Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Beyoncé revela que el embarazo de sus mellizos fue “extremadamente difícil” e “inesperado”

En su documental de Netflix, ‘Homecoming’, la cantante se sincera sobre los problemas de salud durante la gestación y cuenta que tuvo que someterse a una cesárea de urgencia

Beyoncé en un concierto de Coachella en 2018.
Beyoncé en un concierto de Coachella en 2018.

El embarazo de mellizos de Beyoncé fue algo “inesperado” para la artista y “extremadamente difícil”. Así lo revela la cantante, de 37 años, en su nuevo documental de Netflix, Homecoming, centrado en su actuación de Coachella 2018 que la plataforma ha estrenado este miércoles. “Mi cuerpo pasó por más de lo que sabía que podía”, admite Beyoncé en el documental.

La cantante habla sobre las dificultades que tuvo cuando estaba embarazada de sus mellizos, Sir y Rumi, que este junio cumplirán dos años, y revela que tuvo preeclampsia, una complicación en la gestación que causa presión arterial alta y puede llevar a complicaciones graves. “En el útero, el corazón de uno de los bebés se paró un par de veces, así que me hicieron una cesárea de urgencia”, desvela.

Beyoncé supo que estaba embarazada a finales de 2016, aunque no fue hasta febrero del año siguiente cuando la artista anunció en público a través de sus redes sociales que volvería a ser madre por partida doble con una serie de imágenes en las que emulaba a una diosa de la fertilidad y que dieron la vuelta al mundo. En ese momento ya estaba confirmada su asistencia para el festival de Coachella 2017, pero tuvo que posponerla al año siguiente. “Se suponía que debía hacer Coachella el año anterior, pero me quedé embarazada de forma inesperada. Y terminaron siendo gemelos, lo que fue aún más sorprendente”, cuenta ahora.

Cuando dio a luz en junio de 2017, Beyoncé pesaba más de 98 kilos, por lo que no le resultó nada fácil recuperarse, ni emocional ni físicamente. “Tuve que reconstruir mi cuerpo. Me llevó un tiempo sentirme lo suficientemente segura como para dar todo de mí. […] Gran parte de la coreografía de mis espectáculos son sentimientos, por lo que no es tan técnico, es tu propia personalidad lo que le da vida al show. Eso es difícil cuando no te sientes tú mismo”, explica. “Al principio, mi cuerpo no estaba conectado internamente. Mi mente no estaba allí. Mi mente quería estar con mis hijos”, continúa. Y añade: “Lo que la gente no ve es el sacrificio. [...] Hubo días que pensé que nunca más volvería a ser la misma. Ni físicamente, ni mis fuerzas ni mi resistencia serían las mismas”.

Homecoming está centrado en cómo la artista se preparó para su gran actuación en Coachella 2018 y, el mismo día de su estreno en la plataforma digital, Beyoncé ha publicado también un nuevo disco. Un álbum que, bajo el mismo título que el documental, incluye una canción nueva y los temas interpretados por la artista en el festival californiano.

El documental incluye vídeos e imágenes inéditas de las situaciones familiares más íntimas y cotidianas de la cantante, como un vídeo de su marido, el rapero Jay-Z, besando a sus gemelos recién nacidos y otro vídeo casero de la primogénita, Blue Ivy, de siete años, cantando. “Yo bailaba, me iba a la grabación del documental y amamantaba a los bebés los días que podía llevar a los niños”, cuenta. “Solo estoy tratando de encontrar el equilibrio de ser madre de una niña de siete años y unos mellizos que me necesitan y, a la vez, ser creativa. Antes podía ensayar 15 horas seguidas pero ahora tengo hijos, tengo marido y tengo que cuidar de mi cuerpo”.

Unas dificultades y un juego de malabares que la artista supo hacer a la perfección y así lo demostró con una celebrada actuación de Coachella en 2018, que la convirtió en la primera mujer negra en ser cabeza de cartel de este evento. “Siento que soy una mujer nueva en un nuevo capítulo de mi vida. Y ni siquiera intento ser quien era antes. Es muy hermoso que los niños te hagan eso”, sentencia Beyoncé.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >