Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Aventura BLOGS Por ISIDORO MERINO

Tiempo de piornos, jaras y amapolas

Los campos españoles se cubren estos días de vistosas flores blancas, rojas y amarillas

Amapolas en un campo de Segovia.
Amapolas en un campo de Segovia. Getty Images

Símbolo de la fugacidad, en estos días las amapolas silvestres (Papaver rhoeas) salpican con su arrebatadora belleza los campos de la meseta norte, un océano verde y ondulante de cereal que contradice esa imagen de árida llanura, triste y melancólica con la que a menudo se asocian los paisajes castellanos. Un espectáculo tan bello como efímero: sus cuatro frágiles pétalos de rojo escarlata y forma acampanada se marchitarán en un abrir y cerrar de ojos en cuanto asome el verano, que dejará paso en julio al aroma púrpura del espliego y la lavanda (el 19 y 20 de julio, Brihuega celebrará su octavo Festival de la Lavanda) y en agosto al amarillo luminoso de los girasoles.

Piornos en flor al norte de la sierra de Gredos. ampliar foto
Piornos en flor al norte de la sierra de Gredos.

El aroma de las flores de piorno acompaña los paseos primaverales por la montaña en lugares como Guadarrama o la cara norte de la sierra de Gredos (Ávila), donde existe un piornal de 5.200 hectáreas compuesto por 12 especies diferentes, entre las que destaca el piorno serrano (Cytisus oromediterraneus), con intenso olor a vainilla, y se celebra el Festival del piorno en flor (17 de mayo al 24 de junio).

La floración de las jaras (Cistus ladanifer) se produce entre abril y junio. ampliar foto
La floración de las jaras (Cistus ladanifer) se produce entre abril y junio. Getty Images

La floración de las jaras (Cistus ladanifer) se produce entre abril y junio, punteando de flores blancas las laderas de Guadarrama y otras montañas españolas. Esta planta de hojas pegajosas y aroma balsámico da también nombre a una comarca natural –La Jara– al oeste de la provincia de Toledo. La vía verde de La Jara, una ruta senderista que aprovecha el itinerario de una antigua línea férrea, permite recorrerla a pie por un paisaje de bosque mediterráneo en las estribaciones de los montes de Toledo y la sierra cacereña de las Villuercas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información