Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por qué no debes castigar a tu hijo sin deporte en época de exámenes

La actividad no solo tiene beneficios para el cuerpo, es muy buena para la mente

Un niño agotado hace los deberes en casa.
Un niño agotado hace los deberes en casa.

Muchos padres y madres deciden apartar a sus hijos de las extraescolares o del deporte mientras están inmersos en época de exámenes. Para Lara Jiménez Martín, psicóloga y especializada en deporte que trabaja con Club Baloncesto Torrelodones, “esto no es una decisión adecuada, ya que el deporte no tiene solo beneficios físicos, sino que también es una fuente de activación de distintas herramientas a largo plazo, que tienen una gran implicación en las estructuras neuronales de los cerebros de los chavales”.

Lara Jiménez.
Lara Jiménez.

Exactamente, según explica, “la práctica de actividad física hace que el cerebro tenga unas conexiones neuronales más fuertes, más rápidas y más útiles”. Esto tiene como consecuencia que al estudiar el chico tenga una mejor concentración; que aumente su capacidad de trabajo y mejore su autoestima. El deporte libera de estrés, “muchos estudios corroboran este dato”, continúa Jiménez. “Y quiero recalcar que no importa tanto qué tipo de deporte se haga mientras se haga tres días a la semana, este sea cardiovascular [tipo correr, baloncesto o fútbol, entre otros] y se prolongue en el tiempo. No puede ser solo cosa de un día. No tiene ningún sentido, prosigue, que el chaval haga pesas, sino lo esencial es que mueva el corazón”.

En cuanto a si es mejor el deporte individual o en equipo, “reitero que lo importante es moverse, claro está, que el ejercicio en grupo, además, mejora las relaciones sociales del chaval”.

Atención a castigar a los niños con que no hagan deporte. "Usarlo como reprimenda es una mala idea, porque es contraproducente, estamos eliminando algo que es realmente beneficioso: ¿por qué no les quitamos tiempo de móvil o televisión, en vez de eliminar algo que le libera y le ayuda a desarrollarse?, se pregunta la experta.

Papel de los padres en el deporte

Además de que los padres fomenten el ejercicio físico como una actividad divertida y saludable, según la experta, “el deporte es una oportunidad maravillosa para que los progenitores transmitan valores a sus hijos que va a dejar huella en el día a día de niño y que va a poder aplicar en otras áreas de su vida”.

Si los padres se implican además de transmitir es información, “el niño siente que sus progenitores están comprometidos con lo que hacen. A un niño le encanta que sus figuras de referencia estén ahí”. La experta alerta de que “preocuparse no es lo mismo que sobreproteger a los niños; muchos padres son muy entrometidos y evitan que el niño se desarrolle con normalidad. Tienen miedo a que se lesione, a que sufran cuando pierden, entre otros”.

En definitiva, hay cosas negativas que hacemos los progenitores como “padres que proyectan en sus hijos los éxitos que no han podido tener; padres que aprovechan los partidos para descargar su tensión o, como antes he explicado, padres que sobreprotegen a sus hijos y se dedican a gritarles y aprietan innecesariamente a sus niños. El papel único y exclusivo de los progenitores es estar ahí, para apoyarles y solucionar problemas, no crearlos”, termina esta mujer.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información