “El pacto con Bildu le va a perseguir toda la vida”.

Sánchez le ha replicado con ironía: “Ya estamos con el libro viejo del PP en la oposición: ETA, el español perseguido en Cataluña y los que rompen en España”. Tras enumerar colectivos como los pensionistas o los empleados públicos que se beneficiarán de la aprobación de los Presupuestos, el presidente ha contraatacado al PP: “Ustedes practican la política del trumpismo: polarizar y volar todos los puentes”. Y luego ha insistido en esa idea: “Ustedes tampoco aceptan la derrota, consideran ilegítimo a este Gobierno”. "Ese trumpismo lo practican a pies juntillas con la ultraderecha”, ha acusado el presidente, antes de pedir a Casado que “asuma de una vez su derrota electoral, porque ya lleva cinco en un año”. En su réplica, el líder del PP ha vuelto a recurrir a su compañera víctima de ETA: “Es infame lo que ha dicho usted aquí delante de Teresa Jiménez Becerril”. Y Sánchez le ha retrucado: “ETA fue derrotada con un Gobierno socialista”-

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha intentado una vez más que Sánchez se decante entre su partido o los independentistas como socios para sacar adelante los Presupuestos. “O pactan con un partido con sentido de Estado o con los que quieren destruir el Estado”, ha dicho Arrimadas, quien, aunque en un tono más moderado que el PP, ha emplazado al presidente a que aclare si prefiere alcanzar acuerdos “con un partido que tiene un líder condenado por sedición [Oriol Junqueras] y otro condenado por secuestro [Arnaldo Otegi]”.

Sánchez no ha querido entrar al trapo y ha defendido que su Presupuesto es “progresista, porque el Gobierno de coalición lo es”, pero tiene al mismo tiempo una vocación "de país”. Ha dicho que su Ejecutivo tiene la “mano tendida” a todas las fuerzas políticas y ha pedido abandonar los “vetos cruzados”, pese a que su propio socio, Unidas Podemos, ha dicho reiteradamente que no quiere a Ciudadanos como aliado para las cuentas públicas. En ese sentido, Arrimadas ha pedido a Sánchez que “escuche las voces moderadas de su propio Gobierno”.

Las alusiones al terrorismo han sido constantes en las interpelaciones a otros miembros del Ejecutivo por parte del PP y de Vox. “¿Por qué remueven rescoldos de hace 80 años y pisotean la memoria de las víctimas de ETA?", ha preguntado la portavoz del PP, Cuca Gamarra, a Carmen Calvo. La vicepresidenta segunda ha respondido con otra pregunta: “ETA desapareció hace 10 años. ¿Por qué necesitan traerla constantemente a la política española?”.

Los portavoces del PP se han servido de las declaraciones de dirigentes socialistas contra el pacto con EH Bildu y han hurgado en las diferencias dentro del Ejecutivo. Gamarra ha sostenido que Pablo Iglesias es el “verdadero presidente” y ha aventurado: “Un Pablo Iglesias fundó el PSOE hace más de 100 años y otro va a acabar ahora con él”. En la misma línea, el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, parafraseando una célebre frase del exvicepresidente socialista Alfonso Guerra, ha aventurado: “Tras el pacto con Bildu, al PSOE no lo va a conocer ni la madre que lo parió”.

En su respuesta a García Egea, Iglesias ha aludido a los orígenes del PP. Ha recordado que el partido fue fundado por “siete ministros de Franco”, “el régimen que asesinó a más españoles”, pero al mismo tiempo, ha destacado que el camino emprendido por su fundador, Manuel Fraga, uno de los padres de la Constitución, “fue un éxito para los demócratas”. “Ahora están haciendo el camino inverso, pactando con un partido que reivindica los Gobiernos de Franco”, ha remachado el vicepresidente segundo en referencia a Vox.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50