Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Es verdad que pulsar el botón de repetición de alarma ayuda a sentirse mejor?

Retrasar unos minutos el momento de salir de la cama pulsando el botón de 'snooze' no nos va a proporcionar más sueño reparador

¿Dormir o dormitar? Seguramente conozca la respuesta, pero no sea la que más le guste. Es probable que la mayoría de nosotros utilicemos la función "repetición de alarma" del despertador en algún momento de nuestra vida. Solo un ratito más bajo las mantas, un momento para poner en orden nuestros pensamientos, ¿verdad?

Aunque estos remoloneos puedan parecer inofensivos, cabe la posibilidad de que no lo sean. En primer lugar, es importante saber por qué utilizamos el botón. En algunos casos se trata de una costumbre que empezó muy pronto, pero con frecuencia puede ser síntoma de un problema importante con el sueño. Se ha demostrado que dormir mal está relacionado con numerosos trastornos de la salud, entre ellos la hipertensión, los problemas de memoria y hasta el control de peso.

Soy especialista en dolor facial y he estudiado a fondo el sueño y cómo influye en las afecciones acompañadas de dolor. Haciendo pruebas hemos descubierto que muchos de nuestros pacientes aquejados de dolor crónico sufren también diversos trastornos del sueño.

¿Cómo es un sueño normal?

Si estamos cansados cuando suena la alarma, ¿sirve de algo utilizar el botón de repetición? Aunque no hay estudios científicos que aborden esta cuestión de manera específica, la respuesta probablemente sea no. Nuestro reloj biológico natural regula las funciones mediante los ritmos circadianos, como se denominan los cambios físicos, mentales y de comportamiento que siguen un ciclo diario.

La mayoría de los adultos necesitamos aproximadamente entre siete y media y ocho horas de buen sueño cada noche. Esto nos permite dedicar el tiempo adecuado a los estadios del sueño, conocidos como sin movimientos oculares rápidos (NO REM por sus siglas en inglés) y con movimientos oculares rápidos (REM por sus siglas en inglés).

Solemos pasar de manera cíclica de los tres estados NO REM al sueño REM entre cuatro y seis veces cada noche. Durante la primera parte de esta, predomina el sueño profundo NO REM, mientras que la última consiste sobre todo en sueño REM.

Dormir bien es importante

Mantener esta estructura bien definida es fundamental para un buen sueño reparador. Si el proceso se altera, normalmente por la mañana nos despertamos sintiéndonos aún cansados.

Mantener esta estructura bien definida es fundamental para un buen sueño reparador. Si el proceso se altera, por la mañana nos despertamos sintiéndonos cansados

En los ciclos del sueño pueden influir diversos factores. Por ejemplo, si una persona no respira bien mientras duerme (ronca o tiene apnea del sueño), eso afectará a las secuencias normales y hará que se despierte con sensación de no haber descansado. El uso de aparatos electrónicos o el consumo de tabaco o alcohol a última hora de la tarde pueden mermar la calidad del sueño. Incluso cenar poco antes de irse a la cama es una posible fuente de problemas.

El uso del botón de repetición de alarma suele empezar en la adolescencia, cuando los ritmos circadianos están algo alterados, a consecuencia de lo cual tenemos ganas de trasnochar y levantarnos tarde por la mañana. Retrasar nueve minutos el momento de salir de la cama pulsando el botón de repetición de alarma, sencillamente, no nos va a proporcionar más sueño reparador. De hecho, según algunas hipótesis, podría causar confusión en el cerebro para que empiece el proceso de secreción de más cantidad de sustancias químicas inductoras del sueño.

En resumidas cuentas, parece que vale más poner la alarma a una hora determinada y levantarse. Si el cansancio matutino es habitual, consulte con un especialista del sueño para averiguar la causa.

Steve Bender es profesor clínico auxiliar de Cirugía Oral y Maxilofacial de la Universidad de Texas A&M.

Cláusula de divulgación: Steve Bender no trabaja para ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, no las asesora, no posee acciones en ellas ni recibe financiación. Tampoco declara otras vinculaciones relevantes aparte del cargo académico mencionado.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Traducción de NewsClips.

The Conversation

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información