La crisis del coronavirus

El Gobierno urge el regreso de españoles en el extranjero ante un previsible cierre de fronteras aéreas

La secretaria general de Transportes: “Es importante que aquellos que quieran retornar lo hagan cuanto antes”

Agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional vigilan la frontera de Biriatou entre España y Francia tras el anuncio del Gobierno del cierre de las fronteras terrestres, este martes.
Agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional vigilan la frontera de Biriatou entre España y Francia tras el anuncio del Gobierno del cierre de las fronteras terrestres, este martes. Javier Etxezarreta / efe

La secretaria general del ministerio del Transportes, María José Rallo del Olmo, ha urgido esta mañana el regreso de todos los españoles que se encuentren fuera de España ante un previsible cierre de las fronteras aéreas y marítimas españolas. “Es importante que aquellos que quieran retornar lo hagan cuanto antes. Que nadie se quede pensando que si se lo hubieran dicho antes podría haber vuelto a su país”, ha señalado, advirtiendo de un posible cambio de la situación actual.

Tras restablecer los controles en las fronteras terrestres este lunes, con el acuerdo del Consejo de Ministros europeos, España prevé un posible cierre de sus fronteras aéreas y marítimas para tratar de contener la expansión del coronavirus, después de que se hayan superado los 11.000 contagiados en nuestro país, y se haya llegado a los 491 muertos, según los datos ofrecidos por Sanidad esta misma mañana.

La Unión Europea tiene previsto aprobar en la mañana de este martes el cierre de sus fronteras exteriores durante 30 días, salvo algunas contadas excepciones, mientras sigue aumentando la cifra de muertos por coronavirus. El objetivo es limitar la expansión de la enfermedad y facilitar la absorción de los pacientes por los sistemas de salud.

El hecho de que terceros países hubiesen limitado las conexiones con España ―algunas compañías áreas cancelaron sus vuelos con España y otras lo redujeron a la mitad― “ya había reducido muchísimo el tráfico aéreo”, según señalan fuentes de Interior. La secretaría general de Transportes, ha señalado esta misma mañana que el tráfico aéreo se ha reducido ya un 60% del total de operaciones.

En caso de que se cierren las fronteras aéreas y marítimas, tal y como ocurría hasta ahora con los pasos fronterizos terrestres, las limitaciones de acceso no afectarán a las mercancías, con el fin de que se mantenga la cadena de suministros y abastecimiento, según señalan fuentes gubernamentales.

Por el momento, pueden regresar los españoles y residentes que se encuentren en otros países, según han señalado representantes del Ministerio del Interior. Este mismo martes está prevista la llegada de un grupo del Imserso procedente de Malta.

Desde el lunes, como ha recordado la Secretaría General de Transportes, están aisladas las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde ya no operan vuelos ni hay tráfico marítimo, salvo para el transporte de mercancías.

En el caso del transporte marítimo, tras la decisión del Ministerio de Transportes de restringir los ferris y los cruceros, “se venía limitando ya al tráfico de mercancías, que es lo que siempre se va a garantizar para abastecimiento de bienes de primera necesidad”, según señalan fuentes de Interior.

El restablecimiento de los controles fronterizos es una medida recogida en el artículo 28 del Código de Fronteras Schengen —que garantiza la libertad de movimientos en 22 países de la UE y cuatro extracomunitarios— e implica suspender el tratado de libre circulación de ciudadanos en los países miembros. Esa medida permite imponer serias restricciones de movilidad tanto en la entrada como en la salida. Marlaska, de hecho, no descartó ya este lunes que esas limitaciones fuesen extensibles a las fronteras marítimas y aéreas, tal como sucedió en varios socios europeos durante la crisis de refugiados de 2015.

En su primer día de cierre, en la frontera terrestre entre España y Portugal en el puente internacional de Ayamonte (Huelva) la mañana ha transcurrido con tranquilidad pero con estrictos controles policiales en ambos países.

Solo se puede pasar de un país a otro por motivos laborales o de residencia y por razones de causa mayor justificada y quedan restringidos los desplazamientos de carácter turístico. Muchas autocaravanas, en su mayoría de ciudadanos alemanes, están intentando sin éxito entrar en España. A cada lado de la frontera, los agentes de ambos países, todos ellos con mascarillas y guantes, piden la documentación a los que quieren cruzar la frontera.

El tránsito en este punto fronterizo no está siendo intenso y en las primeras horas de la mañana apenas una docena de camiones y coches se concentran en estos controles, en mayor parte desde Portugal para entrar en España. El cierre de fronteras afecta también al tránsito a través del río Guadiana que une las localidades de Ayamonte y Vilareal de Santo Antonio.

Agentes de la Policía Nacional y Mossos d’Esquadra filtran desde esta pasada medianoche la entrada a territorio español por los pasos fronterizos de La Junquera (Girona), con el cierre impuesto a los coches que no cumplan las excepciones acordadas y vía rápida para los transportistas.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50