Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quincuagenarios parados

Los parados quincuagenarios de larga duración saben que son discriminados por su edad. Cuando se manda el currículo a diferentes ofertas y solo te conceden la entrevista cuando has cometido un error en la década de tu nacimiento, sabes que no es tu falta de experiencia, de formación, o de interés, sino por el edadismo imperante del actual mundo laboral. La única salida, seguir insistiendo a sabiendas de que serás rechazado. Trabajar como falsos autónomos o en la economía sumergida son las opciones a corto y medio plazo. Asimismo, para poder percibir el subsidio se deben cumplir unos requisitos que no todos los parados mayores de 50 años pueden aportar. Aunque es un tema que parece estar a la orden del día, solo las familias afectadas lo tienen en mente. Los ahorros se agotan, y las fuerzas, también.

José Solano Martínez. Cartagena (Murcia)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >