Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hermanos Hernangómez, una familia de baloncestistas de éxito

Los recién campeones del mundo son hijos de dos leyendas del baloncesto, Margarita Geuer y Guillermo Hernangómez. Su hermana pequeña también ha heredado la pasión por este deporte y hace carrera en Estados Unidos

Willy y Juancho Hernangómez Geuer celebran el oro de España en el mundial de baloncesto, el domingo, en China.
Willy y Juancho Hernangómez Geuer celebran el oro de España en el mundial de baloncesto, el domingo, en China. REUTERS

A sus 25 y 23 años, respectivamente, Willy Geuer y Juancho Hernangómez se acaban de convertir en campeones del mundo y han sido clave para darle a España la 19ª medalla del baloncesto español entre Juegos, Europeos y Mundiales. Los hermanos se han cubierto de gloria en su debut mundialista con el que han reclamado, y de qué manera, su paso al frente de una poderosa selección en la que la estela de los históricos Pau Gasol, Juan Carlos Navarro o Felipe Reyes no termina de desaparecer. No resulta extraño si se tiene en cuenta de la familia que proceden.

Su madre, Margarita Geuer, conocida como Wonny, fue una de las mejores jugadoras del baloncesto español de los años noventa y una histórica de la selección femenina. Wonny Geuer, de origen alemán, nació en Sevilla y fue 158 veces internacional, olímpica en Barcelona 92 (consiguió el quinto puesto para España) y campeona de Europa en 1993. Un orgullo para el país y también para su hijo mayor, Willy, quien ha querido rendirle homenaje este año luciendo su apellido en su camiseta. “Fue una sorpresa muy grande cuando vi su imagen oficial con la camiseta. Hasta lloré. No esperaba que se lo pusiera”, contó la propia Wonny en la Cadena SER hace unos días. “Siempre les decía que ya que eran dos pues que cada uno tuviese un apellido profesional, porque también tienen madre”, bromeaba.

Ver esta publicación en Instagram

La Familia. ❤️🇪🇸🔋💪🏽

Una publicación compartida de Willy Hernangómez (@willyhernangomez) el

El padre, Guillermo Hernangómez, también hizo carrera como pívot a nivel profesional. Creció en la cantera del Real Madrid y compitió durante un año con el primer equipo. El mismo que decidió apartar de sus filas a su hijo mediano, Juancho, que con 14 años se llevó su primera decepción en el universo baloncestístico. En vez de tirar la toalla este “gran palo”, como él mismo reconoció en una entrevista con EL PAÍS en 2017, le sirvió para entrenar más duro y lograr debutar en la ACB primero de la mano del Estudiantes, y en la NBA después. Con casi 24 años, los cumple el próximo 28 de septiembre, juega como pívot en los Denver Nuggets desde 2016.

Con su equipo estadounidense se ha enfrentado en varias ocasiones a su hermano Willy, que con sus 2,11 metros de altura y su más de 100 kilos de peso juega en la misma posición, pívot, en los Charlotte Hornets, donde llegó el año pasado después de unos años jugando con los Knicks en Nueva York y, antes, con el CB Sevilla en España.

Ver esta publicación en Instagram

Felizmente feliz 😊🥉#temiroytegolpeo

Una publicación compartida de Andrea Hernangómez Geuer (@andreahernangomez) el

En Estados Unidos no están solos. Desde el año pasado su hermana pequeña, Andrea, de 19 años, sigue los pasos de sus hermanos y pretende convertirse en leyenda también en la NBA. La joven ha heredado de sus progenitores su pasión por el baloncesto y también su altura. Con 1,85 metros, la benjamina de la familia abandonó el Estudiantes, equipo en el que se ha formado desde las categorías inferiores, para jugar con el equipo de la Universidad de Fairfield, Connecticut, por el que fichó el pasado verano.

Como viene siendo costumbre en la mayoría de las grandes estrellas de este deporte, apenas se sabe nada de la vida personal de los hermanos. No se les conoce pareja y su actividad en las redes sociales suele ir relacionada con el baloncesto. Willy acumula más de 300.000 seguidores en Instagram, donde muestra también su pasión por los coches. Juancho apenas utiliza Instagram, suele ser más activo en Twitter —donde apenas acumula 37.000 seguidores— y son habituales las fotos y los vídeos de sus entrenamientos así como los anuncios del campus de baloncesto que el año pasado fundó junto su hermano en Las Rozas.

El baloncesto es el punto de unión y la pasión de toda la familia, y los hermanos Willy y Juancho no han sido los únicos que han jugado juntos —o enfrentados— en la cancha. En más de una ocasión toda la familia junta ha jugado alguna que otra pachanguita. “Hemos jugado mucho en familia, siempre. Hasta que se hicieron fuertes y competitivos. Hasta que Willy me metió un codazo y nos rebasaron físicamente y ya se convirtió en imposible”, contaba también Wonny Geuer en la misma entrevista en la SER sobre cómo este deporte ha creado en su familia este auténtico quinteto ganador.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >