Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CREADO PARA SEAT

La nueva generación del automóvil que ha vendido dos millones de unidades

Icono de la carretera durante las últimas dos décadas, el Seat León evoluciona por dentro y por fuera, innovando en tecnología y seguridad.

La nueva generación del automóvil que ha vendido dos millones de unidades

Clásico es aquello que, por sus características excepcionales, se convierte en una referencia más allá de las modas. Desde su introducción en el mercado en 1999, el Seat León se ha ganado esa calificación, convirtiéndose en una presencia constante en nuestras carreteras. No en vano, ha vendido 2,2 millones de unidades a lo largo de su historia. Pero incluso los iconos se adaptan a los tiempos, cambiando las formas para preservar la esencia.

La cuarta generación del Seat León se apoya en la tecnología y en el diseño para lograr un automóvil preparado para las exigencias de un nuevo tiempo, tanto en el exterior como en el interior, con la innovación tecnológica y la seguridad como banderas. El diseño es lo primero que llama la atención, con una gran evolución con respecto a su predecesor. Líneas más suaves, un frontal más definido y proporciones armónicas se complementan con una nueva tecnología de iluminación que incluye luz ambiental envolvente, luz trasera que recorre todo el ancho de la carrocería, luces intermitentes dinámicas, faros Full LED y luces de bienvenida.

Gracias a los sistemas Full Link y Seat Connet, el León es el primer automóvil completamente conectado de la marca.
Gracias a los sistemas Full Link y Seat Connet, el León es el primer automóvil completamente conectado de la marca.

El interior también se adapta a una nueva época, con un mayor espacio en los asientos posteriores tanto en la versión de cinco puertas como en el familiar Sportstourer, y una mayor capacidad de maletero en este último. La tecnología a bordo es otra de sus mejoras, convirtiéndose en el primer automóvil completamente conectado de Seat gracias a los sistemas Full Link (que incluye Android Auto y AppleCarPlay inalámbrico) y funciones y servicios en línea. Todos ellos aseguran la conexión a Internet en todo momento, y ofrecerán aplicaciones en el futuro cercano que ampliarán y mejorarán la experiencia de conducción.

Por otro lado, su control Dinámico de Chasis (DCC) permite que la conducción y el manejo del vehículo se adapten a las necesidades del conductor, a la vez que interpreta las condiciones de la carretera para ofrecer una mejor respuesta en la dirección, el frenado y la suspensión.

Con diseño renovado, el Seat León presenta líneas más suaves y un frontal más definido, además de nuevas tecnologías de iluminación.
Con diseño renovado, el Seat León presenta líneas más suaves y un frontal más definido, además de nuevas tecnologías de iluminación.

Pero la tecnología no solo sirve para hacer que la experiencia de conducir sea más cómoda y placentera, sino que también incide en uno de los aspectos principales de la nueva generación de Seat León: la seguridad. Con la implantación de algunos de los sistemas más avanzados de asistencia a la conducción, como el control de crucero adaptativo predictivo, el asistente de emergencia 3.0, el asistente de viaje y el asistente lateral y de salida, la protección al conductor y los pasajeros es óptima en todo tipo de condiciones.

Gracias a estas tecnologías, se obtiene una visión más amplia del entorno durante la conducción y una capacidad de reacción más inmediata ante los obstáculos de la carretera o los movimientos bruscos de otros vehículos. Por todo ello, el nuevo Seat León es el vehículo más seguro creado por la marca hasta la actualidad. Un clásico que se adapta a la nueva época para seguir siendo un clásico.

Versatilidad y adaptación

La nueva generación del automóvil que ha vendido dos millones de unidades

El nuevo SEAT León también se adapta a los tiempos en su interior. Su eficiencia aumenta con una gran gama de motores muy avanzados: dispone de versiones de gasolina (TSI), Diesel (TDI), Gas Natural Comprimido (TGI), micro híbrido o ‘Mild Hybrid’ (eTSI), e híbrido enchufable PHEV (eHybrid). Otra novedad es la tecnología de cambio por cable, un sistema diseñado para que el selector de marchas se gestione de manera electrónica. Esto se traduce en la posibilidad de seleccionar las marchas sin un cambio físico, algo que aporta una mayor eficacia en la conducción.