Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de ingenieros daneses mueve tierra adentro un faro de 720 toneladas

La estructura estaba amenazada por la erosión del suelo costero

Un toma aérea de la mudanza del faro Rubjerg Knude. En vídeo, la reubicación de la edificación. Foto: Hans Ravin (AFP)

El faro Rubjerg Knude, en el noreste de Dinamarca, ha sido puesto sobre ruedas y rieles para ser transportado a una nueva ubicación más alejada del litoral. En una operación que finalizó el pasado viernes, la edificación de 120 años y con un peso de más de 720 toneladas fue trasladada 70 metros tierra adentro. Originalmente, la estructura se encontraba a 200 metros del mar, pero la erosión del suelo costero reducía esa distancia en dos metros al año, amenazando con derrumbarla.

La mudanza, que fue transmitida en vivo por la televisión nacional danesa, tuvo un presupuesto aproximado de cinco millones de coronas (672.000 euros). Según una declaración de la ministra de Medio Ambiente, Lea Wermelin, la estructura es un “tesoro nacional” y la única otra opción que había era “desmantelarla por completo”.

Desde 1968, las autoridades locales optaron por dejar de utilizar el faro debido al levantamiento de las dunas de arena circundantes. Desde entonces funcionó como museo, aunque en 2002, al encontrarse parcialmente enterrado en la arena, el Rubjerg Knude fue cerrado. A pesar de su abandono, la edificación sigue siendo una importante atracción turística y es visitado anualmente por aproximadamente 250.000 personas.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información