Elecciones gallegas

Alberto Núñez Feijóo: “Con el terremoto económico, sería muy bueno un Gobierno a la alemana”

El presidente de la Xunta y candidato del PP admite que busca una mayoría "estratosférica" con el apoyo "de gente de Vox, de Ciudadanos y del PSOE"

Alberto Núñez Feijóo, el pasado domingo en Bendoiro, en el municipio de Lalín (Pontevedra).
Alberto Núñez Feijóo, el pasado domingo en Bendoiro, en el municipio de Lalín (Pontevedra).OSCAR CORRAL / EL PAÍS

Es una tarde de domingo inusualmente calurosa en Galicia, incluso en este pazo del interior de Pontevedra donde Alberto Núñez Feijóo (Os Peares, Ourense, 58 años) para antes de un mitin. Su Gobierno acaba de decidir el confinamiento de 70.000 personas en la comarca de A Mariña (Lugo), pero el presidente de la Xunta se muestra confiado en que el rebrote no perturbe el proceso electoral. Los periódicos del día publican encuestas que dan al candidato del PP un triunfo arrollador. Él se sonríe: “La forma más directa de perder unas elecciones es creerse las encuestas favorables”.

Pregunta. Hace una semana, hubo elecciones en Francia con la mayor abstención en 60 años. ¿No teme lo mismo aquí?

Respuesta. Las encuestas dicen que no, pero no le oculto que tenemos el riesgo de una abstención superior. El presidente del Gobierno ha dicho aquí que hay que ir a votar y que los brotes no pueden disminuir la actividad ordinaria. Estoy de acuerdo, aunque añado: lo primero es la salud pública, sobre eso hay que tomar decisiones, con independencia de si hay abstención o no.

P. Para el PP es muy importante el voto de los mayores. ¿No le preocupa que se queden en casa?

R.Lo que me preocupa es que haya gente que intente meterles miedo. Hemos hecho el tercer test masivo en las residencias, más de 12.000 de un total de 25.000 personas, y no ha habido un solo positivo. Esa es la población que hay que proteger. Para la gente mayor que vive en los pueblos, ir a votar, con los protocolos que tenemos, es el mismo riesgo que ir al supermercado o a la farmacia. Ya me gustaría que esta situación epidemiológica siguiese así los próximos dos años.

P. Usted ha tenido una actitud ambivalente ante el Gobierno, con críticas, pero también agradecimientos. ¿Cuál es su balance?

R. Desde el primer instante dijimos que nos poníamos al servicio del Gobierno de España. Y hemos mantenido una lealtad absoluta hasta el final. Hice críticas constructivas y bastantes de nuestras propuestas se aceptaron, eso sí, semanas más tarde. No hay precedentes de un Gobierno que haya tenido que hacer frente a una pandemia, una situación complicadísima en un país descentralizado, y hay que tener respeto por su actitud y su gestión. Ahora, lo dije desde el primer instante: la alerta epidemiológica falló estrepitosamente. Falló la compra de material, fue un error gravísimo intentar centralizarla. Y está fallando de forma especialmente sorprendente el registro de fallecidos. También pedí un protocolo de la mascarilla a la tercera semana y se me dijo que no era necesario. Que hubiesen dicho la verdad: no tenemos mascarillas. Me gustaría que si gobernase el PP, los presidentes autonómicos del PSOE tuviesen la responsabilidad que han tenido los del PP.

P ¿También la de Madrid?

R. Para mí fue ejemplar el comportamiento de todos los presidentes, se creó una atmósfera de complicidad y de compromiso. Y eso a pesar de una falta de respeto continuada: se daban ruedas de prensa los sábados y luego el domingo en la conferencia de presidentes nos hacían un extracto.

P.¿La austeridad no dejó a la sanidad pública indefensa?

R. Yo puedo hablar por mi comunidad. Y no creo que haya nadie que haya invertido más en infraestructura hospitalaria en un momento de crisis económica. Si no hubiésemos invertido más de 1.000 millones, habríamos colapsado. Hicimos un nuevo hospital en Vigo, finalizamos el de Lugo, ampliamos las urgencias de A Coruña, mejoramos la UCI de Santiago… La mitad de los hospitales son nuevos o renovados. El gasto sanitario en 10 años creció un 13%. Aquí ha habido menos contagiados, pero la tasa de mortalidad ha sido de 20 por 100.000 habitantes frente a 60 en toda España. No creo que sea casualidad.

P. Y las condiciones del personal sanitario se precarizaron.

R. Aumentamos 1.100 enfermeras en 10 años. Y, en total, 2.500 profesionales sanitarios más.

P. En condiciones precarias.

R.Las condiciones fueron las que señaló la Ley de Presupuestos del Estado de cada año, que fijaba límites para la tasa de reposición de las vacantes. Yo he sacado todos los años todas las que legalmente podía.

P. En su campaña hay mucha marca Feijóo, mucha marca Galicia y una pequeñita marca PP. Ni que fuera un lastre…

R. (Risas) Eso se viene repitiendo desde 2009. ¿Hay alguien que no sepa que soy el presidente del PP de Galicia después de 14 años? Lo he dicho con conciencia: yo no pretendo ser solo el candidato de un partido, soy el presidente de los gallegos. Y por eso me debo a Galicia y después a mi partido. Al PP no se le pide que gane las elecciones, se le pide un resultado estratosférico, por encima del 47%. ¿No cree que no necesito para eso el voto de mucha gente del PSOE? Y de Ciudadanos, de Vox... Hay mucha gente del PSOE que no está de acuerdo con este PSOE. Todos los que votaron pensando que no iban a gobernar con Podemos.

P. ¿No intenta abarcar demasiado, de Vox al PSOE?

R. No es demasiado, es imprescindible.

P. ¿Y es compatible?

R. No lo sé. La gente de Vox dice que no quiere que gobierne el populismo ni el independentismo. Y los socialdemócratas del PSOE no están de acuerdo con que el nacionalismo y mucho menos el populismo gobierne con ellos. ¿Por qué Vox no saca un solo concejal en Galicia? ¿Y Cs ni un diputado? Será porque creen que el PP da seguridad para que haya un Gobierno estable en el que quepan todas las sensibilidades de los que no son ni populistas ni nacionalistas. Yo en el 82 voté a Felipe González, no al PSOE. Hay gente que piensa cosas parecidas a mí, no soy un tío tan raro. Intento representar a la mayoría.

P. Si usted fuese el líder nacional del PP, ¿negociaría los Presupuestos con el Gobierno?

R. Es que no lo soy…

P. Es una persona influyente. Igual hasta le piden su opinión.

R. Ni me corresponde tomar esa decisión ni tengo información para hacerlo. Sí me pronuncié para hacer un pacto de legislatura con el PSOE. Me sentí bastante ridículo porque me duró unas horas, hasta que vimos el pacto del abrazo de Sánchez e Iglesias. Pero sigo pensando, ahora más que nunca, con este terremoto económico que vamos a sufrir… ¡qué bien nos iría con un Gobierno a la alemana! Qué bien nos iría si el PSOE volviese a ser un partido socialdemócrata y pudiese pactar con otro reformista de centroderecha como el PP. El “no es no” sigue vigente, favorecido por la necesidad del apoyo de Podemos y del independentismo vasco y catalán. Pero no quiero anticipar ningún resultado. Supongo que el PSOE y Podemos presentarán un Presupuesto y sobre eso habrá posibilidades de hablar.

“Los que están en cuarentena y no son positivos pueden ir a votar”

Pese a los brotes de los últimos días, Feijóo defiende que hubiese sido peor esperar a octubre, al final de la legislatura, para llamar a las urnas.

Pregunta. ¿El brote de A Mariña puede afectar al proceso electoral?

Respuesta. Los brotes van a seguir antes, durante y después de las elecciones. Es un hecho con el que tenemos que convivir y precisamente los epidemiólogos nos aconsejaron hacer las elecciones cuanto antes por el riesgo de brotes. Entre julio y mediados de septiembre van a entrar en Galicia entre 750.000 y un millón de personas. Por tanto, celebrar las elecciones en octubre conllevaba un riesgo exponencial. Las personas que están en cuarentena pero no son positivas pueden ir a votar con normalidad.

P. Pero hay un elemento imprevisible. Hasta el sábado se descartaba el confinamiento.

R. El viernes y el sábado se acelera el número de positivos y los epidemiólogos nos plantean confinar 14 municipios. Todas las residencias de mayores de A Mariña, más de mil personas, están testadas. La media de edad de los afectados es de 35 años y la edad más repetida es de 25. La mayoría son asintomáticos y no van a tener problemas de salud.

P. ¿Si la situación se mantiene, se celebrarán allí las elecciones normalmente?

R. Por supuesto. Estamos hablando de ciento y pico positivos. Hay que preocuparse, pero no alarmarse. Estamos ante un brote de los 60 que hay en España, y debemos tomar medidas. Eso sí, yo no puedo garantizar que no tenga que tomar otras de aquí al domingo. De hecho, nos hemos dado cinco días para decidir.

Más información

Lo más visto en...

Top 50