la crisis del coronavirus

Ciudadanos se reinventa como partido leal al Gobierno en la crisis del coronavirus

La formación se desmarca de PP y Vox y elude las críticas al Ejecutivo

Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, en una rueda de prensa telemática desde su domicilio.
Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, en una rueda de prensa telemática desde su domicilio. / Europa Press

Inés Arrimadas ha estrenado la presidencia de Ciudadanos en la peor crisis para España desde la restauración de la democracia. El 8 de marzo, el Día de la Mujer y el preludio de la semana que acabaría con los españoles confinados en sus casas, fue elegida como nueva líder del partido. El mismo día que se aprobó el estado de alarma, el 14 de marzo, iba a celebrarse el congreso en el que Ciudadanos quería proyectar hacia fuera su nueva etapa, pero la asamblea tuvo que suspenderse por el coronavirus. Sin periodo de gracia, en las poco más de dos semanas que lleva en el cargo, Arrimadas ha tenido que decidir dónde situarse en una crisis de Estado. Su decisión ha sido desmarcarse de PP y Vox y reinventar a Cs como formación leal al Gobierno. Tras el debate interno, según fuentes del partido, se ha optado por dejar para después de superada la emergencia cualquier petición de responsabilidades.

El nuevo registro de Ciudadanos en su cierre de filas con el Gobierno se hizo muy evidente este miércoles en el pleno del Congreso que aprobó la prórroga del estado de alarma. Mientras PP y Vox lanzaban durísimos ataques a Pedro Sánchez, la diputada de Cs a la que correspondió la portavocía de su grupo, María Muñoz -ante la ausencia de Arrimadas, que tiene que guardar confinamiento estricto por su embarazo- eludió las críticas y remarcó el respaldo al Ejecutivo “de todos los españoles”. “Ahora nuestro deber, y el de todos, es mostrar lealtad a los españoles y al Gobierno de la nación”, enfatizó Muñoz. “Vivimos un tiempo histórico y no es momento para los reproches. Cada reproche que se lanza en esta Cámara le acompaña mucho más tiempo perdido”, dijo la diputada de Cs, en lo que sonó también como una crítica a PP y Vox.

“Para nosotros esto es un asunto de Estado. Esto no es un problema de un Gobierno socialista, sino de un Gobierno de España y de los españoles", argumenta Carlos Cuadrado, vicesecretario general de Ciudadanos, en conversación con EL PAÍS. "Siempre hemos dicho que hemos ido tarde [en la respuesta a la pandemia], pero no es el momento de buscar reproches, seguiremos proponiendo ideas, soluciones, y ya habrá momentos para eso”, apunta. El vicesecretario general de Cs defiende también que el partido siempre se ha comportado igual en las crisis de Estado, y que habría actuado igual en caso de que el PP estuviera en el Gobierno.

La posición de Ciudadanos ha sorprendido en un país que no acostumbra a la unidad política en las crisis. Pero el partido está convencido de que las formaciones deben afrontar esta emergencia por el virus unidas para salvar vidas, y reprocha la actitud de PP y Vox. Desde el “respeto”, apunta Cuadrado, “es un error”. “Ahora no suma, no ayuda. No es el momento de que los partidos se tiren los trastos a la cabeza con una crisis de Estado”, razona el dirigente de Cs.

El pasado 9 de marzo, Arrimadas telefoneó a Pedro Sánchez para urgirle a que tomara medidas con su apoyo. La líder de Cs también se anticipó en la petición de la declaración del estado de alarma. Después, Arrimadas ofreció su apoyo al Gobierno para aprobar los Presupuestos Generales tras la emergencia sanitaria, en un gesto que tampoco siguió el PP. Su camino se ha bifurcado del de Pablo Casado desde que el 11 de marzo ambos partidos instaron juntos a que Pedro Sánchez compareciera en el Congreso para explicar la gestión de la crisis. Mientras el líder del PP iba y venía en las críticas al Gobierno, Arrimadas se ha mantenido constante en la colaboración a pesar de que internamente se cuestiona mucho la actuación del Ejecutivo y de que la posición puede no tener réditos partidistas. “A corto plazo no es lo que mejor viene. La forma de estar en el candelero es hacer más ruido”, reconoce una fuente de la dirección, que sin embargo tiene claro de que “el mayor servicio que puede hacer ahora mismo un representante público es unir en torno al objetivo de superar esto”.

El tono y la posición que ha imprimido Arrimadas contrastan además con las críticas de su predecesor, Albert Rivera, que sí ha cuestionado al Ejecutivo a través de Twitter. En la dirección de Cs remarcan que Rivera ya no tiene responsabilidades y que son opiniones moderadas. Arrimadas también cree que se han cometido errores de falta de anticipación en la actuación ante la pandemia. Pero lo deja para cuando esta se supere.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50