Ballenas y tacos en México

El chef Jesús Sánchez recuerda su emocionante experiencia en Baja California

El chef Jesús Sánchez
El chef Jesús Sánchez

Tiene dos estrellas Michelin como chef del Cenador de Amós, en Villaverde de Pontones (Cantabria), se encarga del restaurante del Centro Botín en Santander y este viernes inaugura Santander Foodie (hasta el domingo, 6 de octubre), un evento gastronómico. Como buen cocinero, Jesús Sánchez goza de la comida allí donde va, por ejemplo en Baja California.

¿Qué le llevó a visitar esa región de México?

Cuando cerramos el restaurante cada año a finales de diciembre, hacemos un viaje para conocer propuestas gastronómicas. El pasado enero nos invitó nuestro amigo mexicano Benito Molina, que regenta el restaurante Manzanilla en Ensenada, y allí fuimos.

¿Qué recorrido hicieron?

Fui con mi pareja y quedamos en San Diego con mi hija, que estaba estudiando en California. Allí cruzamos la frontera en coche por Tijuana. Después llegamos a Ensenada, y de ahí a Guerrero Negro a ver ballenas.

Más información
Radiante Baja California
15 sueños en Baja California
Los 10 mejores lugares para ver ballenas en el mundo

Cuéntenos esa parte del viaje.

Fue una experiencia emocionante. En Ensenada nos esperaba Mauricio, un amigo de Benito que se dedica a organizar excursiones. Teníamos unas nueve horas de coche hasta Guerrero Negro. Fue increíble convivir esos días con Mauricio, que lo tenía todo programado. Ya cerca de Guerrero Negro, hicimos noche en un lugar anclado en el tiempo, sin electricidad, pero donde servían unos tacos de pescado que sabían a gloria.

Usted, que vive junto al mar, estaría encantado.

Sí, fue un placer descubrir la cocina mexicana aplicada al pescado y marisco. De hecho, Ensenada abastece a todo el país con sus pescados del Pacífico como el abalón. Comer ceviche servido en vaso en puestos callejeros fue fabuloso.

No nos olvidemos de las ballenas.

Cogimos una lancha con un guía, nos paramos en medio del mar y las vimos. También delfines y ballenatos. Y me impactaron mucho unas salinas que hay en Guerrero Negro. Se pueden visitar y, si sacas fotos, pueden creer que estás en Groenlandia porque parece un paisaje helado.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS