Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ASÍ SE HACE UNA TAPA (I)

La receta: pincho de champiñones con gambas

La receta: pincho de champiñones con gambas

Las mil caras de una tapa que es única y típica a la vez

En el negocio de la restauración hay quien opta por ofrecer variedad y cambio, mientras otros prefieren tener una carta más contenida, centrada en preparaciones y alimentos que trabajan con soltura. Pero hay una tercera categoría, los que encuentran un plato —en este caso, una tapa— y lo perfeccionan tanto que deciden jugárselo todo a una sola mano (y les sale bien).

La de hoy es una versión de la que sirven como única opción en tres establecimientos diferentes: El Champi, en Zaragoza, y el bar Soriano y el bar Ángel, en la logroñesa calle del Laurel. El secreto está en utilizar champiñones de primera calidad recolectados diariamente, además de décadas de maestría trabajando la plancha, rematando el conjunto con unas salsas —parecidas, pero únicas— cuya fórmula custodian con celo. Esa vinagreta con un punto ácido y el toque alegre de ajo se recoge en el hueco de las setas, se mezcla con sus propios jugos y los de la gamba y posteriormente se derrama sobre el pan, ofreciendo un nivel de suculencia que daría a Pávlov para varios estudios.

Se puede dar a esta receta todas las vueltas que se quiera, cambiando la gamba por un filete de anchoa en salazón, un taco de queso curado o un par de aceitunas clavadas directamente sobre las setas, sin pasar por la plancha. También se puede sustituir el vinagre con zumo de limón o lima, el perejil con cilantro, añadir salsa de soja en lugar de sal o algún fruto seco picado a la vinagreta. El pan puede cambiarse por una patata baby entera o un trozo de patata o boniato cocido; incluso es posible prescindir de él si se busca una versión más ligera. Es la mejor parte de llevarse el bar a casa: cuando eres el cocinero, el camarero y el cliente, la comida está siempre al gusto. ¿Lo malo? No suele haber cerveza de tirador ni vermú de grifo. ¡Salud! —eps

Ingredientes

  • (ocho pinchos, como aperitivo para cuatro personas)
  • 16 champiñones grandes.
  • 8 rebanaditas de pan de barra.
  • 8 gambas peladas.
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen.
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco (o al gusto).
  • 1 diente de ajo pequeño (o al gusto).
  • Sal.
  • 2 tallos de perejil fresco.

Elaboración

Disolver dos pellizcos de sal en el vinagre. Mezclarlo con el ajo pelado y picado, las hojas de perejil picado y el aceite. Remover bien y reservar esta vinagreta.

Eliminar los posibles restos de tierra de los champiñones con un paño limpio y seco. Quitarles los pies y reservarlos para otras preparaciones.

Cocinar los champiñones en una sartén bien caliente a fuego vivo, primero con el agujero hacia abajo durante tres minutos o hasta que cojan color y huelan bien. Darles la vuelta y regar el interior con la mitad de la vinagreta.

Pasados dos minutos, añadir las gambas, dejarlas cocinar unos 30 segundos por cada lado. Montar los pinchos con dos champiñones (uno encima del otro) sobre cada rebanada y poner la gamba encima, todo cogido con un palillo. Regar con el resto de la vinagreta y servir inmediatamente.

Más información