Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Los mejores braseros eléctricos de bajo consumo

Ahorra energía y calienta el hogar de manera rápida y sencilla con uno de estos braseros disponibles en Amazon

Se trata de un dispositivo de calefacción muy seguro, ya que no usa carbón, gas ni brasas.
Se trata de un dispositivo de calefacción muy seguro, ya que no usa carbón, gas ni brasas.

Una solución rápida para calentar una estancia pequeña los días más fríos son los braseros térmicos, diseñados para colocar en una mesa camilla de manera segura. Son aparatos sencillos, muy compactos y fáciles de usar. Además, ofrecen numerosas ventajas, ya que calientan muy rápidamente un espacio sin apenas consumir electricidad y permiten regular su potencia.

Descubre algunos de los mejores modelos de braseros disponibles en Amazon en esta selección. Se encuentran a precios muy asequibles y se han fabricado con materiales resistentes y duraderos.

Brasero eléctrico de bajo consumo FM

Brasero eléctrico de gran potencia con dos botones sencillos para poder regular el nivel de temperatura. Se ha diseñado para poder colocarlo de manera segura en una mesa camilla. Tiene incorporados cuatro niveles diferentes de potencia que se ajustan de manera sencilla: 400, 500 o 900 vatios y el modo apagado.

Dispone de un interruptor con luz, que se ilumina cuando el brasero se encuentra en funcionamiento. Tmabién destaca su resistencia blindada, para garantizar la máxima seguridad.

Sistema Euro Heather

Se ha desarrollado con un sistema que evita que el cuerpo del brasero se caliente, evitando posibles quemaduras al tocarlo o en el roce con tejidos y moquetas.

Brasero eléctrico de Orbegozo

Brasero eléctrico de bajo consumo con un funcionamiento de hasta 400 vatios de potencia que asegura la máxima comodidad en el ambiente en los días más fríos.

Cuenta con interruptor que se puede colocar en tres posiciones diferentes, desde apagado hasta en dos niveles diferentes de temperatura. También tiene una rejilla de seguridad con diseño de panel de abeja, que evita que el brasero queme.

Muy práctico

Se trata de una opción muy cómoda y práctica, ya que el brasero se ha construido en vertical en formato estufa, para poder colocarlo en cualquier superficie, incluso incorpora un gancho para poder colgarlo donde se desee.

Brasero eléctrico de bajo consumo Wurko

El brasero eléctrico de Wurko en color negro es perfecto para calentar estancias del hogar con un bajo consumo de energía. Ofrece una gran autonomía gracias a su cable de alimentación para la corriente de tres metros de longitud.

Incorpora un botón de encendido y apagado que dispone de iluminación, en color roja, para visualizar con claridad cuándo está en funcionamiento.

Varios niveles de intensidad

Se puede regular el calor en dos intensidades diferentes en función de la necesidad gracias a sus dos niveles de potencia, una característica ideal para adaptar el brasero a temperaturas más frías o temperaturas ambiente.

Brasero eléctrico Thulos

Brasero eléctrico diseñado para colocarse en una mesa camilla con tres posiciones de calor a bajo consumo: 400, 500 o 900 vatios. Cuenta con un cable para conectar a la corriente que tiene una longitud de 1,8 metros de largo.

Botón con luz

Su estructura combina los colores naranja y negro además de disponer de un botón iluminado de encendido y apagado, para saber en todo momento el estado del brasero.




Sobre la firma

Paula Pérez Miranda

Redactora en la sección Escaparate. Antes trabajó gestionando las redes sociales en el ámbito turístico y cultural en lugares como el Instituto Cervantes de Utrecht (Países Bajos). Graduada en Periodismo por la Universidad de Zaragoza, está especializada en el área audiovisual y ha colaborado en numerosos proyectos sociales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS