Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nick Jonas: cómo actuar ante millones de espectadores con un resto de espinaca entre los dientes y salir airoso

El benjamín de los Jonas Brothers ha hablado por primera vez en televisión de una de las anécdotas más comentadas de los Grammy

dientes nick jonas
Los Jonas Brothers, con Nick en el medio, durante su actuación en la 62º gala de los Grammy el pasado enero. Getty Images

El pasado 27 de enero un trozo de comida se convirtió en el inesperado protagonista en redes de la gala de los Grammy número 62. Claro que el trozo de comida –lo que parecía un resto de espinacas– estaba en uno de los lugares más deseados del mundo del pop juvenil: dentro de la boca de Nick Jonas (Dallas, Texas, 1992).

Nick, explica, cogió su teléfono y el primer mensaje que le había llegado era de Adam Levine, líder de Maroon 5, y le decía: “Bonita actuación. Tenías mierda entre los dientes”

Fue durante la actuación de Nick con sus hermanos (los Jonas Brothers, que hace solo diez días revolucionaron Madrid con su actuación en el Wizink Center de la capital) mientras cantaban su éxito What a man gotta do y su nuevo sencillo Five more minutes.

El propio Nick se lo tomó con deportividad muy poco después en su cuenta de Twitter. “¡Al menos sabéis que como verde!”, escribió. Pero anoche, en una visita al programa nocturno de Jimmy Fallon, que la cadena NBC emite en Estados Unidos, se extendió más sobre el asunto.

“Nadie comprobó que no tuviese algo entre los dientes antes de salir a actuar”, comentó el cantante. “Pero lo más frustrante de todo esto es que esa espinaca llevaba en mis dientes desde el desayuno [la gala de los Grammy tuvo lugar por la noche]. Así que durante todo el día nadie se dignó a decirme: ‘Tío, tienes algo ahí”.

El 'tuit' en el que Nick Jonas se rió de su propio fallo. "¡Al menos sabéis que como verde!".

Por si eso fuera poco, el cantante oyó en una entrevista que sus dos hermanos siempre comprueban mutuamente sus dientes antes de salir a actuar. “Claramente me dejaron fuera”, comentó con humor. Añadió que fue su representante el que, una vez terminada la actuación, le advirtió: “Tenías algo entre los dientes”.

Nick, explica, cogió su teléfono y el primer mensaje que le había llegado era de Adam Levine, líder de Maroon 5, y le decía: “Bonita actuación. Tenías mierda entre los dientes”. La lección de todo esto, remata Jonas, es que “puedes estar actuando en los Grammy, estar nominado y, aún así, tener restos de espinaca en los dientes”.

Un extraño momento de comunión se produce entre una superestrella y sus admiradores cuando se evidencia que, pese a estar sobre un escenario ante millones de espectadores, están expuestos a contingencias tan humanas como esta. En el funeral de Etta James, Christina Aguilera actuó con un líquido oscuro que le caía de las piernas y que todo el mundo asoció con el período menstrual. Nada más lejos de la realidad: era espray autobronceador que no había sido convenientemente aplicado.

A Zac Efron se le cayó un condón en la alfombra roja del estreno de una película infantil. Jennifer Lawrence tropezó en las escaleras del teatro Kodak camino de recoger un Oscar. Rosa, en la primera edición de Operación Triunfo, lanzó un sentido “¡me he equivocao!” al olvidar la letra de la canción que estaba interpretando y dejó una frase clásica para la televisión.

Puede que las celebridades se avergüencen cuando algo así les ocurre en un escenario, pero como estrategia de relaciones públicas no puede ser mejor: nunca las sentimos más humanas y cercanas.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información