VIAJEROS URBANOS

La ciudad del Big Mac ‘kosher’

En Buenos Aires existe una rareza en restaurantes: un McDonald’s con comida apta para judíos. El colectivo semita de Argentina, unos 300.000, es el más numeroso de América Latina

Woody Allen se sentiría como en casa. La influencia cultural de la comunidad judía, que es una seña de identidad de su cine, se respira en las calles de Buenos Aires tanto como en las de Nueva York. Con un plus gastronómico por demás chic a favor de la capital argentina: ni en su ciudad natal -que tiene la comunidad judía más grande fuera de Israel-, el director de Manhattan podría comer un Big Mac kosher, ¡pero sí en Buenos Aires!

Argentina tiene la colectividad judía más numerosa de América Latina (unos 300.000 habitantes) y Buenos Aires es la única ciudad fuera de Israel donde McDonald’s abrió en 1998 un local de hamburguesas que respeta el sabbat (descanso semanal que veda cualquier actividad desde el atardecer del viernes hasta la aparición de tres estrellas la noche del sábado) y acata en la elaboración de su menú los preceptos de alimentación de la tradición judía. Eso quiere decir kosher o casher: apto.

Las normas kosher requieren, por ejemplo, que mamíferos y aves sean preparados de modo especial y que se separen la carne y los productos lácteos. El sabor es similar (algo que puede comprobar cualquiera al pedir un combo) con algunos cambios puntuales. La leche se reemplaza por una “no láctea” de origen vegetal, las hamburguesas no llevan queso y tampoco hay productos que sumen lomito o bacón (los judíos practicantes no consumen carne de cerdo). La observancia de estos preceptos es supervisada por un rabino o jefe espiritual de la comunidad.

{ "active": true, "align": "left", "code": "LOC4227", "elementType": "offerExtension", "id": 5, "latitude": -34.611781, "longitude": -58.417309, "name": "BUENOS AIRES", "service": "rumbo" }

En un alarde de reflejos, el emporio de comidas rápidas eligió como lanzamiento de este prototipo de integración global/local, el centro comercial Abasto (avenida Corrientes 3247, te 4959-3709), en el barrio de Balvanera, al que los porteños llaman familiarmente “Once”. Es una zona de comerciantes cuya raigambre judía retrató con humor Daniel Burman en su película El abrazo partido, ganadora del Oso de Plata del Festival de Berlín en 2004. Quienes estén dispuestos a zambullirse en una experiencia gastronómica distinta pueden saltar de las hamburguesas a otros bocados. En www.kosher.org.ar encontrarán una lista de almacenes, restaurantes, pizzerías y heladerías aptos para viajeros curiosos. ¡Y la lista sigue!

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS