Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

Jarana y ciencia en una antigua fábrica para entender el futuro de la humanidad

Salvar el planeta desde una habitación, utilizar las matemáticas para combatir la pobreza, manejar drones para llevar vacunas... Una cita en Madrid aglutina este viernes los retos del desarrollo sostenible

Es muy difícil conseguir que los ciudadanos lleguen a sentirse involucrados en los acuerdos adoptados en la lejana Asamblea de Naciones Unidas. Nada que una fiesta no pueda arreglar. Este viernes una antigua fábrica de Madrid hará tangibles los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), una hoja de ruta para un futuro de calidad que los países de todo el mundo se han marcado como meta para alcanzar antes de 2030. Bajo el título #Imperdible_04, la Fundación Cotec dedica la tarde-noche del viernes 7, desde las 16.00 a celebrar los hitos que la humanidad tiene que alcanzar si no quiere autodestruirse en La Nave de Villaverde de Madrid (entrada gratuita).

La Agenda 2030 es claramente una desconocida para muchos ciudadanos y, lo que es más preocupante, también para muchas empresas e instituciones”, explica Jorge Barrero, director general de Cotec. Esta agenda compuesta por 17 puntos que van desde la educación inclusiva, hasta la igualdad de género, pasando por las ciudades sostenibles o el acceso a una salud de calidad, será la protagonista del encuentro. Los asistentes podrán participar en un escape room en el que afrontarán los retos que tiene ante sí el planeta, tendrán la oportunidad de manejar los drones que se están utilizando actualmente en varios países para transportar vacunas que salvan vidas (organizado por Unicef), y se trasladarán gracias a la realidad virtual al futuro de las energías sostenibles. “Queremos presentar al público los ODS a través de emociones, que es como mejor se recuerdan”, subraya Barrero.

Cómo saber si el mundo avanza en la dirección correcta

Los asistentes podrán participar en un 'escape room' en el que afrontarán los retos que tiene ante sí el planeta y tendrán la oportunidad de manejar los drones que se están utilizando para transportar vacunas

¿Nos espían nuestros teléfonos? Los 6.000 millones de móviles en el mundo proporcionan una red de sensores que genera información los 365 días del año y a todas horas, eso es innegable. En esta cita habrá se podrá entender qué se hace con esta información y en qué podría llegar a ayudarnos a combatir la pobreza. “Los datos podrían llegar a ser un buen símil de la energía solar: estamos sumergidos en ellos, pero no sabemos aprovecharlos. Nos iluminan y nos dan calor, pero a veces también nos queman. La clave es democratizar los datos, como se intenta hacer con la energía solar”, indica Barrero.

Constituyen un buen baremo, por ejemplo, para saber si el mundo avanza en la dirección correcta. Son muchos los expertos que han alzado su voz para reclamar un poco de esperanza, que han recordado todos los avances de la humanidad en estas décadas en las que ha aumentado el número de niños vacunados, la esperanza de vida y el acceso al sistema sanitario en el mundo, por ejemplo. El análisis de datos que la sociedad es capaz de llevar a cabo ahora mismo da una idea de hacia donde deben ir encaminadas las nuevas acciones.

La cita también será una oportunidad para acercarse a la ciencia ciudadana. Se presentarán proyectos en los que puede participar cualquier persona para lograr los objetivos de mejorar la calidad del agua, los olores y calidad del aire en el entorno urbano. Barrero recuerda que llamar a la colaboración de los propios usuarios no es nuevo, pero que se ha visto reforzado: “La participación ciudadana en la investigación científica ni siquiera es nueva. El trabajo de sabios como Darwin o Humboldt no habría tenido el mismo alcance sin la intensa correspondencia que mantenían con naturalistas aficionados”. Esto se hace especialmente relevante en las ciudades, que en 2050 albergarán el 70% de la población mundial. “No es aceptable esperar a que ninguna política cambie las cosas por sí sola y ser ajeno al cambio. Cada familia, cada comunidad, cada barrio, cada empresa… puede incorporar los principios de los ODS en su vida diaria”, apunta Barrero.

Esta celebración también es una ventana al futuro, por ejemplo, de la agricultura. Se instalará una muestra de un nuevo sistema de cultivo que mezcla la crianza de peces con la agricultura sin tierra. No hay más explicación posible que la de echar un vistazo al prototipo que se instalará en la nave. Además habrá espacio para la reflexión sobre si las máquinas van a expulsar a los trabajadores de sus empleos o hay posibilidad de una convivencia sana.

No hay fiesta sin música y en esta el cartel está encabezado por el rapero Arkano. Los niños también pueden ir entendiendo de qué va esto de la justicia global gracias a espectáculos de magia y talleres infantiles con objetos reciclados.

Barrero resume así el leitmotiv de esta fiesta: “Los ODS no van a alcanzarse por casualidad o por inercia, ni tampoco porque lo deseemos mucho o meditemos o recemos o esperemos a que los políticos se remanguen y se pongan de acuerdo para darle prioridad. Los ODS exigen que todos los conozcamos, nos los creamos y trabajemos por ellos”.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información