Felipe VI

El PSOE acusa al PP de debilitar la Corona por “abusar” del papel del Rey

Los dos partidos se arrogan como propia su defensa de la institución

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, interviene durante la sesión de control al Gobierno en el Senado.
El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, interviene durante la sesión de control al Gobierno en el Senado.Fernando Alvarado / EFE

El PP se afana por mantener viva la polémica por la ausencia del Rey en Barcelona hace 10 días por orden de La Moncloa. Este martes los populares volvieron a acusar al PSOE en el Senado de tratar a Felipe VI como un “perturbador de la convivencia” de España. El ministro de Justicia respondió con un ataque al advertir al PP de que “con el uso y abuso del papel del monarca” lo que hacen es “debilitar” la institución.

La estrategia es en lo único en lo que están de acuerdo el PP y el PSOE para discutir sobre la Monarquía. Los dos partidos se arrogan como propia su defensa de la institución mientras acusan al otro de dañarla. Es el PP quien se encarga de avivar el debate que se abrió tras la ausencia del Rey en Barcelona, una decisión del Gobierno que acabó convertida en una tormenta política de todos contra todos entre el poder judicial, la oposición, la Casa del Rey y el Ejecutivo. Si la semana pasada el asunto centró la sesión de control en el Congreso, este martes los populares volvieron en el Senado sobre la monarquía, un tema que hasta este verano, con la salida de España de Juan Carlos I, estaba prácticamente ausente de cualquier debate político público.

El senador popular Bienvenido de Arriba acusó al PSOE de “poner en riesgo” la figura del Rey con su “autoritarismo” al impedir su presencia en Barcelona para asistir a la entrega de despachos de la última promoción de alumnos de la Escuela Judicial, una cita que hasta ahora nunca se había perdido el monarca. Un ataque que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, devolvió en los mismos términos. “De tanto jugar y de tanto arremeter podemos hacer daño”, advirtió el ministro, que aseguró que el PP usa la Monarquía como “arma arrojadiza y ariete político”. “No se puede imputar a este Gobierno nada que no sea del orden constitucional y la defensa de la Corona”, incidió.

De Arriba acusó a Campo incluso de falta de “patriotismo” por no vitorear a Felipe VI durante la entrega de despachos en Barcelona, en la que algunos participantes gritaron “¡Viva el Rey!” al finalizar el acto. Campo aseguró que la verdadera falta de patriotismo es no apoyar “los presupuestos de la reconstrucción” que está elaborando el Gobierno y que previsiblemente se presentarán este mes.

El debate en el Senado se produjo apenas un día después de conocerse que el Rey visitará Barcelona este viernes acompañado del presidente, Pedro Sánchez, para asistir a la entrega de premios de la New Economy Week (BNEW). Un viaje que el ministro de Justicia defendió este lunes por haber pasado ya el 1 de octubre y por estar dictada ya la sentencia de inhabilitación del expresident Quim Torra. La decisión, sin embargo, ha suscitado las críticas del partido socio del PSOE en el Gobierno. El diputado de Unidas Podemos Gerardo Pisarello aseguró este martes, tras conocerse que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no asistirá al acto, que “mientras la Monarquía no se aleje de la derecha política, judicial y mediática” su presencia es más un símbolo de “atraso” que de futuro. Mucho más comedido se mostró el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, que remitió a las explicaciones dadas por el ministro Campo sobre por qué el Rey viaja ahora a Cataluña y no hace 10 días.

Más información

Lo más visto en...

Top 50