Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMERCIO JUSTO TRIBUNA i

Comercio Justo para una economía y una sociedad justa

Fairtrade Ibérica cumple 15 años promoviendo otro consumo en España y Portugal

En España se venden cada año productos Fairtrade por valor de 130 millones de euros
En España se venden cada año productos Fairtrade por valor de 130 millones de euros

La exigencia de un comercio internacional justo se remonta a mitad de la década de los 60. El comercio internacional era importante entonces y lo sigue siendo para nuestro mundo actual. Sin ninguna duda, el comercio, y la otra cara de la moneda, el consumo, son hoy en día dos de los aspectos más relevantes que configuran el mercado y, por consiguiente, nuestra economía y nuestra sociedad.

En este sentido, podemos afirmar que para construir una mejor sociedad necesitamos, junto a otras cuestiones, generar un mercado en el que el comercio y el consumo se concreten y se lleven a cabo a través de una relación justa para todas las partes.

Con este objetivo, se puso en marcha en 1988 la primera organización centrada en certificar la comercialización de productos con criterios de justicia, Max Havelaar. Sería unos años después, en 1997, cuando se constituye Fairtrade International, el sello internacional de Comercio Justo con mayor presencia a nivel mundial. Finalmente, en 2005 se crea en España la oficina de Fairtrade Ibérica, que este año cumple 15 años de su puesta en marcha. Durante todo este tiempo, el propósito de Fairtrade Ibérica se ha mantenido invariable: facilitar que los consumidores españoles y portugueses tuvieran el poder de hacer de este planeta un lugar más justo y sostenible a través de sus decisiones de compra.

Es cierto que en este tiempo se ha avanzado mucho, aunque la realidad es que los retos que hoy en día enfrentamos son seguramente de una complejidad mayor a los que hemos ido superando en todo este tiempo.

Fairtrade lo conforman más de 1.7 millones de productores y trabajadores en más de 70 países

Sirva como muestra de los avances alcanzados por Fairtrade unos pocos datos sobre la presencia que el sello tiene a nivel mundial y en nuestro país. En la actualidad, Fairtrade está conformado por más de 1.7 millones de productores y trabajadores situados en más de 70 países; los productos certificados con el sello Fairtrade se comercializan en más de 150 países; en el mundo se venden más de 35.000 productos certificados con el sello de Comercio Justo, de los cuales más de 1.800 se venden en España. Las ventas a nivel mundial ascienden a más de 9.800 millones de € anuales, superando en España los 130 millones de € anuales en la actualidad. Por último, Fairtrade, a través de las diferentes asociaciones que representan al sello en cada territorio, está presente en 25 países.

Estos datos muestran que el Comercio Justo certificado con el sello Fairtrade ha dejado de ser una propuesta minoritaria y alternativa al sistema actual para empezar a ser un agente de cambio relevante. Fairtrade es hoy una propuesta que está presente en el mercado, accesible para millones de consumidores que deciden consumir de manera más justa y responsable, facilitando con su consumo el empoderamiento de los productores y trabajadores que viven en países en vías de desarrollo.

Comercio Justo para una economía y una sociedad justa

Hoy en día somos más conscientes que nunca de la necesidad de construir un modelo de desarrollo que apueste por la sostenibilidad como eje primordial. No en vano Fairtrade es en la actualidad el sello de Comercio Justo que apuesta por la sostenibilidad de las personas y el planeta. Sin embargo, es difícil pensar en un modelo sostenible que no sea capaz de generar unas relaciones equilibradas y justas entre los productores y los consumidores. Para ello, por supuesto, es necesario contar con fabricantes, distribuidores, etc., con quienes Fairtrade colabora de manera intensa, pues son ellos los que finalmente colocan el producto en el lineal.

En definitiva, generar un Comercio Justo es una de las palancas clave para construir un mercado y una economía justa, ambos fundamentales para construir una sociedad más justa. Todo esto significa hoy en día apostar por el sello de Comercio Justo de Fairtrade y por eso vale la pena incorporarlo a nuestro día a día, pues gracias a él estamos ayudando a generar un mundo más justo, equilibrado y sostenible.

Comercio Justo para una economía y una sociedad justa

Roberto Ballester es presidente de Fairtrade Ibérica

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información