La crisis del coronavirus

La Fiscalía investiga si existe un grupo criminal detrás de la campaña de bulos contra el Gobierno sobre el coronavirus

El ministerio público abre diligencias después de que Unidas Podemos denunciase un ataque organizado

Imagen de ataúdes de un naufragio en la isla de Lampedusa (Italia) en 2013 que ha sido utilizada ahora en un ciberbulo sobre el coronavirus.
Imagen de ataúdes de un naufragio en la isla de Lampedusa (Italia) en 2013 que ha sido utilizada ahora en un ciberbulo sobre el coronavirus.EFE

La Fiscalía General del Estado ha decidido investigar si existe un grupo criminal detrás de la campaña de bulos puesta en marcha en las redes sociales contra el Gobierno español a raíz de la crisis del coronavirus. En un escrito fechado este martes y firmado por la responsable del área de Criminalidad Informática, el ministerio público señala que ya ha acordado abrir diligencias penales tras recibir una denuncia del grupo parlamentario de Unidas Podemos por la difusión masiva de mensajes falsos y manipulados con el objetivo de imputar acciones irregulares al Ejecutivo y alarmar a la población. La coalición de izquierdas atribuye a los presuntos responsables delitos de simulación de peligro, calumnias e injurias a altas instituciones del Estado y organización criminal.

Este es tan solo el primer paso que da la Fiscalía, cuya unidad de Criminalidad Informática analizará ahora la dimensión del caso para determinar cuál es el órgano del ministerio al que le corresponde “territorialmente” la investigación de los hechos. Aun así, Unidas Podemos ha celebrado esta primera decisión. “Es absolutamente necesario que se investiguen los bulos y las fake news [noticias falsas] que se lanzan por una organización criminal organizada, aprovechando la crisis del coronavirus”, ha señalado Enrique Santiago, secretario general del Partido Comunista de España (PCE) y diputado de la coalición liderada por Pablo Iglesias.

El escrito presentado ante la Fiscalía General del Estado por el grupo parlamentario de izquierdas, que también ha denunciado a un policía por difundir un bulo sobre el coronavirus, insiste en que existe una “estructura organizada con el fin exclusivo de difundir graves infundios y falsedades a sabiendas, mentiras que buscan causar alarma social, desestabilizar la situación política y debilitar la actuación de las instituciones del Estado”. Para ello, este colectivo “criminal”, según el escrito de Unidas Podemos, utiliza redes sociales como Twitter y aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp.

Unidas Podemos va también un poco más allá en su escrito: denuncia dos casos concretos y señala a la extrema derecha. El primer bulo, atribuido por la formación a un usuario del entorno de Vox, consistió en la difusión en Twitter de unas fotografías con ataúdes en un almacén junto al emblema del PSOE, una ilustración de un virus y el siguiente texto: “La foto por la que están investigando a decenas de policías y sanitarios”. “[Estas imágenes] pretenden dar a entender que las decenas de ataúdes contienen muertos ocasionados en España por la Covid-19, y que esta realidad se pretende esconder por el principal partido del Gobierno de España para generar así indignación social mediante la utilización de personas fallecidas”, apuntó el grupo parlamentario, antes de añadir que estas instantáneas se corresponden, en realidad, a personas fallecidas en el naufragio de un barco de inmigrantes cerca de la isla de Lampedusa en octubre de 2013.

El segundo ciberbulo, distribuido a través de WhatsApp, consistió en la publicación de un vídeo donde se observan bolsas con cadáveres supuestamente hacinados en el hospital madrileño Ramón y Cajal. Además, un texto lo acompañaba: “¿Quieres ver la realidad que te oculta el Gobierno? Pues es esta. Grabado hoy con cámara en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid. NO SON 1000 MUERTOS DIARIOS. SON MUCHOS MÁS [mayúsculas en el original]. Tirados por el suelo, en bolsas, como perros”. Este vídeo fue grabado realmente en un hospital de Guayaquil (Ecuador), según detalla la denuncia, que relata cómo dicha mentira perjudicó a la sanidad pública.

Unidas Podemos explica que todos los hospitales se vieron obligados a “realizar una investigación y desmentir que se tratase de sus instalaciones” después de que el bulo fuese cambiando y se atribuyeran las imágenes a otros centros médicos del país, lo que supuso un perjuicio para su actividad en plena crisis sanitaria. Tuvieron que desviar recursos a esas pesquisas internas.

La difusión de noticias falsas se ha convertido en un problema de primer orden para las autoridades. La propia Policía Nacional ha puesto en marcha una campaña para contrarrestar los ciberbulos y ha elaborado una guía para combatir la “desinformación”. Por su parte, la extrema derecha insiste en su campaña para propagar mentiras y Vox animó el pasado lunes a sus seguidores a abandonar WhatsApp y pasarse a Telegram (otra aplicación de mensajería instantánea) para tratar de sortear las trabas que frenan la difusión de bulos.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50