Vox

Abascal planta a la juez y no acude al juicio por la demanda de unos afiliados de Vox en Barcelona

El fiscal pide que se sobresea el caso por la vulneración de derechos fundamentales en el partido ultra

El líder de Vox, Santiago Abascal, a la izquierda, en los pasillos del Congreso flanqueado por su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros.
El líder de Vox, Santiago Abascal, a la izquierda, en los pasillos del Congreso flanqueado por su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros.Mariscal / EFE

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha dado este lunes plantón al juzgado de primera instancia número 44 de Madrid, donde estaba citado como demandado por la disolución del comité provincial de su partido en Barcelona, el 1 de octubre de 2019.

La juez ha rechazado que otro miembro del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) responda en lugar de Abascal a la demanda civil interpuesta por varios afiliados, que alegan vulneración del derecho fundamental a la participación política, por lo que nadie de Vox ha comparecido en su representación.

Fuentes jurídicas señalan que la juez podría imponer una multa a Abascal, aunque otras fuentes señalan que la mayor sanción es la renuncia a defender los propios argumentos. El líder de Vox adujo primero encontrarse en Hungría en esta fecha y luego no haber asistido a la reunión del CEN en la que se decidió el cese de la dirección de su partido en Barcelona.

Quienes sí han acudido al juicio, en calidad de testigos, han sido el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, y el responsable de Organización David Lucas, así como la expresidenta del comité cesado en Barcelona Lola Martín y un exvocal del mismo, José Manuel Arias Flores.

Ortega ha defendido el acta de la reunión del CEN del 1 de octubre de 2019 remitida juzgado, que ha sido impugnada por los demandantes alegando que está manipulada. Tanto Lucas como Arias han asegurado que el segundo presentó su dimisión de manera verbal en septiembre de 2019, lo que permitió a la dirección nacional cesar a toda la dirección barcelonesa. Su presidenta, Lola Martín, ha reconocido haber expresado en mayo de 2019 su deseo de dejar el cargo, aunque nunca llegó a formalizar la dimisión.

En sus conclusiones, el fiscal ha pedido que se sobresea el caso, dando por buena la dimisión de Arias, quien en febrero pasado, con la demanda judicial ya en curso, acudió ante un notario para certificar que había dimitido verbalmente cinco meses antes. De todos los miembros de la dirección cesada, Arias es el único que sigue ocupando un cargo: responsable de comunicación de Vox en Barcelona, nombrado a dedo desde Madrid.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50