VERTEDERO DE ZALDIBAR

Los tres detenidos por el derrumbe de Zaldibar quedan en libertad provisional

El dueño y dos empleados del vertedero deberán presentarse todos los meses en el juzgado y se les retira el pasaporte

Operarios trabajan en la pista de acceso a la zona de rescate en el vertedero de Zaldibar.
Operarios trabajan en la pista de acceso a la zona de rescate en el vertedero de Zaldibar.

Los tres detenidos por el derrumbe del vertedero de Zaldibar (Bizkaia) que sepultó a dos trabajadores bajo los escombros el pasado 6 de febrero han quedado en libertad provisional por orden de la juez que investiga el caso, quien también ha ordenado que los tres responsables de la empresa Verter Recycling 2002 deben comparecer una vez al mes en el juzgado y la retirada de los pasaportes, según ha informado esta tarde el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en una breve nota.

El propietario de la escombrera y de la empresa que la gestiona, José Ignacio Barinaga; la administradora única, responsable legal de la misma y sobrina de Barinaga, Arrate Bilbao, y el ingeniero director técnico del vertedero, Juan Etxebarria, detenidos el pasado martes, habían sido trasladados esta mañana en un furgón de la Ertzaintza hasta el juzgado de Durango (Bizkaia) para prestar declaración ante la jueza instructora. Están siendo investigados por los supuestos delitos contra la vida y la salud de los trabajadores y medioambiental.

Los responsables de la firma Verter Recycling se han negado este jueves a declarar ante la jueza de Durango , debido a que sus abogados han recibido el atestado “escasamente una hora antes” de comparecer y “no han tenido tiempo material de examinar” las acusaciones, informa Europa Press citando fuentes de la empresa. “Ante esta situación en la que no se sabe muy bien por qué se les detiene y ante un montón de folios que los abogados deben estudiar, han ejercicio su derecho a no declarar”, ha señalado la compañía

La empresa que gestiona el vertedero tachó ayer de “ilegal” las tres detenciones. Estos arrestos han causado una polémica entre la Administración de Justicia y el departamento de Seguridad del Gobierno vasco. La Ertzaintza comunicó inicialmente que las detenciones fueron practicados por orden judicial, algo que posteriormente fue negado públicamente por la jueza instructora, que ni siquiera tenía el atestado policial de la operación y atribuyó las detenciones a una decisión de la Policía vasca.

El derrumbe del vertedero de Zaldibar se produjo el 6 de febrero y sepultó a dos empleados, Joaquín Beltrán y Alberto Sololuce, cuyos cuerpos permanecen desde entonces desaparecidos entre los escombros.

Lo más visto en...

Top 50