Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Concienciados

Los españoles son conscientes del cambio climático y se esfuerzan en combatirlo

cambio climatico
Participantes en la marcha por el clima, este viernes en Madrid. EFE

La Cumbre Mundial del Clima que se celebra en Madrid llega a su ecuador sin que los representantes de los casi 200 países participantes hayan anunciado significativas actuaciones para combatir el calentamiento global y avanzar respecto a los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París. Será en la conferencia internacional de Glasgow del próximo año cuando se revisarán las iniciativas encaminadas a reducir los gases de efecto invernadero. En la agenda de la COP25 figura de manera prioritaria la fijación de los criterios que han de regir en el mercado de compraventa de emisiones. Esta ausencia de nuevos propósitos gubernamentales para frenar el calentamiento global contrasta con la multitudinaria manifestación que el viernes recorrió las calles de Madrid para denunciar el deterioro del planeta y reclamar a los mandatarios acciones más ambiciosas. También es un síntoma de la percepción de los españoles hacia el cambio climático.

Los ciudadanos están plenamente concienciados de que, independientemente de las causas que lo provoquen, se está produciendo una alteración del clima. Así lo interpreta un 93,6% de los ciudadanos, mientras que apenas un 6,4% se apunta a la corriente negacionista, según la encuesta realizada por 40dB para EL PAÍS. Son precisamente los votantes de Vox (18,7%) y PP (8,8%) los que más en duda ponen la existencia de una crisis climática. Para tres de cada cuatro españoles, la acción del hombre es el principal detonante de este fenómeno, mientras que casi el 12% estima que es fruto de los ciclos naturales del planeta. Más de la mitad de la población considera que es muy urgente tomar medidas para atajar el deterioro del planeta.

Unidas Podemos y PSOE son vistos como los partidos más sensibilizados respecto a los problemas que aquejan el medio ambiente y sus votantes apoyarían que se prohibiera el uso de coches de gasolina o diésel en 2040 en mucha mayor medida que el electorado de Vox y PP. Los votantes de Ciudadanos están, a su vez, muy divididos.

En el ámbito cotidiano, más de la mitad de los españoles creen que se esfuerzan por realizar acciones encaminadas a combatir el cambio climático. Una contribución que consiste en reciclar la basura, no desperdiciar alimentos, reducir el consumo de luz y de agua, usar el transporte público o reutilizar los objetos en lugar de comprarlos. Perciben, igualmente, las ventajas del coche eléctrico y la compra de productos locales y apuestan por evitar los viajes en avión en trayectos cortos. Incluso estarían dispuestos a pagar más impuestos para financiar la lucha contra el calentamiento global. La mitad de la población desembolsaría entre 1 y 50 euros al mes por el bien de la Tierra.

Al margen de las contribuciones domésticas de los ciudadanos, las medidas de calado deben ser diseñadas por los Estados y asumidas por instituciones, empresas, inversores y organizaciones sociales. Conseguir un efectivo recorte de emisiones requiere apostar por mecanismos sostenibles que conlleven el desarrollo de nuevos modelos productivos. Ante las evidencias científicas de que la humanidad se enfrenta a una emergencia sin precedentes son necesarias actuaciones también sin precedentes.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >